Inicio ASP Àlex Boada (CEEM): “Nos sorprende que no haya una alternativa para los...

Àlex Boada (CEEM): “Nos sorprende que no haya una alternativa para los candidatos al MIR que puedan estar contagiados”

Alex Boada, vicepresidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM)

candidatos-MIR

..Juan Pablo Ramírez.
El próximo sábado, más de 13.000 licenciados de medicina se enfrentarán al examen MIR con el fin de iniciar su carrera profesional. Este plan puede verse truncado por el Covid-19. Los estudiantes de medicina y otras carreras de ciencias de la salud lamentan que no existan alternativas para aquellos que puedan contagiarse o tengan síntomas de esta enfermedad. “Al estrés del examen se le tiene que sumar la incertidumbre de no saber si puede estar contagiado, puede ser una carga brutal”, señala Àlex Boada, vicepresidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM). Boada lamenta que no haya una alternativa para aquellos candidatos que no puedan presentarse al examen MIR a causa del virus.

La normativa Covid para el examen MIR establece que acudir al examen con síntomas o contagiado puede considerarse un delito de lesiones u homicidio y una multa de hasta 600.000 euros, ¿es excesiva esta normativa?
Pese a que estamos viviendo una pandemia, se tiene que garantizar que el examen se pueda hacer en unas condiciones. No puede ser que tengamos médicos que acaban de salir de la carrera y no se les dé esta opción para un examen que determina el acceso a la formación sanitaria especializada y a la mayoría de los puestos de trabajo en España. Tienen que existir unas medidas de seguridad para este examen pero también una alternativa.

Tienen que existir unas medidas de seguridad para este examen pero también una alternativa

Debemos evaluar el riesgo de que una persona contagiada de Covid acuda al examen, sea asintomática o no. Queremos pensar que si algún contagiado va al examen será asintomático. No creemos que nadie actúe de mala fe. Partiendo de estas bases, las autoridades deben decidir cómo se establecen estos mecanismos para regular o penalizar al que no cumpla estos requisitos.

Como CEEM, no puedo decir si procede o no esta normativa. A nivel personal, pienso que cargar de un delito de lesiones u homicidio o multas de 600.000 euros, creo que resulta excesivo. Puede ser un problema de salud pública pero no suficiente como para culpar a alguien de homicidio.

¿Hasta qué punto puede afectar a una persona presintomática o asintomática y que al día siguiente es positivo?
Estamos hablando de estudiantes que llevan un año preparando este examen que es importantísimo porque va a determinar su futuro y que pueda ejercer en España. A este estrés se le tiene que sumar la incertidumbre de no saber si puede estar contagiado, puede ser una carga brutal. Somos conscientes de que el contagio implica no examinarse del MIR porque no existe una alternativa. Supone un desgaste a nivel emocional y de salud mental enorme.

A nivel personal, pienso que cargar de un delito de lesiones u homicidio o multas de 600.000 euros, creo que resulta excesivo

Si sumamos todo esto, nos encontramos con un opositor con un miedo tremendo a la situación generada por la pandemia, al que no se le han ofrecido alternativas y que no sabe cómo van a funcionar los protocolos. No se encuentra detallado cómo se va a proceder en el momento del examen más allá de estas penalizaciones. Este estrés va a repercutir negativamente en el desarrollo normal de las pruebas.

Hablan de síntomas de Covid, pero estamos en periodo estacional de virus respiratorios donde las patologías presentan síntomas similares. Estamos en un contexto de difícil acceso a las PCR además, ¿cómo se puede gestionar?
Los médicos siempre tratamos de hacer un diagnóstico diferencial. Aunque tengamos sospechas de una enfermedad, siempre hay otras patologías con síntomas parecidos. Comprendemos que en salud pública cuando hay síntomas compatibles con Covid, suenen todas las alarmas. Si prima que tiene que haber una eficacia del SNS y detectar estos para aislarlos, lo entendemos, pero tiene que existir alguna opción plausible que nos permita distinguir entre estos síntomas para saber si es Covid y que sea sostenible económicamente. Si el aspirante tiene que costearse un test de antígenos o una PCR resulta complicado.

Este problema ya se planteó el año pasado y sigue sin haber alternativas, ¿ha faltado voluntad política?
Sorprende bastante que no haya una alternativa. Nos reunimos con la Dirección y con la General de Ordenación Profesional y con la Subdirección General de Formación y Ordenación Profesional a finales de diciembre. Les trasladamos entonces los problemas a la hora de elegir plaza de formación sanitaria especializada. Ya hubo muchos problemas el año pasado con el sistema telemático.

Si el aspirante tiene que costearse un test de antígenos o una PCR resulta complicado

En la reunión, hubo voluntad de ayudar y mejorar la situación. Nos confirmaron que han apostado por continuar con la vía telemática pero su voluntad es que el sistema funcione de la forma más ágil posible y suponga la menor cantidad de problemas para los opositores. En este sentido y al igual que con el examen, no creo que haya una falta de voluntad política, sino una dificultad logística. Cuesta creer que tras un año no haya habido una alternativa pero es algo que la administración debería priorizar y resolver para el año que viene. Para esta no creo que ya sea posible.

¿Qué recomendaciones hacen estos días a los candidatos
Suscribimos las medidas que adoptan las autoridades sanitarias. Deben seguir con la rutina que han llevado estos meses. Estamos hablando de estudiantes que desde sexto de carrera vienen estudiando y preparando simulacros, un día a día que genera cansancio con mucha horas y mucha presión. Puede resultar fácil establecer las horas de estudio, lo más complicado es cuadrar los descansos.

Este año se presentan 1.400 aspirantes menos, ¿es consecuencia del Covid? ¿Qué lectura hacen desde CEEM?
Para realizar cualquier valoración debemos tener en cuenta el contexto en el que vivimos. Es innegable que hay un componente importante que es el Covid-19. Tenemos datos que demuestran que la pandemia ha motivado a estudiantes de bachiller a hacer medicina. Pero también estamos viendo la contraparte de gente que no se presenta al examen MIR por la pandemia pero esto es solo uno de los motivos que ha influido en este descenso.

Cuesta creer que tras un año no haya habido una alternativa pero es algo que la administración debería priorizar y resolver para el año que viene

Creemos que hay mucha desmotivación y los estudiantes se encuentran muy quemados. Una de las causas ha sido la adaptación a la formación online. Estamos viendo a medio y largo plazo también que los profesionales sanitarios trabajan en unas condiciones que no son las idóneas. Por esta razón, siempre ha habido un éxodo de médicos. Estamos viendo contratos Covid que comprendían solo unos meses y no se les daba continuidad.

Noticias complementarias: