El Hospital Infanta Elena aplica una nueva técnica basada en el plasma para el tratamiento quirúrgico de los pacientes oncológicos

pacientes-oncológicos

..Redacción.
El Hospital Universitario Infanta Elena ha incorporado a su cartera de servicios una técnica basada en el plasma para optimizar el tratamiento quirúrgico de los pacientes oncológicos. En este sentido, el Dr. Santos Jiménez de los Galanes, jefe del Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo, explica que «las intervenciones quirúrgicas de los pacientes oncológicos con tumores avanzados y diseminados representan uno de los mayores retos de la cirugía digestiva, ya que, con frecuencia, se encuentran afectados diferentes órganos del ginecológico y urológico».  Un contexto en el que esta tecnología quirúrgica permite ser más respetuoso con las estructuras afectadas. Así, elimina el tejido tumoral y preservando el órgano afectado. Esta tecnología quirúrgica es menos agresiva y más precisa que la convencional.

Esta tecnología quirúrgica, menos agresiva y más precisa que la convencional, elimina el tejido tumoral preservando el órgano afectado

La introducción de este procedimiento «ha permitido ofrecer nuevas alternativas de tratamiento y mejorar el pronóstico. Asimismo, permite realizar procedimientos curativos a pacientes considerados previamente como paliativos», afirma el Dr. Jiménez de los Galanes. Asimismo, precisa que aunque depende del tipo de tumor primario y su estadio, «permite obtener una mayor supervivencia y un periodo libre de enfermedad más prolongado«. El Hospital Infanta Elena ha intervenido ya a cinco pacientes, obteniendo «excelentes resultados», asegura el cirujano.

La nueva tecnología se denomina PlasmaJet, y ha demostrado ser más segura y versátil que el láser y otras tecnologías electroquirúrgicas, además de garantizar una tasa más baja de recidiva tumoral. Consiste en la aplicación de un tipo de gas inerte comprimido que se puede utilizar para realizar diferentes funciones (cortar, disecar, vaporizar y coagular tejidos). Asimismo, permite eliminar los tejidos patológicos reduciendo al mínimo el daño sobre los sanos. Otra ventaja es que la dispersión térmica es mínima y controlada, reduciendo el riesgo de complicaciones. Además, permite al cirujano adquirir mayor confianza para extirpar los tejidos patológicos en su totalidad.

PlasmaJet ha demostrado ser más segura y versátil que el láser y otras tecnologías electroquirúrgicas, garantizando una tasa más baja de recidiva tumoral

Este novedoso tratamiento se suma a los procedimientos realizados rutinariamente en el Infanta Elena desde la creación de la Unidad de Cirugía Oncológica Peritoneal. Esta Unidad recibió, en junio de 2021, la acreditación del Grupo Español de Carcinomatosis Peritoneal que certifica que los pacientes serán tratados con la garantía de recibir en cirugía los procedimientos oncológicos más avanzados.

Junto con la utilización de este nuevo dispositivo, la técnica implica la realización de un procedimiento de citorreducción máxima con peritonectomía según la técnica de Sugarbaker, asociando quimioterapia intraperitoneal con hipertermia (HIPEC, por sus siglas en inglés). El tratamiento quirúrgico de la carcinomatosis peritoneal, o cáncer en el peritoneo, se realiza en el hospital de Valdemoro desde hace siete años, en estrecha colaboración con los servicios de Oncología Médica, Anestesiología y Cuidados Intensivos.

Este nuevo abordaje quirúrgico emplea un tipo de gas inerte que destruye el tejido tumoral mediante vaporización sin lesionar las estructuras adyacentes

Esta tecnología puede ser utilizada en los casos de diseminación por el peritoneo de tumores de colon; pseudomixomas peritoneales; mesoteliomas; carcinomatosis peritoneales primarias y secundarias a cáncer de ovario, gástrico y sarcomas. Todos ellos «tumores malignos que se diseminan con gran frecuencia a la cavidad abdominal. Por tanto, la posibilidad de utilizar esta técnica es especialmente relevante», apunta el especialista.

Así, continúa, «la introducción de este procedimiento ha permitido ofrecer nuevas alternativas de tratamiento. Además, mejora el pronóstico, aumenta la supervivencia y el periodo libre de enfermedad». No obstante, para obtener los mejores resultados con esta técnica se requiere una estricta selección del paciente. «En función de los citados resultados, plantearemos ampliar las indicaciones a otras patologías y procedimientos»,  concluye.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en