Inicio Actualidad Hepatitis de origen desconocido en niños: el ECDC apunta a una causa...

Hepatitis de origen desconocido en niños: el ECDC apunta a una causa infecciosa, aunque no descartan una “exposición tóxica”

Desde España, la Asociación Española para el Estudio del Hígado señala que muchos casos de hepatitis agudas en niños son completamente asintomáticos.

Hepatitis-niños

..C.C.
Después de que saltaran las alertas hace una semana sobre diferentes casos de hepatitis aguda de origen desconocido en niños en Reino Unido, ahora el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermerdades (ECDC) señala que la causa podría encontrarse en un “agente infeccioso”. Además de Reino Unido, también se han notificado casos de hepatitis en niños de España, Dinamarca, Irlanda y Países Bajos. Mientras que en Alabama (EE. UU.) se han registrado nueve casos en niños de entre 1 y 6 años, que también dieron positivo en adenovirus.

El ECDC explica en un comunicado que, por ahora, “se desconoce la causa exacta de la hepatitis en estos niños”. Sin embargo, con respecto a los casos en Reino Unido detallan que “lo más probable es una causa infecciosa basándose en las características clínicas y epidemiológicas de los casos que se están investigando”. Aun así, tampoco descartan una “posible exposición tóxica”.

El ECDC detalla que “lo más probable es una causa infecciosa basándose en las características clínicas y epidemiológicas de los casos que se están investigando en Reino Unido”

Sobre una posible relación con la vacuna contra el Covid-19, por ahora no se ha identificado como tal; mientras que la información recogida a través de un cuestionario a los casos sobre alimentos, bebidas y hábitos personales “no ha permitido identificar ninguna exposición común”. De hecho, el ECDC informa de que las investigaciones toxicológicas están en curso, “pero se considera más probable una etiología infecciosa dado el cuadro epidemiológico y las características clínicas de los casos”.

Por otra parte, las investigaciones de laboratorio excluyeron los tipos de hepatitis viral A, B, C, D y E en todos los casos. Sobre los trece niños en Escocia de los que se dispone de información detallada, tres eran positivos en Covid-19; cinco negativos y dos habían tenido una infección en los tres meses anteriores. Asimismo, once de estos trece casos tenían resultados de pruebas de adenovirus y cinco resultaron positivos.

Dra. Buti (Aeeh): “En algunos casos pueden existir alteraciones digestivas, sobre todo vómitos. Pero muy raramente producen otras manifestaciones que son más frecuentes en adultos”

Manifestación de hepatitis agudas en niños
Según la Dra. María Buti, portavoz de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (Aeeh), las hepatitis agudas en niños no suelen provocar molestias. “En algunos casos pueden existir alteraciones digestivas, sobre todo vómitos. Pero muy raramente producen otras manifestaciones que son más frecuentes en adultos”.

La hepatóloga detalla que, en la mayoría de casos, sí que puede aparecer “un ligero color amarillento de la piel, sobre todo de la conjuntiva. Además, las heces pueden tener una coloración más clara y la orina más oscura”. Sin embargo, muchos casos de hepatitis agudas en niños son completamente asintomáticos.

Los casos en Reino Unido se presentaron clínicamente con hepatitis aguda grave, con niveles elevados de enzimas hepáticas y muchos casos presentaban ictericia

Por otro lado, ante los casos sospechosos que hay en España, la Dra. Buti matiza que “se están investigando” y asegura que “es muy importante conocer con seguridad que se han descartado las causas más frecuentes de hepatitis aguda. Si se han descartado, es importante reportar estos casos al ECDC para llevar a cabo una investigación más extensa y exhaustiva”.

Los casos en Reino Unido se presentaron clínicamente con hepatitis aguda grave, con niveles elevados de enzimas hepáticas y muchos casos presentaban ictericia. Además, algunos niños padecían síntomas gastrointestinales, como dolor abdominal, diarrea y vómitos en las semanas anteriores, aunque la mayoría no tenían fiebre. Por último, algunos niños requirieron atención en unidades hepáticas infantiles especializadas y unos pocos tuvieron que someterse a un trasplante de hígado.

Noticias complementarias