Inicio ASP Los pacientes oncológicos infantiles votarían a Amancio Ortega

Los pacientes oncológicos infantiles votarían a Amancio Ortega

Amancio-Ortega
..Luis de Haro. Director general de iSanidad.
Que la Fundación Amancio Ortega haya donado siete millones de euros para tres equipos punteros en la lucha contra el cáncer, ¿es bueno o malo? Parece difícil que los pacientes vayan a protestar por ello, tampoco los profesionales que atienden a estos pacientes.
Agradecimiento es la primera palabra que le surge a cualquier persona de bien por esta donación. El Hospital Vall d’Hebron de Barcelona ha sido, por esta vez, el agraciado. El acelerador de radioterapia Halcyon es el más innovador en tratamientos de cáncer en España. Es capaz de reducir el tiempo de radiación y aplicar dosis bajas en tejidos sanos para reducir los efectos adversos.

El acelerador de radioterapia Halcyon es el más innovador en tratamientos de cáncer en España

Acelador-Halcycon-Amancio-OrtegaDe nuevo, esta vez a final de año, la Fundación Amancio Ortega donará otros dos aceleradores para pacientes infantiles. Probablemente estos pacientes no saben que antes una sesión duraba 25 minutos y ahora serán solo 8. Tampoco saben que el nuevo acelerador dispone de un sistema de control de imagen, de uso obligatorio. Cada día toma nuevas imágenes del paciente antes de administrar la dosis de radiación. Entre otras cosas, sirve para que el paciente reciba la radioterapia en el lugar calculado. Así lo ha asegurado la propia Dra. Beltran, jefe de servicio de Física y Protección Radiológica del hospital.
Los niños no saben lo que quiere decir, pero los adultos, padres y profesionales, sí deben saberlo. La legislación no tiene que ensalzar a Amancio Ortega y a su Fundación. La legislación tiene que potenciar la cultura del mecenazgo en España, que tan poco extendida está. Es evidente que cuanto mayores sean las donaciones mayor será el ahorro y mejores los tratamientos.

La legislación tiene que potenciar la cultura del mecenazgo en España

La labor que tiene el sistema sanitario debe estar lejos de “censurar” esta actitud. Todos debemos favorecerla apoyando leyes que aumenten el interés por este tipo de donaciones y por ayudas a la investigación.