Inicio ASP El mismo error de siempre, la inequidad

El mismo error de siempre, la inequidad

Compartir

..Juan Pablo Ramírez. Director de iSanidad.
La ministra María Luisa Carcedo compareció ayer por primera vez en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados y cometió el mismo error que su predecesora. Su discurso se centró en la recuperación de derechos pero no aportó medidas concretas para la recuperación en todas las comunidades autónomas de una cartera de servicios única, la misma que se rompió con el Real Decreto 16/2012.

La universalidad va unida a la equidad. Un paciente que no puede acceder al tratamiento más adecuado a su patología o a una determinada prueba diagnóstica por el hecho de encontrarse en una comunidad determinada ve resentido su derecho a la asistencia sanitaria universal. Simplemente por el hecho de que no está en las mismas condiciones que su vecino de otra autonomía. En un foro reciente, el jefe de Servicio de Oncología de uno de los grandes hospitales de Madrid decía que existen ocho subgrupos de cáncer de pulmón y en la farmacia de su hospital solo cuenta con medicamentos para tres. Los pacientes afectados por los otros subtipos pueden tratarse gracias a los ensayos clínicos que hay en marcha. Es la industria farmacéutica la que salvaguarda su derecho a un acceso universal a los medicamentos. Curioso. Por supuesto que la industria obtendrá un beneficio a largo plazo pero ahora mismo se está haciendo cargo de estos medicamentos. No quiero que se entienda como una crítica a la Comunidad de Madrid, esto se repite en todas las regiones.

Un paciente que no puede acceder al tratamiento más adecuado a su patología o a una determinada prueba diagnóstica por el hecho de encontrarse en una comunidad determinada ve resentido su derecho a la asistencia sanitaria universal

Y es que la investigación tiene que ver mucho también con la universalidad. Garantiza que en un futuro todos podamos recibir el tratamiento más adecuado independientemente de cuál sea nuestra patología. Pero ni al Estado ni a las comunidades autónomas les interesa investigar. Prefieren que el médico se centre en la asistencia, en el día a día, y dejar para mañana lo que tenga que ocurrir sin ninguna previsión.

En definitiva es el mismo error que han cometido todos los ministros y ministras de Sanidad. Ninguno ha realizado ese papel de árbitro que coordine el Sistema Nacional de Salud. La cartera básica ya había ofrecido síntomas de desequilibrios antes del Real Decreto 16/2012. Ha sido con esta normativa cuando se le ha permitido a las comunidades autónomas construir sus propias vías para que cada una pueda ir por donde le parezca. Estamos a tiempo de cambiarlo, otra cosa es que al ministro de turno le interese. De momento, ni al PP ni al PSOE les ha importado mucho.

Artículos relacionados:

 

Compartir