Inicio ASP Reumatología pide mantener los tratamientos con hidroxicloroquina para enfermedades reumáticas

Reumatología pide mantener los tratamientos con hidroxicloroquina para enfermedades reumáticas

Aseguran que los datos sobre el perfil de seguridad para Covid-19 no son extrapolables

hidroxicloroquina-reumatología

..Cristina Cebrián.
Después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) suspendiera temporalmente los ensayos con hidroxicloroquina y cloroquina como posible fármaco contra el Covid-19, especialistas en reumatología y pacientes muestran su preocupación ante las informaciones sobre efectos adversos de estos fármacos en pacientes Covid-19.

Durante décadas, la hidroxicloroquina y la cloroquina se utilizan en el tratamiento de enfermedades reumatológicas como el lupus eritematoso sistémico (LES) y la artritis reumatoide. Los reumatólogos aseguran que su eficacia y seguridad en estas patologías “han sido ampliamente demostradas”. Sin embargo, numerosos pacientes y especialistas en reumatología se han dirigido a esta sociedad científica para aclarar dudas en torno a estos fármacos.

Los datos que se han conocido sobre el perfil de seguridad de hidroxicloroquina en Covid-19 “no son extrapolables a los de las enfermedades reumáticas

hidroxicloroquinaDesde la Sociedad Española de Reumatología (SER) aclaran que los datos que se han conocido sobre el perfil de seguridad en Covid-19 “no son extrapolables a los de las enfermedades reumáticas”. Además, insisten en que las dosis de estos fármacos utilizados en reumatología “son inferiores a las que se utilizan en ensayos clínicos con pacientes Covid-19”.

Con respecto a los problemas detectados en estos pacientes, detallan que están en gran parte relacionados con interacciones farmacológicas con otros tratamientos antivirales y antimicrobianos usados en Covid-19. Por ejemplo, el lopinavir, ritonavir y la azitromicina, que no se usan para enfermedades reumáticas.

Efectos adversos en enfermedades reumáticas
Un ejemplo de la eficacia de estos fármacos en el tratamiento de enfermedades reumatológicas se encuentra en el Registro español de pacientes con lupus eritematoso sistémico (Relesser). Este cuenta con más de 4.000 pacientes documentados y aseguran que la retirada de estos dos medicamentos por efectos adversos en 10 años de media de seguimiento ha sido escasa.

La hidroxicloroquina y cloroquina son fármacos seguros, cuando se utilizan siguiendo las indicaciones 

Según el Colegio Americano de Reumatología, los efectos secundarios más comunes son náuseas y diarrea, “que a menudo mejoran con el tiempo”. Entre los menos comunes se incluyen erupciones cutáneas, cambios en el pigmento de la piel, en el cabello y debilidad muscular.

En la misma línea, desde la SER aseguran que los reumatólogos conocen bien los efectos adversos de la hidroxicloroquina en enfermedades reumáticas y destacan que se trata de “efectos adversos limitados”. Además, se trata de fármacos seguros, cuando se utilizan siguiendo las indicaciones para las que han sido autorizados. Del mismo modo que cuando se siguen los controles periódicos establecidos por el médico que los prescribe.

Por todo ello, los pacientes reumáticos tratados con hidroxicloroquina o cloroquina no deben retirar sus tratamientos “sin consultar previamente con su reumatólogo”. Desde la SER también piden que consulten con su especialista cualquier preocupación o duda sobre su medicación.

Noticias complementarias