Inicio ASP La dexametasona reduce un tercio la mortalidad en hospitalizados de Covid-19 que...

La dexametasona reduce un tercio la mortalidad en hospitalizados de Covid-19 que requieren ventilación

dexametosona-mortalidad-coronavirus

..Redacción.
Un estudio de la Universidad de Oxford que la dexametasona reduce la mortalidad hasta en un tercio en pacientes hospitalizados con complicaciones respiratorias graves de Covid-19 que necesitan ventilación mecánica. Este fármaco presenta varias ventajas clave en el contexto actual de crisis económica y sanitaria. En un medicamento ya aprobado y conocido, de bajo coste y por tanto de fácil acceso para la gran mayoría de la población.

Es la principal conclusión del ensayo clínico aleatorizado Recovery que comenzó el pasado marzo. Este estudio trataba de probar una serie de medicamentos, entre ellos la dexametasona. Más de 11.500 pacientes de 175 hospitales de Reino Unido participan en este ensayo clínico. En concreto, en la rama de este medicamento se habían reclutado 2.104 pacientes.

La dexametasona reduce la mortalidad en pacientes de Covid-19. Presenta además una serie de ventajas: es un medicamento ya aprobado y conocido, de bajo coste y por tanto de fácil acceso

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha valorado de forma positiva esta noticia. No obstante, ha instado a valorar los datos con prudencia. “En ciencia los resultados de un único estudio, a no ser que sean muy sólidos, no suelen ser suficiente para garantizar los resultados”, ha advertido en rueda de prensa tras la reunión del Comité Técnico para la Desescalada. Tras estos resultados, ha subrayado que corresponde ahora a la Agencia Española del Medicamento y de Productos Sanitarios (Aemps) analizar los resultados y proponer su tratamiento.

La dosis exacta asciende a 6 mg de dexametasona una vez al día (ya sea por vía oral o por inyección intravenosa) durante diez días y se comparó con 4.321 pacientes asignados al azar a la atención habitual solamente. Entre los pacientes que recibieron solo atención habitual, la mortalidad a los 28 días fue mayor en los que necesitaron ventilación (41%), intermedia en los pacientes que sólo necesitaron oxígeno (25%) y menor entre los que no necesitaron ninguna intervención respiratoria (13%).

“La dexametasona es el primer fármaco que ha demostrado mejorar la supervivencia en Covid-19. Este es un resultado extremadamente bienvenido. El beneficio de supervivencia es claro y grande en aquellos pacientes que están lo suficientemente enfermos como para requerir tratamiento con oxígeno, por lo que la dexametasona debería convertirse ahora en el estándar de atención en estos pacientes. La dexametasona resulta barata y puede usarse inmediatamente para salvar vidas en todo el mundo”, explica uno de los investigadores principales del ensayo, Peter Horby.

Noticias complementarias:

Compartir