Investigadoras del Isciii identifican la mejor alternativa para recoger muestras de sangre de pacientes con infección por hepatitis C

Hepatitis-C

..Redacción.
Un equipo de investigadoras del Laboratorio de Hepatitis Virales del Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III (Isciii), liderado por Verónica Briz, ha identificado la mejor alternativa para el almacenamiento de muestras de sangre de pacientes infectados por el virus de la hepatitis C (VHC+). El estudio se ha publicado en la revista científica ‘Scientific Reports’.

Tras comparar dos de las tarjetas más utilizadas, los resultados señalan que las denominadas 903 Protein Saver son más eficaces. Además, suponen una mejor alternativa para tomar la muestra en el lugar de asistencia, almacenarla y acercar el diagnóstico del VHC a la población.

Según estima la OMS, 58 millones de personas conviven con hepatitis C crónica 

Actualmente, 58 millones de personas conviven con hepatitis C crónica, según estima la Organización Mundial de la Salud (OMS). Gracias a los nuevos tratamientos disponibles, denominados fármacos antivirales de acción directa, la tasa de curación de pacientes VHC+ ha aumentado hasta acercarse al 95%. Sin embargo, en aquellos pacientes en los que se produce un retraso en el diagnóstico, la enfermedad puede agravarse y generar otros problemas como cirrosis o carcinoma hepatocelular.

La mayor prevalencia del VHC se da en población vulnerable, como personas que consumen drogas inyectables y que normalmente no están en contacto con el sistema sanitario. En estos colectivos se hace necesaria una descentralización de la toma de muestra, es decir, llevarla a cabo fuera de los centros de salud y acercarla a las zonas donde se encuentran estas personas, con el objetivo de realizar cribados poblacionales y seguir mejorando el diagnóstico.

El estudio compara la conservación de muestras de sangre y plasma en pacientes VHC+ en dos tipos de tarjetas diseñadas para la toma de muestra de gota de sangre seca (DBS). Concretamente, tarjetas FTA Classic (diseñadas para la preservación de ácidos nucleicos) y tarjetas 903 Protein Saver (diseñadas para la preservación de proteínas).

Las tarjetas para DBS permiten realizar la toma de muestra mediante punción capilar sin necesidad de intervención de una flebotomista

Las tarjetas para DBS permiten realizar la toma de muestra mediante punción capilar sin necesidad de intervención de una flebotomista. Esto facilita la toma de manera rápida en el lugar de atención al paciente. Además, durante la investigación se ha analizado el almacenamiento de las muestras a -20ºC y a temperatura ambiente. El objetivo es asegurar la mejor preservación durante su transporte hasta los centros sanitarios de referencia, donde se lleva a cabo el diagnóstico.

Según apuntan las autoras, «la sangre completa puede ser una fuente adecuada de ARN del VHC. Además, no pierde carga viral en comparación con la muestra de plasma preferida en su mayoría». «Teniendo en cuenta los resultados anteriores, sugerimos las tarjetas 903 Protein Saver como el mejor y más rentable sistema de almacenamiento para DBS, ya que las muestras de sangre se mantuvieron estables más tiempo que las tarjetas FTA Classic, incluso en condiciones de temperatura ambiente. Esta característica es fundamental para entornos de bajos recursos, ya que no se necesita un procesamiento adicional de muestras para la recolección, el almacenamiento o el envío de muestras de sangre total. Además, la estabilidad del ARN a largo plazo es crucial para el seguimiento de los pacientes», añaden.

Así, los resultados demuestran que el ARN del VHC no purificado de muestras de sangre se puede almacenar a temperatura ambiente en tarjetas 903 Protein Saver durante al menos 9 meses sin afectar la integridad del ARN.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en