Inicio ASP María Neira (OMS): «Todavía nos quedan dos semanas de alerta por la...

María Neira (OMS): «Todavía nos quedan dos semanas de alerta por la variante Ómicron»

La directora del Departamento de Salud Pública y del Ambiente en la OMS advierte del aumento de contagios de Covid-19 en una entrevista en RNE recogida por Europa Press

Ómicron-OMS
Cézaro De Luca - Europa Press - Archivo

..Redacción.
La directora del Departamento de Salud Pública y del Ambiente en la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, advierte de que aún quedan “dos o unas semanas de alerta” por el aumento de contagios de Covid-19 provocados por la variante Ómicron. En una entrevista con RENE, recogida por Europa Press, la portavoz de la OMS explica que “hay que seguir con esa alerta, sobre todo para no cargar excesivamente los centros de atención primaria, que están haciendo un esfuerzo por encima de sus necesidades”.

Una vez que pasen esas dos semanas, Neira insiste en que “hay que ver cómo seguimos no solo respondiendo, sino también preparándonos para reducir al máximo el riesgo en semanas posteriores”. Aún así, la experta se muestra optimista al pronosticar que 2022 será el año en que acabe “esta fase tan aguda y devastadora del virus”. Además, ve necesario “usar los diagnósticos, los tratamientos, la prevención, la vacunación y la inteligencia desarrollada hasta el momento para que este sea el año definitivamente donde el Covid-19 no represente un peligro tan importante”.

María Neira (OMS): “La rapidez en la transmisión está ya muy confirmada en Ómicron. En cambio, la menor virulencia no está 100 por ciento comprobada, pero esperamos que se confirme lo antes posible”

En este sentido, reconoce que la OMS está estudiando la posible menor severidad de Ómicron, pero no está sorprendida por la velocidad de propagación de esta variante. “Atendemos a dos variables importantes: la velocidad de transmisión y la virulencia. La rapidez en la transmisión está ya muy confirmada en Ómicron. En cambio, la menor virulencia no está 100 por ciento comprobada, pero esperamos que se confirme lo antes posible”, señala Neira.

Reducción de cuarentenas y vuelta a las aulas
La experta de la OMS también reconoce que sería difícil a estas alturas pensar en una erradicación del virus”. A su juicio, seguirá circulando, aunque con efectos diferentes, debido a vacunaciones y cambios en la transmisión. “Probablemente se quedará y tendremos que estar preparados”, añade.

Neira reconoce que, “con una transmisión tan rápida, con un descenso en las hospitalizaciones de casos severos, la reducción de cuarentenas podría ser una medida a estudiar”

En cuanto a la reducción de cuarentenas, Neira cree que “son medidas que uno puede ir adaptando en función de la situación. Se trata de usar la información que recogemos cada día, observar la evolución del virus de manera inteligente y racional, y ver qué funciona y que no”, explica.

De hecho, Neira reconoce que, “con una transmisión tan rápida, con un descenso en las hospitalizaciones de casos severos, podría ser una medida a estudiar”. Además, detalla que no se trata de una reducción de la cuarentena “de forma muy importante”. Pero sí en el número de días “debido a esa información que vamos teniendo. Por ejemplo, podría ser una medida para los contactos que han dado negativo”, añade.

Sobre la coinfección de Covid-19 y gripe, detectada por primera vez en Israel, señala que “la comunidad científica todavía tiene que recoger más información”

Sobre la vuelta a los colegios después de las fiestas navideñas, Neira comenta que la OMS ha defendido desde el principio que, siempre que sea posible, las escuelas tienen que seguir abiertas. “Sabemos que el impacto positivo de tenerlas abiertas es siempre mejor que los efectos colaterales que pudiera tener”, destaca. Asimismo, explica que “hay algunas tácticas, como posponer algunos días, o identificar un modelo híbrido, que, dependiendo de cada país y de cada situación, habrá que evaluar y decidir”.

Por último, sobre la coinfección de Covid-19 y gripe, detectada por primera vez en Israel, señala que “la comunidad científica todavía tiene que recoger más información. Hay grupos de trabajo avanzando en analizar lo antes de posible estos datos, digerirlos y darlos a la opinión pública, pero es necesaria la espera”.

Noticias complementarias