Inicio ASP Solo un 50% de los pacientes españoles con cáncer de hígado se...

Solo un 50% de los pacientes españoles con cáncer de hígado se detectan al inicio de la enfermedad

Cáncer-de-hígado

..Redacción.
En España, solo se diagnostica en estadios iniciales a un 50% de pacientes con cáncer de hígado, gracias a los programas de cribado. Esta cifra preocupa ya que se estima que entre el 60% y el 90% de los hepatocarcinomas están asociados a cirrosis, cuya causa de origen no vírico principal es el abuso en el consumo de alcohol. Desde la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH) recalcan la importancia de diagnosticar el tumor en los estadios más iniciales de la enfermedad, ante la importancia de un diagnóstico y un abordaje terapéutico precoz.

El hepatocarcinoma presenta un pronóstico muy diferente según el estadio en el que se diagnostica. Los estadios iniciales tienen una supervivencia esperada superior a los cinco años, dado que los tratamientos que se pueden administrar en esta etapa tienen intención curativa”, explica la Dra. Beatriz Mínguez, médico adjunto del Servicio de Hepatología del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona; y profesora asociada de la Universidad Autónoma de Barcelona e investigadora del CIBERehd.

Dra. Mínguez: “La mayoría de casos se diagnostican en pacientes con una enfermedad hepática de base como cirrosis. Es fundamental identificar estas enfermedades silentes en poblaciones de riesgo”

El perfil de paciente más habitual es el de una persona con cirrosis diagnosticada o sin diagnosticar, que pueden causarla hepatitis virales (virus de la hepatitis C o B); o bien el abuso crónico de alcohol o el síndrome metabólico. Por ello, los pacientes con cirrosis hepática deben realizarse una ecografía abdominal cada seis meses para detectar la enfermedad en una etapa precoz. “La mayoría de casos se diagnostican en pacientes con una enfermedad hepática de base como cirrosis o fibrosis. Por tanto, es fundamental identificar estas enfermedades silentes en poblaciones de riesgo, como aquellos que tienen un consumo crónico de alcohol”, señala la Dra. Mínguez.

Por otro lado, el colangiocarcinoma presenta causas más inespecíficas y multifactoriales. “En la mayoría de pacientes el tumor no surge sobre una enfermedad de base como la cirrosis, aunque sí es frecuente el síndrome metabólico”, detalla el Dr. Bruno Sangro, director de la Unidad de Hepatología de la Clínica Universidad de Navarra, catedrático de Medicina e investigador del CIBERehd.

Dr. Sangro: “Este tumor se suele diagnosticar en pacientes ya sintomáticos o a través de ecografías realizadas por otros motivos. Con lo cual, se detecta en estadios más tardíos, lo que contribuye a su peor pronóstico”

Otras causas son la inflamación crónica de la vía biliar por algunos parásitos, malformaciones congénitas de la vía biliar o enfermedades autoinmunes como la colangitis esclerosante primaria. “Este tumor se suele diagnosticar en pacientes ya sintomáticos o a través de ecografías realizadas por otros motivos. Con lo cual, se detecta en estadios más tardíos, lo que contribuye a su peor pronóstico”, añade el hepatólogo.

Barreras en tratamientos y liderazgo en investigación
En cuanto a los tratamientos sistémicos, en la última década se han producido importantes avances terapéuticos. Aún así, los expertos denuncian que los pacientes españoles no acceden a ellos en igualdad de condiciones respecto al resto de ciudadanos europeos. “En los últimos 14 años hemos pasado de tener un solo fármaco eficaz a disponer de siete distintos. Esto ha cambiado totalmente las expectativas de vida de los pacientes con estadios avanzados. Pero, por desgracia, en España solo hay dos medicamentos disponibles en el Sistema Nacional de Salud, que además son equivalentes. Acumulamos un retraso importante respecto a otros países”, apunta el Dr. Sangro.

Dr. Sangro: “En España solo hay dos medicamentos disponibles en el Sistema Nacional de Salud, que además son equivalentes”

En la misma línea, la Dra. Mínguez comenta que “la evidencia plasmada en todas las guías de práctica clínica no se traduce en una financiación de estos fármacos. Algo que hace que su aplicabilidad en vida real sea diferente a otros países de nuestro entorno. Incluso, evidencia diferencias interterritoriales”.

Sin embargo, en cuanto a la investigación en este ámbito, España se sitúa como líder.  “El papel de los investigadores españoles en cáncer hígado es indiscutible. Tanto a nivel de investigación clínica como básica y traslacional”, recuerda la hepatóloga. Además, “los hepatólogos españoles han liderado la mayor parte de los ensayos clínicos que han permitido introducir nuevos fármacos para tratar el hepatocarcinoma”, concluye el Dr. Sangro.

Noticias complementarias