Inicio ASP Consejo Asesor de Sanidad, ¿cambio sustancial o cambio accidental?

Consejo Asesor de Sanidad, ¿cambio sustancial o cambio accidental?

Compartir

..María Vargas. Directora de Relaciones Institucionales de iSanidad.
Una sala. A un lado, 42 personas, de pie, de distinta procedencia y profesión congregadas por un fin común. Cada uno con su mochila, de distinto modelo y colmada de diferente forma. Entusiasmo, experiencia, formación, ideas, conocimiento, reflexiones y ganas, llenan los zurrones de cada uno de ellos. Al otro lado de la sala, sentado, un organismo con todo el poder para hacer pero alterado por los cambios que le obligan a tener que enderezarse y volver a tomar nuevo rumbo cada cierto tiempo.

Van pasando los meses y algunas mochilas se van desinflando, volviéndose cada vez más finas y delgadas, hasta que al final caen, vacías y carentes de contenido. Abandonan, dicen, por la falta de comunicación y de actividad, por no poder poner en práctica su know-how, su expertise, y su enthusiasm.

10 meses han pasado desde el nombramiento del Consejo Asesor de Sanidad y 3 mujeres han sucedido en el cargo de ministras de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. 4 líneas estratégicas han sido desarrolladas y 0 aplicadas. 3 bajas circunstanciales en el Consejo Asesor y 0 comunicación entre ambos organismos. Valentín Fuster, Francisco de Paula y Ofelia de Lorenzo han transmitido de forma discreta la renuncia inmediata de sus cargos ante la falta de interlocución con el Ministerio y la inactividad del propio Consejo. Un Consejo formado, ahora, por 39 miembros en donde quedan huérfanos los cargos de más alto gobierno.

10 meses han pasado desde el nombramiento del Consejo Asesor de Sanidad y 3 mujeres han sucedido en el cargo de ministras de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. 4 líneas estratégicas han sido desarrolladas y 0 aplicadas

¿Cambio sustancial o cambio accidental? Aristóteles diferenciaba entre ambos conceptos según la alteración del ser. El cambio sustancial se basaría en la aparición o desaparición de la sustancia, mientras que los cambios accidentales se refieren a aquellos en donde la sustancia en sí misma no varía, sino que se modifican sus características. De momento, si bien han abandonado estos tres profesionales, todavía la sustancia en sí misma se mantiene, quedando otras grandes personalidades formando el Consejo Asesor.

Sin embargo, ¿en quién recae la responsabilidad de esta circunstancia? ¿Tienen más “culpa” los que no hacen nada o los que se van por la inacción? ¿Ambas personalidades no deberían trabajar por la continuidad de un bien común, en ese afán de servicio de público y de responsabilidad con el Sistema Sanitario Español? Mirar más allá de los años de gobierno o del partido que lidera la institución tendría que ser un compromiso inherente a los cargos.

Mirar más allá de los años de gobierno o del partido que lidera la institución tendría que ser un compromiso inherente a los cargos

Por ello, debería convertirse en responsabilidad del Ministerio de Sanidad hacer porque no haya más bajas, que el órgano aplique el sentido de su constitución, y que permita que los grandes cabezas pensantes que lo conforman promuevan e impulsen la Sanidad de nuestro país. Pero, también, esas cabezas pensantes deberían ser perseverantes en la aplicación de su conocimiento y efervescencia para promover un fin común.

Todo, con el objetivo de mantener la sustancia en sí misma, la Sanidad de todos, evitando que los cambios accidentales nunca promuevan los cambios sustanciales.

Enlaces de interés:

Compartir