Inicio ASP Dr. José Polo (Semergen): “Si no se cubren las plazas de atención...

Dr. José Polo (Semergen): “Si no se cubren las plazas de atención primaria, en cuatro años no va a haber relevo”

Dr.-José-Polo

..Juan Pablo Ramírez.
Los médicos residentes de último año no han cubierto el 80% de las plazas de atención primaria en 2022. La situación ha generado preocupación en la comunidad médica y en las administraciones. «Creo que la situación en Madrid no es tan alarmante como en Cataluña y Extremadura», ha explicado en una entrevista con iSanidad, el presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

Siempre habían ofrecido 19 plazas de medicina de familia y solo 79 médicos de familia han escogido esta plaza. ¿Qué es lo que está sucediendo en Madrid?
La situación de la Comunidad de Madrid creo que es menos alarmante que la de Cataluña o que la de Extremadura. Pero en Madrid también es preocupante que no se cubran las plazas porque además hay un agravante. Si no se cubren las plazas en estos años, en cuatro no va a haber relevo. Sabemos que el 30% de los médicos de familia que hay en España, tenemos más de 60 años.

Los datos de Madrid son muy parecidos a los del año pasado, ¿qué soluciones existen?
Hablé con el consejero de Sanidad la Comunidad de Madrid y está preocupado. Él además es médico de familia. Nosotros hicimos ya un decálogo porque para mejorar la atención primaria. Me dijo que asumían el decálogo en pleno. Ahora bien, para llevarlo a cabo se necesita no solo voluntad política sino también presupuesto.

La situación de las plazas de atención primaria de la Comunidad de Madrid creo que es menos alarmante que la de Cataluña o que la de Extremadura

De ese decálogo, ¿qué iniciativas destacaría?
Para para reformar la atención primaria en primer lugar tiene que haber una gestión integral de la asistencia. El médico tiene que atender pacientes y resolver problemas técnicos, no burocráticos. El 80% es burocracia. Eso tiene fácil solución. Es una inversión en personal administrativo.En segundo lugar, debemos aumentar y apostar por la atención primaria con capacidad de resolución y sin trabas administrativa a la hora de prescribir fármacos ni de solicitar pruebas diagnósticas.

Y en cuanto al presupuesto, ¿existe una estimación de cuánto necesita ahora mismo atención primaria?
La media de inversión en atención primaria en los presupuestos sanitarios en España es un 14%. La media a día de hoy en la Comunidad de Madrid es menos del 11 %. La que más invierte es Andalucía, con un 18%. Comunidades como Extremadura incluyen el gasto farmacéutico en atención primaria para maquillar el dato. El gasto farmacéutico no está dentro del presupuesto de primaria, es un gasto que se le va asignar a primaria pero no es un gasto de primaria.

Hablabas antes de las comunidades autónomas y me decías que la situación de Madrid era incluso peor Cataluña o Extremadura.
En Cataluña han sido 75 plazas. Extremadura, para la proporción que tenemos, 41. Y áreas sanitarias como la de Coria no lo ha elegido nadie. En áreas sanitarias como la de Cáceres 11 vacantes.

El médico tiene que atender pacientes y resolver problemas técnicos, no burocráticos. El 80% es burocracia

¿Y comunidades autónomas donde se esté haciendo bien?
Se trata de que resulte atractivo depender de un hospital donde haya capacidad docente suficiente y además proyección de trabajo. Hablamos de la España vaciada. El residente, por ejemplo, hace una rotación en un centro de salud rural y el hospital de referencia es comarcal, muchos servicios no los tiene. Me parece que Soria ha sido la que se ha llevado la palma. Esta ciudad tiene el problema del aislamiento y de contar con un hospital pequeño. En Castilla-León los hospitales de referencia son Valladolid, Burgos, León y Salamanca. Habría que analizar además es el hecho que durante la residencia el médico de familia pase tres años en un hospital y uno en el centro de salud. Así, la capacidad de resolución y la formación del médico está sesgada.

Quedan 200 vacantes de medicina familiar por asignar, ¿esperaban que se llegase a esta situación?
No, no lo esperábamos. Hemos mantenido conversaciones con políticos y argumentan que se han ofertado más plazas que nunca. Se han aumentado el número de plazas porque ya venimos presionando durante muchos años. Tenemos el problema del relevo generacional. Antes el médico estaba dispuesto a prolongar su vida laboral pero después de la pandemia y como está la situación todo el mundo está pensando en las guardias que le quedan y cuántos años quedan para dejar de madrugar.

Si no se cubren las plazas en estos años, en cuatro no va a haber relevo. Sabemos que el 30% de los médicos de familia que hay en España, tenemos más de 60 años

¿Hay alguna solución a corto plazo a lo que ha pasado en el proceso de selección de plazas MIR?
A esas personas que se han quedado con una puntuación alta de todos candidatos que se hayan presentado, se le puede ofrecer formarse. Pueden elegir entre estar un año en paro o trabajando y entrar en el sistema. Si se llama a 500 médicos que se han quedado a las puertas  seguro que se pueden cubrir esas plazas. Se podría perfectamente bajatr la nota de corte, no habría ningún problema.

Y para la próxima convocatoria, para evitar esto ¿qué se puede hacer?
Lo primero es mandar un mensaje de una reforma importante y realizar una inversión en el sistema sanitario público. No puede ser que parte de la gente que formamos se vaya al extranjero. Pero no solo es cuestión de dinero, también hay que tener en cuenta la conciliación familiar o la posibilidad de formación. Debemos crear un paquete grande de medidas que puedan solucionar esto, con un gran pacto.

Además, todo el mundo quiere trabajar en un barrio cómodo con gente educada y de media de edad baja. Y cuando se trabaja en un barrio marginal, con una población conflictiva, el médico que tiene que estar allí pienso que no debe cobrar lo mismo que el que está en un sitio cómodo.También la capacidad de sacrificio de las generaciones ha cambiado. Hemos hecho un país de ricos y entonces la gente joven no quiere irse a un pueblo. Desde los años 80 con la transformación de la atención primaria, se creó la especialidad y se generó una ilusión. Ahora hay que dar un impulso mayor a todo eso.

Noticias complementarias