Inicio ASP Los días de mayor contaminación del aire se producen más ingresos por...

Los días de mayor contaminación del aire se producen más ingresos por infartos y arritmias

El Congreso SEC21 arranca poniendo el foco en el impacto de la contaminación ambiental sobre enfermedades cardiovasculares

Contaminación-infartos

..Cristina Cebrián.
La contaminación del aire, agua y alimentos por compuestos tóxicos contribuyen al exceso de enfermedades cardiovasculares. De hecho, la evidencia científica ha constatado que, los días en los que hay un nivel más alto de contaminación del aire, se producen más ingresos hospitalarios por infartos y arritmias. Así lo explicó la Dra. Ana Navas-Acién, epidemióloga y profesora en Columbia University Mailman School of Public Health, de Nueva York, EE. UU. durante la rueda de prensa inaugural del Congreso SEC21 de la Salud Cardiovascular, que la Sociedad Española de Cardiología (SEC) celebra estos días en Zaragoza.

Para abordar el impacto medioambiental sobre la salud de la población y, en concreto, sobre la salud cardiovascular, los cardiólogos apuestan por incorporar a su práctica clínica una subdisciplina, la “cardiología ambiental”. Los especialistas aseguran que es fundamental para afrontar los retos del cambio climático y para la prevención y el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares. Además, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 31% de las enfermedades cardiovasculares se podría evitar si pudiéramos eliminar los contaminantes ambientales.

Dra. Navas-Acién: “El aire que respiramos y la contaminación que nos rodea son los grandes desconocidos. Son factores de riesgo cardiovascular que la mayoría de personas no conocen”  

El aire que respiramos y la contaminación que nos rodea son los grandes desconocidos. Son factores de riesgo cardiovascular que la mayoría de personas no conocen. De hecho, según la OMS, el 30% de las muertes producidas por enfermedades cardiovasculares tienen un componente medioambiental, debido a la contaminación del aire”, detalla la Dra. Navas-Acién. La epidemióloga también destaca que el número de ingresos hospitalarios por patologías cardiovasculares, como infartos y arritmias, “aumenta en los días que hay más contaminación del aire. Además, la dosis de aire contaminado que respiramos se asocia al desarrollo de ateroesclerosis a largo plazo”.

Impacto de la contaminación en niños
Por otra parte, la especialista recuerda que “el plomo es uno de los metales que la OMS considera de riesgo importante para las enfermedades cardiovasculares”. En esta línea, destaca un ensayo clínico realizado en EE.UU. que demuestra que eliminar los metales del cuerpo es beneficioso para pacientes que han tenido un infarto.

El número de ingresos hospitalarios por patologías cardiovasculares, como infartos y arritmias, aumenta en los días que hay más contaminación del aire

La contaminación ambiental no solo afecta a la salud cardiovascular de los adultos, en los niños también se produce un importante impacto. De hecho, la experta señala que se han desarrollado muchos estudios sobre esto. “En ellos puede verse que, a edades tempranas, el impacto de la contaminación ambiental se asocia con mayor presión arterial”, comenta la Dra. Navas-Acién. Asimismo, advierte de la importancia que tienen las exposiciones ambientales durante el embarazo. “Es un momento clave para el feto, de programación de la salud a largo plazo y se ha demostrado el impacto durante los agentes tóxicos durante la vida fetal”, añade la especialista. 

El papel del cardiólogo en la salud ambiental
A nivel clínico, los cardiólogos juegan un papel fundamental en la prevención de problemas cardiovasculares derivados de la contaminación medioambiental. En este sentido, la Dra. Navas-Acién, comenta que “los cardiólogos deben pensar en qué zona viven sus pacientes. Por ejemplo, si viven cerca de una autopista o de un lugar con mayor riesgo medioambiental”.

Covid-19-problemas-cardiacosDr. Pérez Villacastin: “El aire que respiramos debe ser sano, porque respirar aire contaminado es como comer mal”

Sobre esto, la coordinación con atención primaria también es especialmente importante y los médicos de AP tienen mucho que aportar. “Ellos son quienes conocen la zona de salud en la que reside el paciente. Por eso, además de la promoción de la salud, se pueden realizar estrategias para mejorar la salud cardiovascular”, añade la epidemióloga. En cuanto a la formación de los cardiólogos en esta área, la Dra. Navas-Acién señala que en España todavía no existen unidades de cardiología especializadas en salud ambiental. En cambio, “en EE. UU. si se están organizando algunos grupos para considerar la salud ambiental como un área estratégica de salud cardiovascular”.

Por su parte, el Dr. Julián Pérez Villacastín, presidente electo de la SEC, insiste en que “el aire que respiramos debe ser sano, porque respirar aire contaminado es como comer mal”. Asimismo, apunta que la prevención no solo debe hacerse para las enfermedades cardiovasculares, sino que “incluye una dieta adecuada, realizar ejercicio y evitar los tóxicos como alcohol y tabaco”. De estos y otros temas se hablará durante el CongresoSEC21, que cuenta en esta edición con unos 4.000 especialistas, 245 ponentes y casi mil comunicaciones.

Noticias complementarias