Inicio ASP Un fármaco para tratar la hepatitis C resulta prometedor contra la resistencia...

Un fármaco para tratar la hepatitis C resulta prometedor contra la resistencia de los antibióticos

resistencia-antimicrobiana

..Redacción.
Un fármaco utilizado para tratar la hepatitis C puede aumentar la sensibilidad bacteriana a los antibióticos y reducir la probabilidad de resistencia a los mismos. Esta es la conclusión principal de un estudio de la Universidad de Nueva York, publicado recientemente en la revista Cell Chemical Biology. El fármaco analizado es el telaprevir, que actúa bloqueando la función de las chaperonas en las bacterias.

El telaprevir es el primer compuesto aprobado clínicamente que ha demostrado inhibir la función de las chaperonas en las bacterias. Nuestra investigación marca un paso vital en el desarrollo de pequeñas moléculas inhibidoras de las chaperonas que pueden utilizarse en las bacterias para aumentar el poder de los antibióticos y frenar la evolución de la resistencia a los mismos”, explica Tania Lupoli, autora principal del estudio.

Los investigadores trataron de identificar pequeñas moléculas que pudieran desactivar la función de las chaperonas en las bacterias causantes de enfermedades

Las chaperonas existen en casi todas las células de todos los organismos, desde las bacterias unicelulares hasta los seres humanos. Debido a su papel fundamental en el plegado de otras proteínas, las chaperonas son el objetivo de las investigaciones en curso para el descubrimiento de fármacos. Sin embargo, los investigadores han tenido dificultades para encontrar pequeñas moléculas que puedan dirigirse o unirse específicamente a estas proteínas.

En este estudio, los investigadores trataron de identificar pequeñas moléculas que pudieran desactivar la función de las chaperonas en las bacterias causantes de enfermedades. Así, se centraron en el Mycobacterium tuberculosis, el microbio causante de la tuberculosis, examinaron unos 25.000 compuestos para identificar pequeñas moléculas que inhibieran las chaperonas en las micobacterias.

El uso de telaprevir para bloquear la función de las chaperonas redujo la resistencia de las microbacterias contra el fármaco de primera línea para la tuberculosis, la rifampicina

Llegaron a un fármaco antiviral llamado telaprevir, aprobado en Europa y EE.UU. para el tratamiento de la hepatitis C. Después de experimentar con micobacterias modelo en laboratorio, demostraron que el telaprevir se une a las chaperonas micobacterianas y bloquea su capacidad de plegar proteínas. Esto hizo que las micobacterias fueran más sensibles a los antibióticos, incluida la estreptomicina, un fármaco comúnmente recetado para la tuberculosis.

Inhibidores de chaperonas
Por otro lado, las chaperonas también pueden estabilizar las proteínas de la célula que causan la resistencia a los antibióticos. Por tanto, el uso de telaprevir para bloquear la función de las chaperonas redujo la resistencia de las microbacterias contra el fármaco de primera línea para la tuberculosis, la rifampicina.

En el futuro, prevemos que los inhibidores de chaperonas de moléculas pequeñas podrían utilizarse en combinación con los antibióticos para mejorar la potencia de éstos y reducir la resistencia”, avanza Lupoli.

Tania Lupoli: “En el futuro, prevemos que los inhibidores de chaperonas de moléculas pequeñas podrían utilizarse en combinación con los antibióticos para reducir la resistencia”

Aunque los investigadores están entusiasmados con la identificación del telaprevir como inhibidor de las chaperonas, siguen explorando cientos de análogos del telaprevir. El objetivo es determinar si otros se unen más estrechamente a las chaperonas, un factor clave para trasladar la investigación a estudios animales o clínicos. En el futuro también se explorará cómo dirigir los inhibidores de las chaperonas para que sólo desactiven ciertas chaperonas. Por ejemplo, bloqueando las chaperonas en las bacterias, pero no en las células humanas.

Nuestro trabajo contribuye a una pequeña pero creciente lista de pequeñas moléculas que bloquean la función de las chaperonas. Además, proporciona una vía prometedora para el estudio del papel que pueden desempeñar el telaprevir y sus análogos cuando se administran con antibióticos”, concluye Lupoli.

Noticias complementarias