Inicio ASP Las enfermeras reivindican pertenecer al grupo profesional A1 y denuncian «discriminación» en...

Las enfermeras reivindican pertenecer al grupo profesional A1 y denuncian «discriminación» en puestos de dirección sanitaria

enfermeras-grupo-a1

..Redacción.
El Consejo General de Enfermería (CGE) denuncia «discriminación y ninguneo contra la profesión» después de que la Diputación de León haya acotado la posibilidad de presentarse a la dirección de la residencia Santa Luisa, en León, a profesionales del grupo A1, lo que implide a los profesionales de enfermería enviar sus candidaturas al puesto, al estar enmarcados en el grupo profesional A2. Las enfermeras lamentan que la residencia «podría estar dirigida por un arquitecto, un periodista o un abogado, pero no por una enfermera, profesionales que trabajan dentro de estos centros y conocen el manejo de su gestión».

Las enfermeras lamentan que la Diputación de León haya restringido la posibilidad de optar a un puesto de dirección sanitaria a profesionales del grupo A1

El presidente del CGE, Florentino Pérez Raya denuncia que este es «un nuevo ejemplo de cómo las enfermeras se encuentran actualmente en un nivel inferior en lo que a la escala pública se refiere«, por eso reclama al Gobierno «que ponga fin a este despropósito y acepte que las enfermeras están formadas para recibiir la categoría A1». «¿Quién mejor que un profesional sanitario para dirigir una residencia sociosanitaria?», se pregunta.

Argumentan que la ley establece que para formar parte del grupo A1 es ncesario tener la titulación académica y tener un grado de responsabilidad. EL CGE defiende que las enfermeras cumplen ambos requisitos. El grado de enfermería supone una tiulación académica «idéntica» a las de otras profesiones como economistas, abogados, psicólogos y periodistas «que sí están incluidos en el grupo A1».

Las enfermeras señalan que cumplen los requisitos del grupo A1: titulación académica y grado de responsabilidad

En cuanto al segundo criterio, el grado de responsabilidad, «basta echar un vistazo en el trabajo diario de las enfermeras para confirmar cómo en sus manos está la mayor responsabilidad que puede recaer en un profesional: la vida de las personas, la vida sus pacientes. ¿Tiene más responsabilidad que la enfermera un economista del departamento financiero del hospital, un abogado de su asesoría jurídica o un periodista del gabinete de prensa?. Con todo el respeto a su trabajo que es fundamental e imprescindible, la respuesta es no, porque en las manos de ninguno de ellos está la vida de las personas», argumenta el CGE.

Pérez Raya afirma que situar a los profesionales de enfermería en el grupo A2 supone «un techo de cristal injusto» para la profesión. «Las enfermeras ya deben estar en todos los estamentos políticos y sociales», añade la organización profesional.

Noticias complementarias