Inicio ASP López-Belmonte: «España ha sido el primer país de Europa y el cuarto...

López-Belmonte: «España ha sido el primer país de Europa y el cuarto del mundo en ensayos de tratamientos para Covid-19»

El presidente de Farmaindustria ha asegurado que "la inversión en salud y en investigación de medicamentos es clave para el futuro de toda sociedad moderna"

España-ensayos-tratamientos-Covid-19

..Pablo Malo Segura.
La pandemia ha puesto a prueba la capacidad de la industria farmacéutica de producir y suministrar medicamentos y de mantener la investigación clínica. A pesar de ello, los medicamentos no faltaron en los momentos más críticos de la crisis sanitaria y el año 2020 se ha cerrado con un récord de ensayos clínicos en marcha. Asimismo, se ha logrado el hito histórico de disponer de vacunas contra el coronavirus en menos de un año. «España ha contribuido notablemente puesto que ha sido el primer país de Europa y el cuarto del mundo en ensayos de tratamientos contra el Covid-19». Así lo ha puesto de manifiesto Juan López-Belmonte, presidente de Farmaindustria, durante su intervención en la ‘XVII edición del Seminario Industria Farmacéutica y Medios de Comunicación’.

López-Belmonte ha señalado que la rápida reacción de nuestro país se debe a su posición de referencia internacional en investigación clínica. «La inversión en salud y en investigación de medicamentos es clave para el futuro de toda sociedad moderna», ha asegurado. En este sentido, ha destacado la condición estratégica de la industria farmacéutica desde una perspectiva sanitaria, económica y social.

Para el presidente de Farmaindustria, el sector tiene ahora una gran oportunidad en España. «Una oportunidad en el corto plazo, contribuyendo a la reactivación económica y social, y en el medio-largo, tomando más peso en un modelo productivo de futuro para nuestro país basado en la innovación y el conocimiento», ha explicado.

En España hay en marcha 3.500 ensayos clínicos en los que participan unos 145.000 pacientes

López-Belmonte ha indicado que para muchas compañías España es el segundo país del mundo en investigación clínica, solo por detrás de Estados Unidos. «Esta posición privilegiada en ensayos clínicos nos da una ventaja competitiva frente a otros países para crear un gran ecosistema de investigación biomédica en un momento clave, en el caminamos con paso firme hacia una medicina cada vez más precisa e individualizada. Por tanto, tenemos la oportunidad de convertirnos en un gran polo de atracción de inversión internacional en investigación de medicamentos y terapias avanzadas, potenciando la capacidad de nuestro Sistema Nacional de Salud y generando beneficios sanitarios, económicos y sociales», ha resaltado.

Además, ha señalado que la investigación clínica de medicamentos atrae para el sistema sanitario inversión de la industria y ahorro para los hospitales; contribuye a la cualificación de los profesionales sanitarios, y multiplica las opciones para los pacientes. En concreto, «la participación en un ensayo ofrece alternativas y puede ser la única salida para ciertos pacientes graves que no han respondido a los tratamientos disponibles«. Actualmente, en España hay en marcha 3.500 ensayos clínicos en los que participan unos 145.000 pacientes.

López-Belmonte: «Esta posición privilegiada en ensayos clínicos nos da una ventaja competitiva frente a otros países para crear un gran ecosistema de investigación biomédica»

Recuperar la producción de medicamentos estratégicos
Durante la pandemia se ha evidenciado que muchos medicamentos con décadas de vida siguen siendo importantes para combatir determinadas enfermedades o síntomas. Debido a las revisiones constantes de precios en Europa los principios activos y otras materias primas han dejado de fabricarse aquí. Por ello, se compran a suministradores asiáticos. «En Farmaindustria nos planteamos que se podría generar el marco adecuado para recuperar parte de esa producción de medicamentos esenciales o estratégicos. Con dos objetivos principales: dar más seguridad estratégica a nuestro sistema sanitario y nuestros pacientes y reforzar nuestro tejido productivo, con las derivadas de creación de empleo y exportación que llevaría aparejadas».

Desde Farmaindustria se han planteado propuestas al Gobierno tanto en investigación como en producción. En este último ámbito, a través del proyecto MedEst (Medicamentos Esenciales y Capacidades Industriales Estratégicas), en el que participan 40 compañías tractoras fabricantes de medicamentos y materias primas farmacéuticas y que supondría una inversión superior a los 1.700 millones de euros si la Administración accede a incorporarlo a uno de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) que está estudiando.

El presidente de Farmaindustria ha considerado que es necesario definir con la Administración un marco estratégico para poder desarrollar estas potencialidades. «El Plan Estratégico de la Industria Farmacéutica que el Gobierno ha anunciado para el primer semestre del año próximo, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, puede ser el instrumento adecuado», ha precisado.

López-Belmonte: «La incorporación de la innovación en el Sistema Nacional de Salud es una inversión y no un gasto»

En su opinión, este Plan debe recoger algunos aspectos como asumir que «la incorporación de la innovación en el Sistema Nacional de Salud es una inversión y no un gasto» o apostar por la digitalización, ya que «la transformación digital es fundamental para la investigación biomédica y la aplicación de la medicina de precisión». Finalmente, también ha insistido en que debe garantizar un entorno adecuado de cooperación entre industria y administración. Este entorno, en el ámbito regulatorio, debería asegurar la defensa de los derechos de propiedad industrial. Asimismo, tendría que reconocer el valor de la innovación (disruptiva e incremental) y posibilitar el acceso rápido de los pacientes a las nuevas terapias.

Solo el 52% de los medicamentos aprobados por la EMA están disponibles en España
España ha ido perdiendo terreno con respecto a los países de referencia en tiempo y disponibilidad de los nuevos medicamentos autorizados por la Agencia Europea. En España están disponibles el 52% de los medicamentos aprobados por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y, en pacientes oncológicos, el 56%. En cambio, en los países de nuestro entorno la cifra está cerca del 80%, según se ha detallado en el encuentro.

Además, desde el inicio de la pandemia se ha producido un deterioro importante. «Esto supone, por encima de todo, una pérdida de oportunidad para los pacientes españoles, pero también un desincentivo para las compañías«, ha lamentado López-Belmonte. Para Humberto Arnés, director general de Farmaindustria, el procedimiento de fijación de precios es mejorable. «Tenemos que colaborar con la administración para que se produzca más agilidad», ha manifestado.

Humberto Arnés: «Hay que revisar el proceso actual para introducir mayor agilidad y determinados criterios predecibles»

Arnés ha abogado por abrir un procedimiento rápido para que aquellos medicamentos que suponen un gran salto puedan tener un rápido acceso para los pacientes. «Hay que revisar el proceso actual para introducir mayor agilidad y determinados criterios predecibles que hagan que podamos conseguir que el nivel de acceso sea similar al de los países con los que nos tenemos que comparar», ha declarado. Finalmente, López Belmonte ha afirmado que «administraciones e industria tienen un reto para que los medicamentos lleguen a los pacientes cuando los necesitan».

Noticias complementarias