Inicio ASP Dr. Cuatrecasas: “Con el control de pacientes complejos con DM2 en AP...

Dr. Cuatrecasas: “Con el control de pacientes complejos con DM2 en AP ganamos todos: médicos, enfermos y administración”

Médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria del CAP Sarrià de Barcelona

Pacientes-complejos-diabetes

..Cristina Cebrián.
La atención integral y el control de pacientes complejos con diabetes tipo 2 (DM2) supone una mejora para todo el sistema sanitario. No solo en cuanto al tratamiento para los pacientes, sino que también evita complicaciones que derivan en hospitalizaciones y visitas a urgencias. Con esta idea el CAP Sarrià de Barcelona ha creado una unidad de atención integral a pacientes complejos con diabetes tipo 2 que están mal controlados.

Así, a través de la plataforma digital Roche Diabetes Care Platformde la compañía Roche, los médicos de AP pueden ofrecer una atención más individualizada a los pacientes, evitando complicaciones y con un gran aporte de valor, según afirma a iSanidad el Dr. Gabriel Cuatrecasas, médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria del CAP Sarrià de Barcelona y uno de los propulsores de la unidad.

¿Por qué es importante, desde atención primaria, filtrar a los pacientes que presentan un mal control glucémico?
La diabetes tipo 2 es una de las enfermedades más prevalentes de nuestro entorno. Normalmente se atiende en atención primaria y esto es clave porque a veces conlleva, a medio o largo plazo, más ingresos hospitalarios o visitas a urgencias, más complicaciones derivadas y tratamientos más complejos a su vez. De manera que es fundamental mantener bien controlados a estos pacientes por todo lo que se deriva de esta enfermedad.

El manejo de pacientes con DM2 es más complejo y, sin embargo, la atención que reciben es la misma que a todos los pacientes. Aquí nos dimos cuenta de la oportunidad de ofrecer una atención más individualizada

Atención-primaria-diabetesLa idea de crear esta unidad nace al preguntarnos cómo podíamos tratar a los pacientes con DM2 más complejos. Estos son los que llevan más tiempo de evolución, que en diabetes suele ocurrir a partir de los diez años. Si está mal controlada pueden presentarse complicaciones. Además, al tratarse de pacientes más polimedicados, suelen llevar insulina. De hecho, en torno al 20% de pacientes con DM2 lleva insulina.

El manejo de estos pacientes es más complejo y, sin embargo, la atención que reciben es la misma que a todos los pacientes, ya no solo con DM2. Aquí nos dimos cuenta de la oportunidad de ofrecer una atención más individualizada a estos pacientes y que aporte valor. Queremos que el paciente tenga la sensación de que se le hace un análisis más pormenorizado de su situación y a su vez mejoramos las complicaciones derivadas.

Además del beneficio para los pacientes, ¿qué supone para la práctica clínica el poder utilizar estas herramientas de control de la diabetes?
Nosotros pensamos que todo el mundo gana con esta unidad. De entrada, el paciente, porque es una atención más personalizada y él mismo es partícipe del manejo de su enfermedad.

No hay un sobrecoste al crear esta unidad, sino que se trata de recolocar las piezas de los distintos profesionales y darles un perfil competencial distinto

Después, el propio centro sanitario sale ganando al ofrecer un servicio diferenciado que optimiza los recursos de los que ya dispone. Esto es muy importante porque realmente no hay un sobrecoste al crear esta unidad, sino que se trata de recolocar las piezas de los distintos profesionales y darles un perfil competencial distinto. Pero no hay un sobrecoste derivado de esto. En definitiva, esta unidad ofrece un nuevo servicio diferencial en el entorno del paciente y mejora el perfil competencial de sus profesionales.

En tercer lugar, el propio profesional sanitario (médicos, enfermeras y técnicos auxiliares) también gana en cuanto a la manera de trabajar y percibir un nuevo conocimiento. Por último, aunque todavía no lo podemos medir, creemos que al final también gana la administración al haber menos ingresos hospitalarios y derivaciones a urgencias, que es donde se concentra gran parte del coste sanitario hoy en día.

Una vez que se deriva al paciente a esta unidad, ¿cuál es el protocolo que siguen los sanitarios?
Uno de los aspectos clave es que estos pacientes complejos suelen utilizar insulina y se acercan al centro de salud cada ciertos meses a buscar las tiras para el control de sus glucemias capilares. Por tanto, ahí es donde vimos la oportunidad al contar con un cierto filtro ya que estos pacientes se acercan al centro a por las tiras, pero no les ofrecemos nada más. Ahora atendemos a una media de cinco pacientes una vez a la semana.

El paciente ya percibe que hay un orden, un circuito y que se ponen en valor estas mediciones que está realizando en casa. Más allá de su percepción personal, el centro los está valorando

Así surgió la posibilidad de trabajar junto a Roche, mediante su plataforma de gestión Roche Diabetes Care Platform, que se acopla a todos los datos de estas glucemias capilares. De manera que, cuando el paciente viene a buscar las tiras de glucemia al centro de salud, se descargan todos estos datos con la ayuda de un técnico auxiliar y se incorporan sistemáticamente a la plataforma. Este primer paso es importante porque el paciente ya percibe que hay un orden, un circuito y que se ponen en valor estas mediciones que está realizando en casa. Más allá de su percepción personal, el centro los está valorando.

Además, gracias a la plataforma de Roche, obtenemos una serie de datos objetivos que aparecen de forma agregada en la pantalla y el propio técnico auxiliar tiene la capacidad para poder decidir si es preciso que el paciente que no cumpla unos determinados criterios de calidad o de buen control sea derivado a esta unidad. En ella ofrecemos visitas un poco más largas y analizamos los datos junto con el paciente.

Este paso es clave porque la plataforma es una herramienta objetiva de soporte para el técnico auxiliar, que tiene que decidir quién está bien o mal controlado. Dado que el volumen de pacientes es muy importante en AP, es una forma proactiva de realizar ese filtro entre pacientes bien controlados y mal controlados.

La plataforma Roche Diabetes Care Platform es una herramienta objetiva de soporte para el técnico auxiliar, que tiene que decidir qué paciente está bien o mal controlado

La ventaja de esta plataforma de gestión de Roche es que se acopla a los datos de glucemia capilar, que hoy por hoy, es lo más utilizado en DM2. Así, entre la plataforma que articula este cambio y las facilidades que ha puesto nuestro centro de salud en hacer una prueba piloto, estamos muy contentos de poder disponer de este circuito

¿Qué tipo de datos e información sobre los pacientes ofrece esta plataforma?
Por ejemplo obtenemos el porcentaje en el que el paciente está dentro del rango que nosotros queremos; el número de hipoglucemias, que se suele reflejar muy poco en la historia clínica y, sin embargo, es un valor muy sensible para el paciente porque se encuentra realmente mal; o la variabilidad, los altibajos que pueda presentar el paciente.

Mediante el uso de este tipo de plataformas en atención primaria, ¿se puede evitar la derivación de los pacientes a los endocrinólogos?
Dado el volumen de pacientes con DM2 que tenemos con este perfil, que además va en aumento, realmente no hay capacidad para atender y derivarlo todo en atención especializada. Además, en gran parte la DM2 se controla y se visualiza en AP.

Hay que tener en cuenta que la plataforma es una herramienta, pero también lo más importante es crear el circuito que permita el análisis de todo ello

Es cierto que, en casos muy complejos, los endocrinólogos nos ofrecen su ayuda a través una consulta en la ofrecen una serie de consejos. Después, el paciente vuelve a AP y se le sigue desde este nivel asistencial a lo largo de todo el año. El endocrinólogo sobre todo lleva a pacientes con diabetes tipo 1 y ahí nosotros ya no entramos. De manera que no nos solapamos con las labores de endocrinología.

¿Sería beneficioso extender el uso de estas herramientas digitales a otras patologías crónicas que se tratan en atención primaria?
Por supuesto. Al final es cuestión de poder mejorar los circuitos allí donde la evidencia científica lo considere pertinente ya que aportan valor. Sobre todo, hay que tener en cuenta que la plataforma es una herramienta, pero también lo más importante es crear el circuito que permita el análisis de todo ello. Son herramientas con mucho potencial, pero por si sola no tiene valor si no está integrada en un circuito que pueda sacarle el jugo. De manera que lo ideal es crear circuitos que sean sostenibles y útiles para ir de la mano con este tipo de herramientas.

Noticias complementarias