Inicio ASP La inteligencia artificial, herramienta para una verdadera coordinación asistencial

La inteligencia artificial, herramienta para una verdadera coordinación asistencial

Inteligencia-artificial-coordinación-asistencial

..Juan Pablo Ramírez.
..Fernando Ruiz y Cristina Cebrián (fotografía y vídeo)

A menudo los expertos citan la importancia de la inteligencia artificial para la implantación de una medicina de precisión, pero además puede ser una herramienta clave para una adecuada coordinación asistencial. “Hay estudios cualitativos en los que se le pregunta al paciente qué valoran en una transición asistencial. Responden que el profesional que le va a ver tenga la información sobre su enfermedad”, explica Marta Sánchez Celaya, gerente asistencial de Atención primaria de la Comunidad de Madrid, durante el coloquio Valor y retos de la historia de la salud digital en la continuidad asistencial, celebrado en la redacción de iSanidad. 

Sánchez Celaya: “La continuidad y la coordinación se basan en la información”

“La continuidad y la coordinación se basan en la información”, insiste Sánchez Celaya. Un sistema de información eficaz evitaría la repetición de esfuerzos. Por un lado, para el paciente, que no tendría que no tendría que explicarle al médico otra vez su problema. Por otro, para el profesional que no necesitaría repetir pruebas y procesos para conocer el estado del paciente. El sistema, por último, también se vería beneficiado. “Tenemos muchísimo casos clínicos en duplicidades y triplicidades en centros que no tienen ni conexión en su información y que a veces tratan al mismo paciente, la misma patología y con tratamientos distintos”, destaca Carlos Mur, director de de Coordinación Sanitaria de la Comunidad de Madrid.

La coordinación no solo incluye atención primaria y hospitalario, sino también el área social. “Estamos un poco lejos de la situación idónea. Es verdad que hay herramientas que permiten compartir información clínica, recoger y explotar datos adecuadamente de primaria y hospitalaria pero falta muchísimo recorrido para tener una interoperabilidad completa. El siguiente paso sería una historia clínica sociosanitaria para enlazar con residencias geriátricas y con otro tipo de recursos claves en la cronicidad”, expresa Mur.

Mur: “Tenemos muchísimo casos clínicos en duplicidades y triplicidades en centros”

Inteligencia-artificial-coordinación-asistencialEl sistema sanitario ha iniciado un camino cuya meta es “historia clínica única probablemente en la nube, totalmente interoperable entre servicios de salud y servicios sociales”, destaca Carlos Arena, gerente del Área XI de la Región de Murcia. Al igual que Mur, subraya que “queda mucho” para alcanzar este objetivo. La inteligencia artificial permitiría esta coordinación asistencial con los servicios sociales para “contrastar esos datos de la HC del paciente con datos sociodemográficos: dónde vive, dónde tyrabaja, los niveles de contaminación a los que está expuesto…”, añade Arenas.

El sistema sanitario genera hoy una gran cantidad de datos. El reto es lograr una lectura adecuada. “Es un activo que genera grandes expectativas”, reconocer, Juan Fernández, director general de Cerner España. No obstante advierte de que “los datos por sí solos no generan valor”. Su transformación en verdadera información que sea útil en la toma de decisiones “es un proceso muy complejo que va más allá de lo meramente tecnológico”. Fernández avisa también de que “tener muchos datos no es lo mismo que tener buenos datos”.

Fernández: “Los datos por sí solos no generan valor”

Existen en la actualidad obstáculos que dificultan su implantación. El director general de Cerner España cita por ejemplo la propia necesidad de cambio. “Debe existir una motivación para el cambio. Al final tenemos un modelo sanitario del que estamos muy satisfechos, que es muy bueno y con resultados envidiable, pero  también es necesario reflexionar sobre si el modelo va a seguir indefinidamente”, añade. Tanto Mur como Arenas identifican un factor más: “La nueva ley de protección de datos es muy restrictiva”. El gerente del Área XI de Murcia considera que “está frenando el desarrollo tecnológico en cuanto a la posibilidad de compartir datos”.

La inteligencia artificial permitiría esta coordinación asistencial con los servicios sociales para “contrastar esos datos de la historia clínica del paciente con datos sociodemográficos.”, añade Arenas

En esta misma línea, el director de Coordinación Sanitaria de la Comunidad de Madrid subraya el desarrollo de “una formulación legislativa por miedo a consecuencias negativas más que ante una legislación proactiva dirigida a conseguir resultados positivos. Esto pone mucho freno al hacer proyectos de investigación con una utilización estandarizada de esos datos”.

Sánchez Celaya coincide en esta tesis, aunque considera que hay margen para llevar a cabo iniciativas. “Es una cuestión de conocimiento, concienciación y transparencia en la publicación de lo que se hace. Si informamos de lo que queremos y para qué se quiere, debería ser factible dentro de un marco que es restrictivo ahora mismo”, destaca.

Noticias complementarias: