Inicio ASP Ni siquiera hay un “plan B” para médicos y enfermeras después del...

Ni siquiera hay un “plan B” para médicos y enfermeras después del 10N

10N

..Luis de Haro. Director general de iSanidad.
El futuro de la sanidad y del sistema sanitario en España es “tristísimo”. La próxima cita electoral, la del 10N, viene carga de hastío para profesionales y pacientes. Ningún agente del sistema espera nada nuevo.

El sistema económico está comenzando de nuevo una recesión, cada vez hace falta más dinero, pero cada vez hay menos. Los presupuestos se aplican sin criterio de futuro, solo criterio electoral. PSOE, PP, Ciudadanos, Unidas Podemos o VOX parecen no saber nada del futuro del sistema tras el 10N. Hospitales de gestión privada, eutanasia o cuidados paliativos son “menudencias” frente a las necesidades de la “joya de la corona” como dicen todos al referirse al sistema sanitario.

Ninguno de los partidos habla de los verdaderos problemas, que debían ser previos a la financiación sanitaria. Ninguno afronta la cronicidad, la larga estancia, el envejecimiento, el modelo sociosanitario, la enfermedad mental, la formación, la atención primaria…. Los temas importantes que afectan al profesional como seguridad del paciente, responsabilidad civil, agresiones, saturación, formación o gestión eficiente de los recursos se desconocen.

El 10N ha dejado de ser una posibilidad de cambio

Mientras hay debates y mítines, la atención primaria está desbordada y no se buscan soluciones. Farmacéuticos y enfermeras se ofrecen sin parar para ayudar a descongestionar el sistema, pero no hay respuestas.

El 10N ha dejado de ser una posibilidad de cambio. No se esperan cambios porque no se permiten cambios. El sistema sanitario necesita “reverdecer” y los partidos principales están ahogando cualquier propuesta.

Si el sistema sanitario va a depender de Sánchez, Casado, Rivera, Iglesias o Abascal se va a hundir del todo. Estos líderes parecen tener oídos solo para quien les “riega la oreja”. El miedo a una propuesta de futuro les paraliza. Ni saben ni quieren saber nada del futuro del sistema sanitario.

El 10N debería dar paso a las propuestas de los profesionales, que incluso siendo de partidos antagónicos, están de acuerdo en un 95%.

Artículos relacionados