Inicio Actualidad Un enfoque multidisciplinar del VIH permite enfocarse en la salud física, mental...

Un enfoque multidisciplinar del VIH permite enfocarse en la salud física, mental y social de los pacientes

..Redacción.
La infección por VIH sigue siendo uno de los retos epidemiológicos más importantes de este siglo. La eficacia del tratamiento antirretroviral está en la carga viral y la recuperación del estado inmunológico. Ahora mismo la mayoría de las pautas de tratamiento alcanzan tasas de eficacia altas. Así, se puede poner el foco en evaluar otros factores como la satisfacción con el tratamiento y el bienestar social de las personas con VIH. Estas son algunas de las conclusiones del webinar Salud a largo plazo de las personas con VIH, celebrado en el marco del programa de formación on-line impulsado por Seisida y Gilead. Este programa quiere dar respuesta a los retos que todavía persisten en el manejo de la infección por VIH.

La Dra. Mª José Fuster Ruiz de Apodaca en la directora de Seisida. Para ella existe evidencia de que hay una relación positiva entre las preferencias de los pacientes y su calidad de vida vinculada a la salud. “Según un estudio realizado por Seisida, en colaboración con Gilead, la comparación de las perspectivas de los pacientes y los médicos revela numerosos síntomas continuos informados por los pacientes que los médicos no reconocen adecuadamente”.

Seisida y Gilead quieren dar respuesta a los retos del ámbito social que todavía persisten en el manejo de la infección por VIH

El objetivo de esta investigación ha sido comparar opiniones. Por un lado, la de las personas que viven con VIH. Por otro, los especialistas en VIH sobre las características deseables de un tratamiento anterretroviral ideal. Así, se han realizado  dos encuestas en paralelo a 101 médicos de VIH y a 502 personas VIH positivas durante 2020 en 18 centros (hospitales y ONG).

Tanto médicos como pacientes muestran que la preferencia de los tratamientos son las altas tasas de eficacia y la baja toxicidad. Sin embargo, estos parámetros son más importantes para los médicos que para los pacientes. “El estudio ha confirmado que los médicos subestimaron el porcentaje de pacientes con síntomas en comparación con las respuestas de esos pacientes. Asimismo, los pacientes participantes informaron de una mayor cantidad de síntomas molestos (ansiedad, tristeza y fatiga) de lo que estimaron los médicos, puntuando su estado de salud general más bajo de lo que los médicos estimaron que tenían. Por todo esto, es vital comprender las características óptimas de los regímenes antirretrovirales si queremos lograr y alcanzar el éxito terapéutico en las personas infectadas con VIH”. Así o explica la Dra. Fuster.

Tanto médicos como pacientes muestran que la preferencia de los tratamientos son las altas tasas de eficacia y la baja toxicidad

Retos en el abordaje y la atención integral del VIH
Las personas con VIH experimentan un proceso de envejecimiento acelerado o prematuro. De esta manera, las comorbilidades aparecen antes y se acumulan, dificultando así su manejo. El aumento de la supervivencia se ha acompañado de un incremento del número de esas comorbilidades relacionadas o no relacionadas directamente con el VIH. De hecho, es posible hablar de un envejecimiento acelerado.

El aumento de la supervivencia se ha acompañado de un incremento del número de las comorbilidades

Las personas con VIH tienen un perfil de comorbilidades similar al de las personas sin VIH diez años mayores. Además, las personas con VIH padecen otros problemas de orden social y trastornos de la salud que deterioran su bienestar y calidad de vida. Son del tipo cardiovascular, osteoporosis, deterioro neurocognitivo y afectación renal y hepática. No se puede olvidar que las enfermedades no relacionadas con el SIDA son responsables del 50% de las muertes en personas VIH+. Por eso, es importante, incorporar el enfoque multidisciplinar en el manejo del VIH. Implicará prestar atención a aspectos relevantes de las áreas física, mental y social de la salud de los pacientes con VIH.

El Dr. Rafael Rubio García trabaja en el servicio de medicina interna y de la unidad VIH del del Hospital 12 de Octubre de Madrid. Ha recordado algunos retos pendientes de los especialistas y las personas infectadas con este virus. “La epidemia del VIH no está totalmente controlada y aún existen algunos aspectos que siguen sin solventarse”, ha dicho. Se ha referido al alto porcentaje de diagnósticos tardíos, las comorbilidades, la alta incidencia de infecciones de transmisión sexual y el envejecimiento prematuro de la población o la fragilidad de su salud.

Noticias complementarias