Inicio ASP Dra. Carmen Valdés: “Tiene que existir una relación muy estrecha entre primaria...

Dra. Carmen Valdés: “Tiene que existir una relación muy estrecha entre primaria y los profesionales de las residencias”

primaria-residencias

..J.P.R.
La crisis del Covid-19 ha obligado a plantear la necesidad de analizar la relación entre servicios sociales y sanitarios. Una de las principales conclusiones es la obligación de estrechar los lazos entre atención primaria y las residencias de ancianos. Así lo han puesto de manifiesto diferentes expertos en un coloquio organizado por iSanidad. Precisamente las personas ancianas han sufrido de manera especial la epidemia en España.

“Por parte de atención primaria tiene que existir una relación muy estrecha con los otros profesionales que atiendan a los pacientes en las residencias”, explica la Dra. Carmen Valdés, médico de familia del Centro de Salud de Fuencarral (Madrid). La Dra. Valdés insiste en la importancia de una mayor “fluidez” entre niveles asistenciales. “No puede haber compartimentos estancos”, añade.

Una de las principales conclusiones de la crisis del Covid-19 es la obligación de estrechar los lazos entre atención primaria y las residencias de ancianos

La atención a los mayores en los primeros momentos de la epidemia ha generado una gran polémica. El jefe del Servicio de traumatología en el Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes, el Dr. Javier Escalera, admite que la crisis del coronavirus les pilló “con el pie cambiado”, pero que la “edad no ha sido un criterio clínico”. El Dr. Escalera subraya que en el momento en que se multiplicaron los contagios en las residencias, la atención especializada se puso a disposición de la Consejería de Sanidad.

“Se hizo un plan de choque encabezado por atención primaria y geriatras hospitalarios, de tal manera que hubiera una asistencia in situ por facultativos y sanitarios. Esto ha sido el germen de las residencias medicalizadas”, explica. Poco a poco los centros comienzan a recuperar una actividad normal. “Esta semana he puesto una prótesis de cadera a una paciente de 102 con Covid-19”, señala.

Dr. Escalera: “Se hizo un plan de choque encabezado por atención primaria y geriatras hospitalarios, de tal manera que hubiera una asistencia in situ por facultativos y sanitarios”

Sobre los planteamientos que apuntan a la medicalización de la residencias, el presidente del Grupo Casaverde, Alberto Giménez, advierte que no dejan de ser domicilios. “No ha faltado una residencia medicalizada sino una continuidad asistencial adecuada y una ordenación de los recursos”, explica. A su juicio, las medidas adoptadas desde el Ministerio de Sanidad han llegado tarde. Este problema se ha sumado a otros como la falta de equipos de protección individual. Existen otras carencias del sistema sanitario que han agravado la situación.

“Desde siempre hemos estado centrados en la fase aguda. Pero conforme vamos evolucionando los focos hacia fases previas como la prevención y la salud pública, hemos demostrado lo poco preparados que estábamos en esta pandemia. Debemos atender también aquellas fases post agudas: convalecencia, rehabilitación… Tenemos que trabajar más la cronicidad”, subraya Gimémez. El presidente del Grupo Casaverde admite la necesidad de contar con enfermeras o un médico de cabecera disponible que acuda al centro todos los días. “Pero esto no debe llevarnos a un modelo diferente. Somos servicios sociales bien conectados con los servicios sanitarios y con continuidad asistencial”, incide. En este sentido, apuesta por reforzar las unidades de hospitalización domicilaria en las comunidades autónomas.

El Dr. Escalera coincide en que hasta ahora no se ha hecho un buen seguimiento de las personas mayores que vivían en residencias o solos en sus domicilios. La humanización y las nuevas tecnologías aportan nuevas herramientas que permiten mejorar los cuidados de estas personas. “Esto supone cambiar un poquito el modelo. Debería haber una red sociosanitaria que incluyera a las residencias públicas y privadas, a las dos, con una participación del sistema sanitario”, afirma.

La Dra. Valdés coincide en esta vía. “Desde la atención primaria se pretende que la relación con las residencias sea mayor, pero muchas veces servicios sociales va por un lado y sanidad por otro”, admite.

Noticias complementarias: