Inicio ASP Dra. Elena Aragonés (Sermade): «Las personas mayores deben cuidar de forma preventiva...

Dra. Elena Aragonés (Sermade): «Las personas mayores deben cuidar de forma preventiva su salud bucodental»

Odontóloga de Servicio Móvil Dental (Sermade)

mayores-preventiva-salud-bucodental

..Redacción.
Sermade, clínica odontológica móvil especializada en la atención bucodental de las personas mayores que viven en residencias, ha realizado más de 6.200 intervenciones en 2021 en los 230 centros donde desarrolla su actividad en la Comunidad de Madrid, Castilla y León y Castilla La Mancha. En total, ha atendido en 2021 las necesidades bucodentales de 2.329 personas mayores o en situación de dependencia. «Las personas mayores deben cuidar de forma preventiva su salud bucodental para evitar la pérdida de piezas dentales y mantener o recuperar la funcionalidad de la cavidad oral para masticar y mejorar su nutrición». Así lo asegura la Dra. Elena Aragonés, odontóloga de Sermade, que recuerda la importancia de las revisiones periódicas cada 3-6 meses. Además, subraya la necesidad de que el profesional que trata a las personas mayores tenga unos conocimientos previos específicos.

La Dra. Elena Aragonés, odontóloga de Sermade, explica cómo es la salud oral de los mayores y sus problemas más frecuentes

Sermade está especializada en la atención bucodental de las personas mayores que viven en residencias. ¿Cómo es la salud oral de los mayores?
Efectivamente, Sermade (Servicio Móvil Dental) nació en 2014 para cubrir las necesidades de la salud bucodental de las personas mayores y las personas con discapacidad en los centros residenciales, que tienen dificultades de acceso a los servicios odontológicos convencionales. Para ello, contamos con unidades móviles totalmente adaptadas, equipadas y homologadas por Sanidad que se desplazan a los centros sociosanitarios para ofrecer un servicio odontológico integral y de calidad.

A medida que las personas envejecen, la boca también experimenta cambios que hay que atender. Además de las caries, las encías se retraen y queda expuestos parte de los dientes que no están protegidos por el esmalte, lo que aumenta la sensibilidad al frío o al calor. Asimismo, la ingesta de determinados medicamentos reduce la secreción de saliva, lo que provoca sequedad de la boca y, como consecuencia, aumenta el riesgo de aparición de infecciones o caries. Por otra parte, enfermedades como el alzhéimer u otras demencias disminuyen la autonomía de las personas mayores para mantener los hábitos de higiene en dientes y encías.

«A medida que las personas envejecen, la boca también experimenta cambios que hay que atender»

La prevención es determinante para evitar problemas serios en un futuro. Una adecuada higiene y revisiones odontológicas periódicas repercuten directamente en la calidad de vida de las personas mayores. ¡No hay que esperar a que aparezca la molestia o el dolor! Las personas mayores deben, por tanto, cuidar de forma preventiva su salud bucodental para evitar la pérdida de piezas dentales y mantener o recuperar la funcionalidad de la cavidad oral para masticar y mejorar su nutrición, pero también para hablar y favorecer las relaciones sociales porque una buena dentadura mejora la autoestima.

Los cuidadores, tanto familiares como profesionales, tienen una enorme responsabilidad en la salud oral de las personas mayores que tienen problemas cognitivos o de movilidad, ya que su labor resulta imprescindible para que puedan mantener la higiene bucodental, sigan acudiendo a las revisiones odontológicas, cumplan con los tratamientos pautados, etc.

«Una adecuada higiene y revisiones odontológicas periódicas repercuten directamente en la calidad de vida de las personas mayores»

¿Cuáles son los problemas de salud oral más frecuentes en personas mayores?
Los problemas orales que nos encontramos con mayor frecuencia en personas mayores pueden dividirse en tres niveles. A nivel de tejidos blandos tratamos dolor en las comisuras de los labios (también llamada queilitis angular), lengua roja e irritada, úlceras muy dolorosas, boca seca debido, en muchas veces, a la gran cantidad de medicamentos que estos pacientes deben tomar o inflamación gingival por acúmulo de placa bacteriana. Frecuentemente, vemos también inflamación gingival severa afectando al soporte óseo del diente. A nivel dentario, solemos encontrar gran cantidad de procesos cariosos, que pueden derivar en la necesidad de extraer la pieza dental. Por último, a nivel protésico, vemos prótesis fracturadas, desajustadas y que precisan realizar una higiene a nivel profesional.

«Los problemas orales que nos encontramos con mayor frecuencia en personas mayores pueden dividirse en tres niveles: tejidos blandos, dentario y protésico»

¿Cada cuánto tiempo convendría realizar una revisión?
En las personas mayores es fundamental realizar un seguimiento periódico. Lo ideal es hacer revisiones periódicas cada 3-6 meses, dependiendo de la susceptibilidad de cada paciente a presentar alteraciones en la cavidad oral.

¿Hay casos que requieren un seguimiento mayor (enfermos de alzhéimer, diabéticos, etc.)?
Hay algunas enfermedades sistémicas que repercuten y condicionan mucho la salud bucal, requiriendo un mayor seguimiento. Entre estas enfermedades nos encontramos con la diabetes mellitus, problemas cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares, demencia, alzhéimer y párkinson. Muchos de los pacientes que padecen algunas de estas enfermedades tienen graves problemas para llevar a cabo una correcta higiene bucal o son totalmente dependientes para ello.

«Algunas enfermedades sistémicas (diabetes, problemas cardiovasculares, demencia alzhéimer, párkinson…) repercuten y condicionan mucho la salud bucal, requiriendo un mayor seguimiento»

¿La atención odontológica a personas mayores requiere de una formación especializada? ¿Qué cuestiones hay que tener en cuenta a la hora de tratar a personas mayores?
El manejo de las personas mayores puede verse, en ocasiones, condicionado por el estado de su salud general, por el deterioro cognitivo que presenta o por la cantidad de medicamentos que toma. Esto requiere que el profesional que lo trata tenga unos conocimientos previos específicos.

El odontólogo no puede limitar su práctica únicamente a la identificación y tratamiento de los problemas de la cavidad oral, sino que debe ir más allá, relacionando las alteraciones sistémicas del paciente mayor con el tratamiento odontológico correcto.

Para ello, Sermade cuenta con profesionales especialmente formados y capacitados para la atención y manejo de pacientes con demencia, discapacidad o necesidades especiales que, en ocasiones, presentan alteraciones conductuales, problemas de comunicación, ansiedad, etc. Además, siempre buscamos la colaboración de los pacientes en los tratamientos. De hecho, para conocernos y establecer una relación de confianza mutua es frecuente que visitemos en más de una ocasión al paciente antes de comenzar a realizar el tratamiento.

«El odontólogo debe relacionar las alteraciones sistémicas del paciente mayor con el tratamiento odontológico correcto»

¿Qué aporta el uso de la sedación consciente en los tratamientos en personas mayores?
Las personas mayores, debido al proceso de envejecimiento, sufren alteraciones fisiológicas y patológicas, lo que puede comprometer la respuesta del individuo a la hora de someterlo a una intervención odontológica. Por eso, la sedación consciente en personas mayores es un tratamiento recomendado, especialmente, en aquellos pacientes que presentan enfermedades sistémicas, deterioros cognitivos o que tienen una menor tolerancia al estrés.

La sedación, llevada a cabo con todas las precauciones y conocimientos adecuados, es una técnica muy segura. El paciente no sufrirá ningún trauma y, a su vez, el profesional podrá realizar cualquier tratamiento en la cavidad oral de manera eficaz y segura. Además de las unidades móviles, contamos con dos clínicas convencionales en Madrid y en Villanueva de la Cañada. En ellas, llevamos a cabo tratamientos especializados a personas con gran dependencia que requieren sedación consciente.

«La sedación es una técnica muy segura. El paciente no sufrirá ningún trauma y, a su vez, el profesional podrá realizar cualquier tratamiento en la cavidad oral de manera eficaz y segura»

¿Podemos detectar otros problemas de salud a partir de manifestaciones en su salud oral?
Problemas digestivos, cardiacos e incluso renales pueden tener su representación a nivel oral. Concretamente, dentro de las representaciones orales de enfermedades a nivel sistémico destaca: la presencia de halitosis puede estar relacionada con un problema oral o digestivo, que requiere una visión multifactorial de los tratamientos a realizar en nuestros pacientes; la presencia de aftas recurrentes puede implicar un problema en el sistema inmunológico; y desgastes en las piezas dentales como síntoma de lesiones de carácter nervioso.

¿Cómo afectan la pérdida de piezas dentales y los problemas de oclusión a la salud y nutrición de los mayores?
La perdida de piezas dentales que pueden sufrir nuestros pacientes a lo largo de su vida, siempre y cuando no las repongan, implica no poder realizar una correcta masticación dando lugar a problemas digestivos.

Podemos incluso encontrar mayor riesgo de atragantamiento por no poder triturar de forma correcta el bolo alimenticio. La incapacidad del paciente que presenta pérdida de piezas dentales para realizar de forma adecuada el principio de la digestión, implica una menor absorción de nutrientes a nivel sistémico influyendo en la nutrición del mismo.

Noticias complementarias