Una rápida actuación frente a un ictus puede disminuir en un 48% el déficit neurológico

Siemens Healthineers ofrece claves para reaccionar lo más rápido posible ante un ictus

ictus-déficit-neurológico

..Redacción.
Con motivo del Día Mundial del Ictus, celebrado el pasado sábado 29 de octubre, Siemens Healthineers busca visibilizar y concienciar a la población de la importancia de actuar a tiempo con las personas que sufren un ictus. Cuando se trata esta dolencia, el tiempo es fundamental para conseguir la mejor recuperación posible y, por ello, se pretende ayudar a los pacientes, sus familiares y allegados a actuar de forma rápida para reducir los daños y salvar el cerebro.

Se trata de la primera causa de muerte entre las mujeres y la tercera en hombres a nivel general en España. Esta alteración de la sangre del cerebro se produce cuando una arteria del cerebro se rompe o se obstruye de manera súbita. «En el caso de que se obstruya hablamos de un infarto cerebral y en el caso de que se rompa, da lugar a una hemorragia cerebral y condiciona en muchos casos el fallecimiento del paciente», explica el Dr. Carlos Molina, jefe de la Unidad de Ictus y Coordinador del Proceso Ictus del Hospital Universitario Vall d’Hebron.

El ictus es la primera causa de muerte entre las mujeres y la tercera en hombres en España

Síntomas del ictus en mujeres y hombres
Los síntomas más comunes del ictus corresponden al adormecimiento en zonas de la cara o el cuerpo (especialmente de un único lado), confusión, dificultad para hablar o para entender, problemas de visión, dificultad para caminar, mareos, pérdida de equilibrio o coordinación y dolor de cabeza intenso. Sin embargo, los síntomas difieren entre hombres y mujeres. En general, mientras que los síntomas de ellos suelen manifestarse como un compendio de los citados previamente, lo más probable es que ellas tengan indicios de dolores no neurológicos, como dolor torácico e insuficiencia respiratoria.

Método Fast, detectar el ictus en cuatro pasos
De cara a identificar la presencia de un ictus, los profesionales recomiendan seguir el método Fast, una serie de cuatro pasos sencillos para actuar a tiempo. El primero de ellos está relacionado con la expresión facial, ya que la persona tiene que sonreír. A continuación, debe levantar los brazos y, por último, tiene que repetir una frase sencilla. Los sanitarios alertan que en el caso de que al sonreír se le caiga la cara hacia abajo o no sea capaz de mantener alzados los brazos y no pueda repetir la frase, debemos pasar al paso número cuatro y llamar inmediatamente al 112 para que los médicos puedan llegar a tiempo.

«Cada minuto cuenta, es una carrera contra reloj. Cuando un paciente tiene un ictus, el tiempo que tardemos en destapar la arteria es crítico. Si somos capaces de abrir la arteria lo antes posible, reduciremos al mínimo el daño cerebral y por tanto las secuelas», apunta Dr. Molina.

Los profesionales recomiendan seguir el método Fast, una serie de cuatro pasos sencillos para actuar a tiempo frente a un ictus

One Step Ictus, un proyecto pionero que verá la luz en España
Siemens Healthineers sabe de la importancia de la detención precoz y por eso colabora con el Hospital Vall d’Hebron en la implementación del proyecto One Step Ictus, una idea pionera a nivel mundial que supondrá una forma de trabajar mucho más innovadora, ágil y segura. «El ictus es una enfermedad que provoca una gran discapacidad, haciendo que muchos pacientes queden con la mitad del cuerpo paralizado, sin capacidad para poder comunicarse y por eso es tan importante la detención precoz», concluye el Dr. Molina.

Durante este año, el hospital contará con nuevas herramientas y con renovaciones en la tecnología para garantizar una atención personalizada y agilizar el proceso desde que el paciente llega al Servicio de Urgencias, hasta que recibe el tratamiento. Además, entre otros aspectos, se garantiza que, con una actuación a tiempo se disminuye el déficit neurológico causado por el ictus hasta el punto de que se calcula que un 48% de los pacientes de ictus pueden llegar a lograr una recuperación clínica casi total después de ser sometidos a una trombectomía directa, frente al 27% de los que siguen el circuito tradicional.

Noticias complementarias:

Opinión

Multimedia

Economía

Accede a iSanidad

Síguenos en