Inicio ASP Dr. Ramón Martínez: “Cualquier enfermedad es susceptible de utilizar sistemas de liberación...

Dr. Ramón Martínez: “Cualquier enfermedad es susceptible de utilizar sistemas de liberación controlada de fármacos”

Dr. Ramón Martínez Máñez, catedrático de Química de la Universidad Politécnica de Valencia y director científico del Ciber-BBN

liberación-controlada-fármacos

..Juan Pablo Ramírez.
La nanotecnología es hoy una realidad en la práctica clínica, pero existe un amplio margen de desarrollo. En una entrevista con iSanidad, el Dr. Ramón Martínez Máñez, catedrático de Química de la Universidad Politécnica de Valencia y director científico del Ciber-BBN, explica el avance de la medicina en campos tan diversos como el diagnóstico, la medicina regenerativa o el tratamiento de enfermedades gracias a los sistemas de liberación controlada de fármacos. Precisamente, la Fundación Instituto Roche ha presentado un nuevo Informe Anticipando: Nanomedicina, elaborado por su Observatorio de Tendencias en la Medicina del Futuro.

¿En qué fase de implantación se encuentra la nanotecnología en la práctica clínica?
La nanotecnología ya está implantada en la práctica clínica. Es decir, existen cerca de 100 fármacos que ya están nanoformulados. Algunos de los cuales se vienen utilizando ya desde hace bastante tiempo en clínica. Por ejemplo, los citotóxicos para combatir el cáncer se utilizan ya en forma de nanopartículas o contenido en nanopartículas. Otra de las aplicaciones recientes es las vacunas para el Covid-19, como las de Pfizer y la de Moderna, que están nanoformuladas.

Existen ya cerca de 100 fármacos que ya están nanoformulados

¿Cómo ha evolucionado en la última década?
Desde hace más de una década, existe un gran interés por la nanotecnología en general y la nanotecnología aplicada a la medicina. Es lo que denominamos nanomedicina, que abarca por, lo menos, las dos décadas anteriores. Muchas de las aplicaciones que vemos ahora no habrían sido posibles si no hubiera habido una investigación previa en el uso de nanopartículas como vehículo de liberación controlada. Sin duda, estamos viendo ahora los frutos de la investigación que se ha producido hace 10 o 20 años.

Hemos hablado de vacunas y de medicamentos, pero también hay otro tema que es el diagnóstico. ¿Cómo va a cambiarlo la nanomedicina?
La nanomedicina también está muy relacionada con el diagnóstico. De hecho, es otra de las grandes áreas dentro de la nanomedicina. El objetivo es desarrollar sistemas cada vez más pequeños, más precisos, más baratos también que puedan dar indicación de biomarcadores para monitorizar una determinada enfermedad. Las aplicaciones son clarísimas, desde sistemas mucho más precisos en hospitales hasta lo que se llaman sistemas Point of care, es decir, que pueden ser de uso prácticamente individualizado en zonas remotas donde no haya grandes instalaciones para la detección de múltiples biomarcadores. En este campo, es donde la nanotecnología aplicada al diagnóstico tiene mucho que decir.

Los sistemas de liberación controlada se pueden utilizar en medicina regenerativa, por ejemplo para liberar determinados fármacos que favorezcan el crecimiento de células

En cuanto a las técnicas de imagen para el Companion Diagnostic, ¿cómo va a cambiarlo?
Existe mucha investigación relacionada con esto. Es decir, otra de las grandes áreas de la nanomedicina es hacer nanopartículas para que tengan o den, en técnicas de imagen, un mayor contraste. En relación con el Companion Diagnostic, esto hace referencia a utilizar sistemas de monitorización, que pueden ser como los sistemas que comentaba antes de diagnóstico in vitro o también por imagen, precisamente para hacer una monitorización, por ejemplo, de la evolución de una enfermedad o enfermedades después de haber hecho un determinado tratamiento. Y, sin duda, será una de las aplicaciones futuras de la nanomedicina.

Aparte de este tipo de pacientes oncológicos ¿qué pacientes se van a ver más beneficiados por estos sistemas de liberación controlada de fármacos?
Cualquier enfermedad puede ser susceptible de utilizar estos sistemas para realizar la liberación en el órgano o tejido adecuado con la disminución de las dosis del fármaco y de los efectos secundarios. No solo el paciente oncológico puede beneficiarse, sino cualquier paciente.

¿Qué es la teranóstica y qué ventajas tiene?
La teranóstica es un concepto que va muy de la mano del uso de la nanotecnología. Teranóstica viene de acoplar dos palabras, terapia y diagnóstico. Se trata de hacer sistemas basados en nanopartículas que sean capaces de hacer las dos cosas a la vez: detectar donde hay un determinado cáncer, por ejemplo, con imagen, y al mismo tiempo liberar un fármaco que actúe en el sitio donde se han localizado las nanopartículas. Existen muchos trabajos, todavía a nivel científico, relacionados con el concepto de teranóstica.

La teranóstica trata de hacer sistemas basados en nanopartículas que sean capaces de hacer las dos cosas a la vez: diagnosticar y liberar un fármaco

La nanomedicina está generando importantes oportunidades en medicina regenerativa ¿qué aplicaciones existen en la actualidad en medicina regenerativa y cómo va a evolucionar esto en un futuro?
La nanotecnología en medicina regenerativa tiene que ver fundamentalmente con el uso de determinados soportes. Hay que entender que las células sienten a nivel nanométrico, de manera que entonces, la fabricación de determinadas superficies, que estén nanoformuladas o que tengan nanotecnología en ellas, pueden llevar asociadas interacciones con las células de un determinado tipo para conseguir un efecto determinado.

Además, hay muchos aspectos en los sistemas de liberación controlada que se pueden utilizar en medicina regenerativa, por ejemplo para liberar determinados fármacos que favorezcan el crecimiento de células o que vivan la formación de biofilms o el ataque de bacterias. Pero está muy relacionado con la utilización de, como decía, distintos soportes que van acompañados, lo que en general se conoce como medicina regenerativa.

¿Hasta qué punto la nanotecnología es clave para la implantación de esta medicina personalizada de precisión?
La medicina personalizada está más relacionada quizás con las (ciencias) ómicas. La nanomedicina puede actuar aquí desarrollando los sistemas el diagnóstico mencionados antes, que sean mucho más precisos para intentar hacer este perfil del paciente adecuado para un determinado fármaco. Y, en el futuro, a lo mejor podrían diseñarse también nanopartículas específicas para cada paciente. En función de las características del paciente, se podrían diseñar ad hoc para tratar el sitio correcto y que (las nanopartículas) se unieran, por ejemplo, de forma más precisa.

Cualquier enfermedad es susceptible de estos sistemas de liberación controlada en el órgano con la disminución de las dosis del fármaco y de los efectos secundarios

La prevención es otra de las principales preocupaciones del tema sanitario en todo el mundo ¿Qué va a aportar aquí la nanomedicina? Es verdad que hablábamos antes de las vacunas de ARN mensajero pero ¿qué otras aplicaciones hay?
Una clara son vacunas. Quizá, después de la etapa del Covid-19, estas vacunas de ARN mensajero pueden favorecer que surja otro tipo de vacunas también nanoformuladas con nanopartículas lipídicas o cualquier otra. En cualquier caso, la nanotecnología ha tenido mucho que ver con los sistemas de prevención, de limpieza o eliminación de patógenos de superficies, espacios, etc. Esto no es un aspecto directamente relacionado con nanomedicina, pero sí con nanotecnología. Existen muchos estudios, incluso productos que ya contienen nanopartículas que están en el mercado y tienen precisamente esta capacidad de eliminación de virus y bacterias de superficies y tejidos. Esta es otra de las grandes aplicaciones en medicina preventiva.

¿Qué retos plantea esta aplicación de la nanotecnología en la medicina?
Todavía existen bastantes desafío que solucionar como un reto científico aplicado de encontrar nuevas nanopartículas de liberación o nuevos sistemas de diagnóstico que realmente lleguen al mercado y puedan aplicarse en la práctica clínica. Y luego, las nanopartículas como tal tienen algunos problemas relacionados con la reproducibilidad de los métodos de síntesis y con aspectos regulatorios que hacen más complicada su llegada al mercado que fármacos tradicionales basados en moléculas pequeñas que son mucho más fáciles de caracterizar. Existen, además, retos tecnológicos, que están todavía por solucionarse, como los retos más regulatorios, que para que realmente haya un mayor número de sistemas sobre todo de liberación controlada que hay en el mercado.

Noticias complementarias: