Inicio ASP Un algoritmo en desfibriladores predice descompensaciones de insuficiencia cardiaca y actua a...

Un algoritmo en desfibriladores predice descompensaciones de insuficiencia cardiaca y actua a distancia

Algoritmo-desfibriladores

..Redacción.
El algoritmo HeartLogic, incorporado a desfibriladores automáticos implantables (DAI), permite predecir descompensaciones de insuficiencia cardiaca (IC) de forma segura y actuar a distancia. Así lo ha demostrado un grupo de investigadores del Ciber de Enfermedades Cardiovasculares (Cibercv), del Servicio de Cardiología del Hospital 12 de Octubre de Madrid y del Instituto de Investigación Sanitaria Hospital 12 de Octubre (imas12); liderado por Juan Francisco Delgado.

Este algoritmo contempla múltiples parámetros clínicos y logra generar alertas asociadas que permiten predecir descompensaciones de IC. Para probar la fiabilidad de las alertas generadas en función de este algoritmo, los investigadores evaluaron durante una media de diez meses a un total de 288 pacientes de 15 centros para comprobar la asociación entre alertas y eventos clínicos.

El algoritmo HeartLogic se asoció con descompensaciones de IC y otros eventos relevantes, con baja tasa de alertas inexplicables

Así, los resultados, publicados en la Revista Española de Cardiología, permitieron confirmar que el índice HeartLogic se asoció con descompensaciones de IC y otros eventos relevantes, con baja tasa de alertas inexplicables. “Un protocolo estandarizado permitió detectar y actuar a distancia con seguridad sobre las alertas”, explican los autores.

Alertas gestionadas a distancia
En concreto, en fase 1, tras diez meses de observación, hubo 73 alertas (0,72 alertas/paciente-año), con ocho hospitalizaciones y dos visitas a urgencias por IC (0,10 eventos/año-paciente). Sin embargo, no se produjeron hospitalizaciones fuera del periodo de alerta.

La mayoría de las alertas a través de los desfibriladores (el 82% en fase 2 y el 81% en fase 3) pudieron gestionarse a distancia

Por otro lado, las fases activas tuvieron una media de seguimiento de 16 meses, con 277 alertas (0,89 alertas/año-paciente); 33 se asociaron con hospitalizaciones o muerte por IC, 46 con descompensaciones menores y 78 con otros eventos. La mayoría de las alertas (el 82% en fase 2 y el 81% en fase 3) pudieron gestionadarse a distancia. En cuanto a la tasa de alertas inexplicables, fue de solo 0,39/año-paciente. Fuera de estos períodos de estado de alerta únicamente hubo una hospitalización y una descompensación menor.

Noticias complementarias