Inicio Actualidad Hasta 48 millones de personas en el mundo necesitarán cuidados paliativos en...

Hasta 48 millones de personas en el mundo necesitarán cuidados paliativos en 2060, más del doble que en la actualidad

cuidados-paliativos-mundo

..Redacción.
Se estima que para el año 2060 se habrá duplicado el número de personas que necesitarán recibir cuidados paliativos, pasando de los 26 millones actuales a 48 en todo el mundo. Es el dato que ha puesto sobre la mesa el simposio internacional titulado Cuidados paliativos globales: Retos y expectativas, celebrado en la Fundación Ramón Areces, en Madrid, con el patrocinio de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se calcula que actualmente 26 millones de personas en el mundo requieren cuidados paliativos

Por el tipo de enfermedades que se presentan, hasta la mitad de las personas necesitará cuidados paliativos.. De acuerdo con las estimaciones de la comunidad científica, la proporción de adultos que necesitan actualmente cuidados paliativos por cáncer es relativamente alta para todas las regiones. Especialmente en Europa (41,3%) y América (40,8%). En África predomina el sida (77%), mientras que en Asia (40%), el Mediterráneo oriental (19%) y, en menor medida Europa (15%), las dolencias cerebrovasculares son también causa de esta demanda. Además, en Europa la demencia cobra especial importancia (18%).

Los panelistas del simposio, impulsado por la Fundación y el Observatorio Global de Cuidados Paliativos Atlantes del Instituto Cultura y Sociedad de la Universidad de Navarra, forman parte de diferentes organizaciones internacionales. Entre ellos, la directora ejecutiva de la Asociación Europea de Cuidados Paliativos y consultora de cuidados paliativos en la OMS (Región de Europa), Julie Ling. La experta señaló el desarrollo de los cuidados paliativos en esta región desde los años 60. «El mapeo que se viene realizando desde 2007 demuestra cuánto se ha avanzado en lo que respecta al alcance y desarrollo de los cuidados paliativos«, ha asegurado.

En Europa se ha avanzado en cuidados paliativos desde los años 60. Pero la pandemia o la guerra en Ucrania han tenido «importantes implicaciones» en la prestación de estos cuidados

Sin embargo, advirtió de que acontecimientos como la pandemia o la guerra de Ucrania, «han tenido importantes implicaciones para el desarrollo y la prestación de cuidados paliativos en toda la región». En el caso de la región del Mediterráneo Oriental, la situación ha mejorado con el establecimiento de una red de expertos tanto de esta zona geográfica como de otras, según explicó Nasim Pourghazian, del departamento de prevención y gestión de enfermedades no transmisibles de la OMS.

Participantes en el simposio sobre cuidados paliativos en el mundo

«Ha sido un enriquecedor foro de intercambio de experiencias y materialización de ideas. Nos ha permitido mantener una perspectiva regional respetuosa con las diferentes realidades de nuestros países, a la vez que sacamos el máximo partido de nuestras fortalezas», afirmó. Para Pourghazian, es necesario crear conciencia sobre los cuidados paliativos entre los responsables de la políticas, los proveedores de atención médica y el público en general. En esta tarea, cree que es fundamental «la participación de líderes locales que conozcan tanto el tema como la realidad de las naciones».

Expertos en cuidados paliativos creen que hay que «adaptar este bien público global a todos los códigos y culturas nacionales y locales»

Esta concienciación es clave, teniendo en cuenta que los programas de cuidados paliativos que funcionan a pequeña escala en el mundo generalmente están financiados con fondos benéficos. Solo unos pocos cuentan con recursos públicos, según ha explicado Katherine Pettus, directora de Promoción y Asociaciones de la Asociación Internacional de Cuidados Paliativos (IAHPC). El objetivo de la asociación es «adaptar este bien público global a todos los códigos y culturas nacionales y locales». Para ello, ha aseverado que «están dispuestos a compartir con todos los sistemas de salud sus actuales planes«. Todos ellos, ha dicho, están elaborados «bajo las normas y supervisión de diversos organismos de la ONU, y siempre en colaboración con la sociedad civil».

La introducción de los cuidados paliativos en el ámbito académico ha centrado la intervención del Dr. Eduardo Bruera, director del Departamento de Cuidados Paliativos y Medicina de Rehabilitación de la Universidad de Texas, M.D. Anderson Cancer Center (EE. UU.). «El progreso de la medicina y las ciencias de la salud dependen de la participación activa de las universidades y los hospitales terciarios. En ellos se enseña, se investiga y se desarrollan las prácticas clínicas más sofisticadas».

El Dr. Bruera considera que universidades, gerentes sanitarios y organizaciones médicas deben conocer el valor de estos cuidados para los pacientes, los familiares, los profesionales, y sus propias instituciones»

El Dr. Bruera ha insistido en la importancia de presentar a los decanos de facultades, directores de hospitales, colegiación médica y gerentes de salud «el valor de los cuidados de soporte y paliativos para los pacientes, los familiares, los profesionales, y sus propias instituciones». En su opinión, uno de los grandes desafíos es «hacerles entender que el sufrimiento humano asociado a la enfermedad resulta complejo y que ellos necesitan crear la estructuras para mejorar la clínica, docencia e investigación».

La pobreza dificulta aún más el acceso a los cuidados paliativos. «Las investigaciones demuestran que la pobreza reduce el acceso a cuidados paliativos, que a su vez constituye un bien muy escaso a nivel mundial», ha lamentado el Dr. Matías Najún, jefe de Ciudados Integrales Paliativos del Hospital Universitario Austral en Argentina.

Dr. Najún: «La pobreza reduce el acceso a cuidados paliativos, que a su vez constituye un bien muy escaso a nivel mundial»

Explicó que en los sistemas de salud «concebidos para lo agudo y centrados en las especialidades» los pacientes paliativos «son evitados». Y si, además, son pobres «pasan a ser casi invisibles». Por eso cree que hay que «ser creativos para hacerlos visibles» y brindar unos «cuidados accesibles». El médico concluye que «cuando alguien sufre, la gran pobreza no es solo un asunto económico; también preocupa la falta del cuidado que dignifica en ese momento», ha finalizado.

Noticias complementarias