Inicio ASP «La dermatología consigue un 98% de acierto en el diagnóstico en lesiones...

«La dermatología consigue un 98% de acierto en el diagnóstico en lesiones melanocíticas con el uso de inteligencia artificial»

Dermatólogos especialistas aseguran que la aplicación de tecnología puntera permitirá no solo un diagnóstico más acotado e intervenciones quirúrgicas precisas sino, además, saber qué hacer y cómo mejorar en la práctica clínica

inteligencia-artificial-lesiones-melanocíticas

..Redacción.
La inteligencia artificial (IA) se ha convertido en los últimos diez años, debido a destacados avances, en una gran aliada de la especialidad de la dermatología, y de la medicina en general, con la aportación de novedosas técnicas que facilitan el diagnóstico y tratamiento de los pacientes. En concreto, en el análisis de imágenes dermatoscópicas en lesiones melanocíticas «se ha conseguido llegar hasta un 98% de probabilidad de acierto en los diagnósticos» a través de inteligencia artificial. Así lo ha señalado el Dr. Julián Conejo-Mir, catedrático de Dermatología de la Universidad de Sevilla y jefe de Servicio y director de la Unidad de Gestión Clínica de Dermatología del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, durante el 48º Congreso de la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

Dr. Conejo-Mir: En lesiones melanocíticas «se ha conseguido llegar hasta un 98% de probabilidad de acierto en los diagnósticos» a través de inteligencia artificial

Durante el congreso especialistas en IA aplicada a la dermatología han abordado las últimas novedades y las prestaciones que este tipo de herramientas ofrecen en el día a día de la práctica clínica. Su uso abarca desde «procesos complejos para diagnósticos, tratamientos médicos a intervenciones robotizadas», ha explicado el Dr. Conejo-Mir. Además, ha indicado que la IA empezó muy pronto a estar presente en la dermatología, ya que «el análisis por imágenes es uno de los puntos fuertes de esta tecnología».

Para los médicos de esta especialidad, la IA «ha llegado para quedarse». En este sentido, han asegurado que será «imprescindible» en los múltiples procesos de diagnóstico clínico de la imagen, para establecer diagnósticos diferenciales adecuados, en la elección de tratamientos específicos y personalizados e, incluso, para determinar las opciones más convenientes en reconstrucciones quirúrgicas.

Ante la irrupción de este tipo de tecnologías versátiles y aplicadas al ámbito sanitario, el Dr. Conejo-Mir ha subrayado que «es relevante conocer hacia dónde queremos ir con la inteligencia artificial, adelantarnos, programar y protocolizar su uso». En definitiva, ha abogado por ser estratégicos para saber qué funciones interesan explorar «dado que ahí estará el quid y supervivencia de muchas especialidades médicas».

La IA se ha convertido en una gran aliada de la dermatología, pero los expertos advierten que será necesario adelantarse y protocolizar su uso 

Presente y futuro de la IA
La aplicación de wearables ha sido también protagonista en el amplio programa científico de la 48 edición del Congreso de la AEDV. «La piel, siendo el órgano más fácil de examinar del cuerpo humano, será en el corto plazo una ventana a través de la cual, aplicando un dispositivo, contemplemos de forma muy amplia qué pasa en nuestro organismo». Así se ha referido el Dr. Conejo-Mir a opciones como la aplicación de adhesivos o microchips que «indicarán constantes vitales o detectarán de forma precoz patologías o cánceres incipientes».

Según el especialista, la IA será «fundamental en el análisis de la gestión de todas las unidades médicas». En concreto, mostrará qué se debe hacer y cómo mejorar. La llegada de la pandemia y debido a la importante demanda de las especialidades, los hospitales han reforzado prácticas como la teledermatología.

El futuro próximo de la IA permitirá el uso de adhesivos y microchips que ofrecerán información sobre las constantes vitales o detectar de forma precoz patologías y cáncer incipientes

Por ejemplo, el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla ha desarrollado un robot ayudante de consulta que funciona con algoritmos. En un futuro próximo, «cuando un paciente acuda a su cita lo recibirá primero esta máquina y registrará su historia clínica mediante un chatbot por IA. Posteriormente, analizará los datos y, en unos segundos, ofrecerá información para establecer el diagnóstico y determinar el tratamiento más adecuado».

Noticias complementarias