Inicio ASP La industria farmacéutica donó 118 millones de euros en 2018 a profesionales...

La industria farmacéutica donó 118 millones de euros en 2018 a profesionales para acudir a congresos

industria-farmacéutica

..Redacción.
Las compañías farmacéuticas han publicado por cuarto año consecutivo sus colaboraciones en investigación y formación médica. En 2018 la industria farmacéutica en España contribuyó con 118 millones de euros a ayudas a profesionales médicos para poder acudir a reuniones y congresos. Además invirtió 259 millones de euros en contratos para desarrollar proyectos de investigación en el ámbito biomédico.

A los citados ámbitos de investigación y de formación se suman otros dos conceptos: la prestación de servicios profesionales, por un valor global de 84 millones de euros, y las donaciones, que sólo pueden ir destinadas a organizaciones sanitarias y que ascendieron a 37,5 millones. La publicación de estos datos es consecuencia de la iniciativa de transparencia incorporada en 2014 al Código de Buenas Prácticas de la Industria Farmacéutica en España.

La publicación de estos datos es consecuencia de la iniciativa de transparencia incorporada en 2014 al Código de Buenas Prácticas

Apuesta por la investigación y la formación
Las transferencias económicas en investigación responden al progresivo cambio en el modelo de I+D, cada vez más abierto y colaborativo. En el caso de España casi la mitad de la inversión (el 47,2%) se destina a contratos de investigación extramuros, fundamentalmente con entidades de carácter público (centros de investigación, hospitales y universidades, entre otros), lo que convierte a la industria farmacéutica en el principal impulsor de la investigación pública.

Los 259 millones de euros en contratos de I+D con profesionales y centros ahora publicados suponen aproximadamente la mitad del montante total de esta cooperación externa y hacen referencia a colaboraciones para el diseño o ejecución de estudios preclínicos, ensayos clínicos y estudios de postautorización. El resto de inversiones extramuros incluyen conceptos como los contratos de investigación preclínica en los que no intervienen profesionales sanitarios o el suministro de medicación gratuita para los ensayos clínicos y su monitorización.

En el caso de España casi la mitad de la inversión (el 47,2%) se destina a contratos de investigación extramuros

Asimismo, en 2018 el sector apoyó a organizaciones sanitarias para la celebración de congresos con 98,5 millones de euros, lo que refleja el compromiso de la industria farmacéutica con las organizaciones y sociedades científicas, agentes esenciales para el modelo de I+D de medicamentos y la orientación en materia de formación, y para garantizar la independencia de estas actividades. Su trabajo contribuye a que los médicos ostenten un nivel de excelencia que ha sido reconocido tanto a nivel nacional como internacional y a que desempeñen una actividad asistencial que es altamente valorada por los ciudadanos. Además, los congresos científicos son esenciales para que los facultativos puedan mantener actualizados sus conocimientos sobre su especialidad.

La experiencia clínica, clave para la I+D
Por otro lado, los pagos a profesionales y organizaciones por prestación de servicios sumaron 84 millones de euros en 2018. Una cantidad que se corresponde con las contraprestaciones por labores de asesoramiento, consultoría y ponencias en congresos. Estas remuneraciones incluyen también los gastos necesarios para la prestación del servicio. Estas colaboraciones permiten a la industria conocer el comportamiento de los nuevos fármacos en la práctica clínica. Algo que sólo pueden proporcionar los profesionales sanitarios. Gracias a ello las compañías pueden mejorar la seguridad y eficacia de los tratamientos o detectar nuevas necesidades. Lo que resulta muy beneficioso para el abordaje de las enfermedades y para la eficiencia del sistema.

Los pagos a profesionales y organizaciones por prestación de servicios sumaron 84 millones de euros en 2018

Por último, las compañías farmacéuticas hicieron donaciones a organizaciones sanitarias que prestan servicios de asistencia sanitaria social. Lo hicieron por valor de 37,5 millones de euros. Estas ayudas pueden ser desde aportaciones dinerarias para proyectos de investigación hasta donaciones de medicamentos a instituciones humanitarias.

Noticias complementarias: