Inicio ASP Geicam aconseja reducir al mínimo las visitas hospitalarias de pacientes con cáncer...

Geicam aconseja reducir al mínimo las visitas hospitalarias de pacientes con cáncer ante la epidemia de Covid-19

El Grupo ha publicado un documento de recomendaciones para profesionales sanitarios

pacientes-con-cáncer

..Redacción.
El estado de inmunodepresión de los pacientes con cáncer obliga a los sanitarios a establecer unas pautas sobre su manejo en torno a la epidemia de Covid-19. Para ello, desde el Grupo Geicam de Investigación en Cáncer de Mama han elaborado un documento con recomendaciones para el manejo de estas pacientes. También recuerdan que los enfermos de cáncer presentan un mayor riesgo de sufrir complicaciones en caso de contraer dicha infección.

El presidente del Grupo Geicam, el Dr. Miguel Martín, señala que “a causa de esta pandemia y su impacto en el sistema sanitario, los expertos en cáncer nos hemos tenido que replantear el riesgo-beneficio de los diversos tratamientos en los pacientes oncológicos”. Para ello, por un lado están tratando de “minimizar los riesgos asociados a la pandemia”. Por otro lado, intentan “mantener en lo posible la eficacia de los diversos tratamientos antitumorales”, asegura el Dr. Martín.

pacientes-con-cáncerDr. Martín: “Los expertos en cáncer nos hemos tenido que replantear el riesgo-beneficio de los diversos tratamientos en los pacientes oncológicos”

La primera recomendación que establecen desde Geicam es la reducción al mínimo del número de visitas hospitalarias. De modo que los profesionales deben posponer las revisiones hasta el fin de la pandemia. También deberán reducir el número de pruebas diagnósticas, sustituyendo visitas presenciales por consultas telefónicas.

En cuanto al uso de mascarillas, tanto pacientes como sanitarios deben llevarlas en las consultas externas. Además, aconsejan a los médicos el uso de pijamas, batas y equipos de protección individual (EPI) apropiados. También deberán llevar mascarilla los médicos que acudan a sesiones clínicas que sean imprescindibles, aunque estén asintomáticos.

Por otro lado, los expertos de Geicam señalan la importancia de “elegir las secuencias terapéuticas y regímenes que, sin comprometer el pronóstico de las pacientes, sean más acordes a la situación actual”. También deberán valorar las extracciones sanguíneas ambulantes en centros de salud, centros de especialidades o incluso a través de atención domiciliaria, según las posibilidades locales.

Los expertos señalan la importancia de “elegir las secuencias terapéuticas y regímenes que sean más acordes a la situación actual”

Cuando la paciente presente posibles síntomas de infección por coronavirus, recomiendan realizar el test de diagnóstico cuando tenga fiebre, tos seca o disnea. Pero también ante la presencia de otros signos como anosmia, ageusia, mialgias y síntomas digestivos. Asimismo, debe valorarse la realización de este test en aquellas pacientes que, aunque no presentan síntomas de COVID-19, han tenido un contacto estrecho con alguien infectado, particularmente si la paciente va a iniciar un tratamiento inmunosupresor.

Cribado telefónico previo
Otro aspecto que deben tener en cuenta los sanitarios en el manejo de pacientes con cáncer durante la pandemia de Covid-19 se refiere al cribado. En este sentido, desde Geicam aconsejan realizar el cribado por teléfono previamente a la visita presencial. Señalan que ese cribado telefónico puede ayudar a la identificación de pacientes sintomáticos sospechosos de infección.

pacientes-con-cáncerAsimismo, se puede valorar una estación de cribado a la entrada de los hospitales, siempre que sea posible. De esta forma, se podrá preguntar a pacientes y familiares sobre sus síntomas y se registrará su temperatura corporal. En caso de sospecha de infección por Covid-19, no deberían entrar en contacto con otros pacientes y médicos.

En cuanto a los estudios de evaluación de respuesta al tratamiento, Geicam recomienda individualizar su realización en función de la situación del enfermo

Sobre los estudios de evaluación de respuesta al tratamiento, Geicam recomienda individualizar su realización en función de la situación del enfermo. Deberán valorar la posibilidad de demora si ello resulta seguro para la paciente, aun manteniendo un planteamiento flexible en caso de incidencias clínicas.

Riesgos y beneficios de los tratamientos
Ante esta crisis sanitaria, es recomendable discutir de forma explícita con las pacientes el balance entre los riesgos y los beneficios de los tratamientos. También se debe hablar de alternativas disponibles durante la situación de pandemia.

Para ello, hay que tener en cuenta el pronóstico específico, la edad, las comorbilidades y las circunstancias sociales de cada paciente y sus preferencias. En el documento se invita a “dejar constancia por escrito de este proceso en la historia clínica en línea con las recomendaciones generales de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM)”.

Se debe individualizar la necesidad de transfusiones sanguíneas, limitándolas a cuando sean estrictamente necesarias

Por otro lado, se debe individualizar la necesidad de transfusiones sanguíneas, limitándolas a cuando sean estrictamente necesarias. En cuanto a la atención de pacientes incluidas en ensayos clínicos, Geicam se muestra conforme con las recomendaciones de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps); así como las actualizaciones periódicas de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). También está realizando recomendaciones específicas para cada ensayo clínico con pacientes en tratamiento activo.

Pautas sobre cirugía del cáncer de mama
Sobre la cirugía del cáncer de mama el Grupo determina que la decisión de posponer o proceder a la cirugía debe tomarse en el contexto de la situación de cada hospital. Concretamente, en cuanto a la garantía de la seguridad para las pacientes.

En caso de que se realicen este tipo de intervenciones, el documento establece diversas estrategias para reducir el riesgo de contagio asociado al procedimiento quirúrgico. Además, detallan las recomendaciones relativas al tratamiento quimioterápico en función de la fase de la enfermedad y del subtipo tumoral. Por último, incluyen un apartado dedicado a los criterios para el ingreso de estas pacientes en las UCI, recalcando la necesidad de individualizar cada caso.

Noticias complementarias