Inicio ASP Diario del coronavirus. Se hacía pasar por inmunólogo para estafar a los...

Diario del coronavirus. Se hacía pasar por inmunólogo para estafar a los médicos con el pretexto de comprar EPIs

estafar-medicos

..Gema Maldonado.
La realidad nunca dejará de sorprendernos y las triquiñuelas de los amigos de lo ajeno en plena emergencia sanitaria por el coronavirus, tampoco. Es el caso del falso médico que ha detenido la Policía Nacional en un control en Madrid. Se hacía pasar por inmunólogo y había visitado varias veces un hospital madrileño con el fin de estafar dinero a los médicos con el pretexto de utilizarlo para comprar equipos de protección individual (EPI).

Estafar a los médicos recolectando dinero para comprar equipos de protección individual era el objetivo del falso médico

Así lo contaban en este día número 40 de confinamiento el director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, José Ángel González. Los policías han encontrado entre sus pertenencias un uniforme sanitario y una tarjeta identificativa a su nombre en la que se leía que era especialista del Servicio de Inmunología de un centro hospitalario madrileño. El falso médico, que tiene antecedentes por estafa, actuaba con otro que también simulaba ser médico, aunque a este aún no lo han identificado. Utilizar una tragedia para intentar sacar beneficio.

Además de a las ganas de estafar de este individuo, los médicos también se han tenido que enfrentar a mensajes “poco hospitalarios” de algunos vecinos en esta pandemia. Según el comisario González, desde que comenzó el estado de alarma, la red de interlocultores policiales sanitarios ha mantenido más de 4.200 contactos con el sector sanitario.

En esta jornada hemos cumplido la cuarentena literal. Son 40 días de encierro, para la mayoría, de trabajo a destajo para otros muchos

En esta jornada hemos cumplido la cuarentena literal. Son 40 días de encierro para la mayoría y de trabajo a destajo para otros muchos. Pero en este caso, la cuarentena lleva camino de convertirse en sesentena. Quizá podemos acuñar un término nuevo. Quizá recordaremos este confinamiento de 2020 como la sesentena.

Nos queda esperar a que la R, la famosa R, esté por debajo de uno en todo el país. Así lo ha dicho Fernando Simón en en análisis de datos diario. Aunque también ha dicho que se valorarán otros parámetros, como el número bruto de casos que se siguen detectando y la capacidad asistencial instalada en cada comunidad autónoma.

Nos queda esperar a que la R, la famosa R, esté por debajo de uno en todo el país. Así lo ha dicho Fernando Simón en en análisis de datos diario

Los datos de este miércoles invitan a cierto optimismo (cuesta utilizar este término con más de 400 fallecidos), al menos por la estabilidad que transmiten. Hemos vuelto a perder cinco vidas más con respecto al día de ayer. Han sido 440 en total. “La semana pasada estábamos en más de 500”, recordaba Fernando Simón. Y los nuevos casos son 4.635, pero casi 1.700 no tienen síntomas, por lo que puede que lo hayan pasado hace semanas. Los hospitalizados crecen muy poco, un 1,2% y los ingresos en la UCI solo un 0,8%.

También ha sido el día en el que Reino Unido ha comenzado las pruebas en humanos de su vacuna contra el SARS-CoV-2. Es el primer país de Europa que inicia esta fase en sus proyectos de vacunas. En concreto, esta candidata a vacuna ha sido desarrollada por investigadores de la Universidad de Oxford. “Todos hemos cruzado nuestros dedos para que todo vaya bien y la vacuna sea segura y efectiva”, ha dicho el ministro de Sanidad británico, Matt Hancock, en un vídeo colgado en su perfil de Twitter.

También ha sido el día en el que el Reino Unido ha comenzado las pruebas en humanos de su vacuna contra el SARS-CoV-2

Este 23 de abril ha sido un Sant Jordi y un Día del Libro extraño. Sin puestos de libros y de rosas en Las Ramblas de Barcelona. Pero quizá haya sido la ya tradicional lectura de El Quijote en Madrid más emotiva. Sanitarios, voluntarios, miembros de la policía y el ejército y hasta enfermos de Covid-19 han leído la obra cumbre de Cervantes en las instalaciones del hospital de campaña de Ifema. La biblioteca “Resistiré”, creada por una enfermera del hospital, que ya suma más de 4.000 volúmenes, ha permitido a los pacientes allí ingresados volar lejos de sus camas a través de las historias de sus libros. Porque los libros, en pleno confinamiento, nos hacen sentir un poco más libres.

Noticias complementarias: 

Compartir