Inicio ASP Vamos a contar mentiras… Las pseudoterapias atacan de nuevo. Ricardo Mariscal

Vamos a contar mentiras… Las pseudoterapias atacan de nuevo. Ricardo Mariscal

Pseudoterapias

..Ricardo Mariscal. COM Salud.
A finales del mes pasado tuvo lugar en una localidad de Lleida el mayor encuentro de gurús de pseudoterapias que imaginarse pueda. Con el “gracioso” nombre de I Congreso de Salud Censurada coincidieron en una iglesia considerada bien cultural de interés nacional los más famosos detractores de las vacunas y de las terapias más insólitas e ineficaces que existen en la actualidad.

En un congreso de pseudoterapias coincidieron los más famosos detractores de las vacunas

El Colegio de Médicos de Lleida lanzó un comunicado rechazando la celebración de este congreso de terapias alternativas, fue denunciado al Departamento de Salut de la Generalitat y abiertamente criticado por médicos y todo tipo de expertos en redes sociales. Pero nada pudo impedir su celebración, que logró un aforo completo. Ante este “éxito”, sus organizadores ya han anunciado que están preparando una nueva edición.

Frente a dañinos y tristemente mediáticos impulsores de peligrosas pseudoterapias como Txumari Alfaro, Xavier Uriarte (fundador de la Liga por la Libertad de la Vacunación) o Isabel Bellostas, pediatra inhabilitada por difundir que las “vacunas causan autismo”, entre otros “iluminados” que se reunieron en Lleida, caben dos posturas.

Se pueden ignorar sus ideas o denunciar sus bulos

La primera postura es tratar de ignorarles y hacer como si no existieran, intentando con ello que tengan la menor difusión posible. Y una segunda opción es dar a conocer sus peregrinas teorías y denunciar sus bulos, como hacemos desde el Instituto Salud Sin Bulos.

La desinformación se combate con información
Opino que la opción de ignorarles no es efectiva. Los charlatanes transmiten sus mensajes por diversos canales, difundiendo las presuntas bondades de sus terapias y los males de la medicina tradicional para una audiencia necesitada de respuestas que está dispuesta a escucharlos y seguirles. Entre los asistentes al congreso de Lleida, con toda probabilidad, habría pacientes o familiares de enfermos buscando una cura milagrosa para su enfermedad. Pacientes que necesitan esperanza y que la buscarán en los lugares menos recomendables si nadie les advierte de ello.  Es imprescindible proporcionar información veraz y formar a estos pacientes y familiares para evitar que se conviertan en víctimas de las estafas de las pseudoterapias.

En una persona no informada y necesitada disparates como que “un paciente informado es la mayor amenaza para la industria farmacéutica en 2019”; “la ingesta de agua de mar cura numerosas enfermedades, más que un medicamento” o que “apretando bajo la nariz, por encima de la oreja y en las yemas de los dedos se saca a alguien de parada cardiaca” pueden tener sentido. Y estas perlas solo son una pequeña muestra de las muchas barbaridades que se dijeron en Salud Censurada.

Los peligrosos sinsentidos de las pseudoterapias se combaten con datos e información veraz

Estos peligrosos sinsentidos se combaten con datos e información veraz, con estudios científicos y la ayuda de verdaderos profesionales de la salud, especialistas en sus respectivos ámbitos de conocimiento. Y empleando los mismos canales de información y redes sociales que usan los defensores de las pseudoterapias. Los estafadores juegan con las emociones de las personas y es imprescindible desenmascararles.

Eso no es todo, amigos
La asociación Dulce Revolución, organizadora del Congreso de Lleida, no para quieta en su frenética actividad de difusión de pseudoterapias. Además de mostrar apoyo de forma continua a su ideólogo Josep Pamiés, en breve participará con una ponencia dedicada a la “resistencia de la presión político-farmacéutica” en la XII Feria de Alimentación y Salud de Balaguer. Volverán a arremeter contra la industria farmacéutica y a difundir sus teorías conspiranoicas y de apoyo a pseudoterapias. Nos tendrán de nuevo enfrente. No les dejemos tranquilos y sigamos denunciando sus irresponsables acciones.

Enlaces de interés