«Los inhibidores CDK están demostrando que pacientes con cáncer de mama con metástasis viscerales pueden vivir más y mejor»

jose-angel-garcia-saenz-oncologo-clinico-san-carlos-sobre-inhibidores-cdk

..G.M.
El cáncer de mama es el tipo de tumor maligno con mayor tasa de curación, pero de las 34.000 pacientes que se diagnostican cada año, unas 6.000 terminará teniendo cáncer de mama metastásico, una enfermedad que supone un reto para los clínicos, cuyo principal reto es lograr su cronificación y que las pacientes «vivan mucho y bien», explica a iSanidad el Dr. José Ángel García Sáenz, oncólogo del Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid. Por eso, son relevantes los resultados que ofrecen los fármacos inhibidores del ciclo celular (CDK-i) en la supervivencia de pacientes con cáncer de mama metastásico hormonosensible, que afecta a unas 4.000 pacientes al año en España, y que se han dado a conocer en el reciente Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO). El Dr. García Sáenz analiza estas novedades y el papel de estos fármacos en el cáncer de mama.

¿Qué novedades  en cáncer de mama metastásico se han dado a conocer en ESMO?
Se han presentado datos de supervivencia, sobre todo en cáncer de mamá hormonosensible, que afecta a dos de cada tres mujeres con cáncer de mamá metastásico. Para evaluar la eficacia y la seguridad que tienen diferentes agentes terapéuticos en cáncer de mama hemos estado utilizando la supervivencia libre de enfermedad. Sin embargo, el objetivo final es que los pacientes vivan mucho y bien. Así que tan importante como saber cuánto se controla la enfermedad es conocer cómo aplicar novedades terapéuticas hace que las pacientes tengan mayor sobrevida.

«Las pacientes con metástasis viscerales y una alta carga tumoral incrementan la vida al recibir ribociclib»

En este sentido, ha habido tres comunicaciones sobre supervivencia. Sabemos que cuando se añade a la hormonoterapia los fármacos que controlan el ciclo celular, actúan de manera sinérgica y consiguen, en general, prolongar el control de la enfermedad. De estos fármacos básicamente tenemos tres. Pero hay uno que ha demostrado de manera inequívoca, consistente y de manera global un aumento de la supervivencia y es ribociclib. Esto ya lo sabíamos desde 2021, pero la aportación sobre ribociclib este año es la evidencia de que aquellas pacientes que tienen mayor agresividad de su enfermedad porque tienen metástasis viscerales y una alta carga tumoral incrementan la vida al recibir este tratamiento. Esta conclusión llega tras un análisis combinado de los tres estudios pivotales del fármaco.

En segundo lugar, se han presentado datos de supervivencia de abemaciclib muy parecidos a los de ribociclib. Si bien en este caso los datos no son maduros, porque falta mayor seguimiento, tienen una señal clara e inequívoca de aumento de la supervivencia de las pacientes. La tercera comunicación sobre supervivencia se refiere a sacituzumab govitecan, un fármaco conjugado con un anticuerpo. Este fármaco se utiliza en líneas más tardías cuando ya no hay oportunidad a la hormonoterapia. Cuando han comparado este fármaco con otros tratamientos, se ha demostrado que aumenta el control de la enfermedad y la supervivencia global en pacientes muy refractarias y pretratadas.

«Abemaciclib tiene resultados de supervivencia parecidos a los de ribociclib, aunque los datos no son aún maduros»

¿Cuál es la incidencia del cáncer de mama avanzado con receptores de hormonas positivos HR+/HER2- agresivo?
Aproximadamente se diagnostican 34.000 mujeres con cáncer de mama al año en España. De ellas, aproximadamente el 8% debutan con metástasis, son cerca de 3.000 mujeres. Pero del resto, de las 21.000 con enfermedad local al inicio, aproximadamente una de cada cuatro no se cura y la enfermedad reaparece con metástasis. Con lo cual, cada año tenemos en España na población de unas 6.000 pacientes con diagnóstico de metástasis por cáncer de mama.

De esas 6.000, aproximadamente el 66% expresan resultados hormonales positivos HER2-, lo que se traduce en 4.000 pacientes. De ellas, el 55% tienen enfermedad agresiva con metástasis viscerales, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y de Geicam. Con lo cual, se puede concluir que se trata de un problema de salud pública importante por su incidencia y prevalencia, y esa es la preocupación de los oncólogos médicos.

«De las 4.000 pacientes con cáncer de mama avanzado positivo en HR+/HER2- anualmente, el 55% tienen enfermedad agresiva con metástasis viscerales. Con lo cual es un problema de salud pública»

¿Para qué pacientes están indicados tratamientos como ribociclib, abemaciclib o sacituzumab govitecan?
Los agentes que inhiben el ciclo celular (CDK-i) están demostrando el beneficio en el subgrupo de pacientes que tienen mayor carga tumoral y metástasis viscerales.

¿Cómo es el mecanismo de acción de estos agentes?
Por un mecanismo biológico tumoral se pierde el control del ciclo celular y la célula está continuamente proliferando, creciendo e invadiendo. La proteína retinoblastoma (RB) es una especie de freno del ciclo celular que es capaz de evitar que se produzca esta señal de crecimiento. Estos agentes inhibidores CDK son capaces de revertir el freno del ciclo celular y frenar ese crecimiento celular; si la célula no crece no se divide y, si no se divide, entra en apoptosis, en muerte celular. Digamos que estos agentes echan el freno de mano a la biología.

«El posicionamiento de estos agentes inhibidores CDK debe ser cuanto antes, mejor en la primera línea»

¿En qué medida es importante administrar estos agentes CDK-i en primera línea?
El entendimiento de la biología de la enfermedad hace que utilizar estos fármacos prevenga o retrase las resistencias endocrinas. Retrasan la aparición del fracaso terapéutico, con lo cual conseguimos prolongar el control de la enfermedad y la supervivencia de manera más eficiente. Estos agentes CDK-i han demostrado una eficacia sinérgica con la terapia endocrina, permitiendo que nuestra población de pacientes puedan vivir más y mejor. Por lo tanto, el posicionamiento de estos agentes debe ser cuanto antes, mejor en la primera línea.

¿Cree que los inhibidores de CDK4/6 podrán beneficiar a otros grupos de pacientes en el futuro?
Sí, en vez de reservar estos agentes para cuando aparece metástasis habría que estudiar qué papel tienen cuando se administran en el momento potencialmente curativo. Con lo cual, el futuro inmediato de estos agentes no es trasladarlos a la primera línea de la enfermedad avanzada, sino a escenarios más iniciales o más precoces, cuando la enfermedad es más fácil de curar.

«El futuro inmediato de estos agentes inhibidores de CDK no es trasladarlos a la primera línea de la enfermedad avanzada, sino a escenarios más iniciales, cuando la enfermedad es más fácil de curar»

¿Cuáles son los retos futuros en cáncer de mama metastásico?
El cáncer de mamá metastásico es una enfermedad difícilmente curable, pero eso no quiere decir que no se consigan remisiones de la enfermedad mantenidas en el tiempo. Ese es nuestro objetivo final, intentar controlar la enfermedad durante una temporada muy grande y es lo más parecido a poder cronificar la enfermedad. Por eso, si no podemos curar, nuestro reto es alargar y ensanchar la vida de nuestros pacientes, que vivan mucho y bien.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Economía

Accede a iSanidad

Síguenos en