Atender los factores de riesgo específicos de las mujeres reduce la mortalidad por enfermedad cardiovascular

cardiovascular-mujeres

..Redacción.
Atender los factores de riesgo específicos de las mujeres puede contribuir a un diagnóstico más temprano y preciso en la enfermedad cardiovascular. Esta patología es primera causa de muerte en mujeres en España. Con motivo del Día Mundial del Corazón, los expertos destacan que en 2020 fallecieron en nuestro país más mujeres que hombres por patologías cardiovasculares. En concreto, 264,7 muertes por cada 100.000 habitantes frente a 241,1.

En 2020 fallecieron en España más mujeres que hombres por patologías cardiovasculares

Así, las mujeres, a diferencia de los hombres, tienen una serie de factores de riesgo exclusivos y adicionales. «Estos factores de riesgo de las mujeres están determinados por su dotación cromosómica y, por tanto, por sus hormonas sexuales, es decir, por el mero hecho de ser mujeres», explica el Dr. José María Gámez, presidente de la Asociación de Cardiología Clínica de la Sociedad Española de Cardiología, cardiólogo del Hospital Universitario Son Llàtzer y de Policlínica Miramar de Palma de Mallorca.

«Una serie de problemas durante el embarazo, como el parto prematuro, el bajo peso del recién nacido al nacer, la hipertensión gestacional, la diabetes gestacional y el aborto espontáneo incrementan el riesgo cardiovascular de las mujeres”, asegura este experto. Asimismo, añade que «otros trastornos hormonales como el síndrome de ovario poliquístico o la menopausia precoz también son factores que deberíamos tener en cuenta cuando evaluamos el riesgo cardiovascular de las mujeres».

Tener en consideración estos factores de riesgo de una manera global, además de los factores considerados clásicos, podría ayudar a identificar a aquellas mujeres que se encuentran en situación de mayor riesgo. En este sentido, se podría actuar antes y de manera más intensiva en la prevención y el tratamiento.

Las tasas de adherencia femenina a los programas de rehabilitación cardiaca son un 30% inferiores a la de los varones

Otros determinantes de salud
Al infradiagnóstico de factores de riesgo cardiovascular específicos de las mujeres se unen otras particularidades socio-sanitarias, que representan una dificultad añadida en la detección y rápido tratamiento de este tipo de patologías. Por ejemplo, el hecho de que no se incluyan ciertos factores de riesgo en la historia clínica de las mujeres.

Por otra parte, los determinantes sociales también dificultan la recuperación tras un episodio cardiaco. Las tasas de adherencia femenina a los programas de rehabilitación cardiaca son un 30% inferiores a la de los varones. Al respecto, el Dr. Gámez insiste en la necesidad de trabajar para mejorar la adherencia de las mujeres a los programas de rehabilitación «con medidas tales como la ampliación de horarios y la concienciación de las pacientes».

Este y otros determinantes sociales influyen en su salud, ya que pueden generar estrés, cansancio y trastornos del estado del ánimo como depresión, que se asocian con una mayor incidencia de factores de riesgo y de enfermedad cardiovascular. «Este aspecto es determinante en las mujeres, pues presentan con más frecuencia este tipo de trastornos del estado del ánimo. Por ejemplo, en la angina de pecho de la mujer el estrés juega un papel relevante». 

El parto prematuro, la hipertensión gestacional, la diabetes gestacional y el aborto espontáneo, incrementan el riesgo cardiovascular de las mujeres

El dolor torácico es el síntoma más habitual de infarto en mujeres, al igual que en hombres. Sin embargo, existen otros síntomas acompañantes en las mujeres, que difieren de los del varón, que dificultan identificar este evento cardiovascular como tal y empeora el pronóstico. En algunos casos los profesionales sanitarios pueden achacar síntomas como el dolor torácico en mujeres a causas como la ansiedad o la artrosis.

Según el Dr. Gámez, otros síntomas que pueden aparecer en las mujeres pueden ser la falta de aire, las palpitaciones o la fatiga. En cualquier caso, «el dolor torácico es el síntoma al que más atentas deberían estar las mujeres».  En este sentido, el experto destaca que en los estudios científicos sobre enfermedad coronaria el porcentaje de mujeres se sitúa en torno al 30%; «sin embargo, las conclusiones extraídas se extrapolan a toda la población, lo cual es un error desde el punto de vista metodológico».

El diagnóstico precoz y certero incrementa considerablemente las posibilidades que tienen las pacientes de tener una mejor evolución de las enfermedades cardiovasculares

Un diagnóstico a tiempo y certero incrementa considerablemente las posibilidades que tienen las pacientes de tener una mejor evolución de las enfermedades cardiovasculares. Precisamente para contribuir al aumento de información sobre la necesidad de incorporar la perspectiva de género en la práctica clínica, y mejorar así la salud de las mujeres, Organon impulsa la Salud con perspectiva. Además, promueve diversas acciones de concienciación para los profesionales sanitarios y para las propias mujeres.

Entre las iniciativas que lleva a cabo se encuentra el foro Salud con Perspectiva On Live. Este foro busca escuchar a expertas y expertos de distintas áreas acerca de cómo responder a las necesidades de salud de la mujer; la radio digital para profesionales sanitarios OrganOn Air o el congreso virtual ‘Light Up! Iluminamos tu voz’, un evento anual en el que se da voz a múltiples expertos de un gran número de especialidades, con el denominador común de buscar cómo mejorar la salud de las mujeres.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Economía

Accede a iSanidad

Síguenos en