Inicio ASP Las enmiendas de López Arribas para “asaltar” su propio Colegio

Las enmiendas de López Arribas para “asaltar” su propio Colegio

Compartir

La presidenta del Colegio de Madrid, Sonia López Arribas, ha presentado un total de 39 enmiendas a la propuesta de nuevos estatutos que, junto con su propia Junta Directiva, ha realizado. A pesar de las posibilidades que tiene como presidenta, ha esperado al último momento para exponer su criterio diferencial. Es decir, López Arribas ha decidido “autoenmendarse”.

La persona que ha formulado estas enmiendas, con un formato jurídico muy poco propio de la propia personalidad de López Arribas, muestra que quiere darle un absoluto poder al presidente, de manera que presida todas las comisiones del Colegio, decida los órdenes del día, tenga la potestad de disolver reuniones y comisiones… y nadie pueda sustituirla por ninguna contingencia. Su propuesta significa una dependencia total del presidente que bien tendrá que tener una dedicación exclusiva al Colegio o bien ralentizará el funcionamiento de la corporación, López Arribas quiere eliminar el trabajo en equipo.

Para López Arribas “El actual Capítulo III de los actuales Estatutos garantiza el funcionamiento de forma óptima para los intereses de los Colegiados, de los principales órganos de control de la Junta Directiva del Colegio”, entonces ¿por qué se comprometió a cambiarlos?, ¿han cambiado sus intereses una vez que está en la presidencia? A pesar de que ella se comprometió personalmente a cambiar los estatutos la mayoría de sus enmiendas llevan la coletilla de “en coherencia con los actuales Estatutos”. Si tanto le gustaban los estatutos actuales, ¿por qué se comprometió a cambiarlos?

Otro de los puntos que más destaca, además de petición de existencia de Asamblea de Compromisarios, es la contratación de personal, que pide sea aprobada por la Asamblea de Compromisarios. Es una muestra más de incoherencia entre su actuación y lo que pide. Cabe recordar que López Arribas “exigió” la contratación de Antonio Mora como Director General con un sueldo de 153.000 euros anuales, la Asamblea de Compromisarios votó “despedirle” y ella le mantuvo a pesar de todas las circunstancias negativas que le han rodeado. Incluso llama la atención que López Arribas pida que no haya contrataciones de personal con relaciones familiares de hasta “cuarto” grado cuando Mora es amigo personal, y ha quedado demostrado que su marido ha manejado información confidencial del Colegio. Quizá sea un reconocimiento de sus errores

En su salida de tono habitual, sin tener la menor noción de lo que pide, la presidenta quiere que el colegio se convierta en un “bunker informático”, sin conexión exterior. Una de sus enmiendas pide que el Colegio guarde el registro de colegiados como una empresa especializada, con el nivel de seguridad que exige la propia Agencia de Protección de Datos, en lugar de utilizar los servicios de especialistas. Como en otras ocasiones los costes y la desproporción no parecen importarle, solo le ha faltado pedir unguardia de seguridad junto al ordenador que contenga los datos.

El proceso de presentación de dicho texto comenzó con un compromiso personal suyo de renovar los estatutos, la Junta Directiva la apoyó y se comprometió a renovarlos, y para ello creó una comisión de estatutos plural que redactado un texto, dando la posibilidad a todas las candidaturas a participar. Este texto ha sido revisado y aprobado por la Junta Directiva y luego presentado a la colegiación. Una vez que se estudien las enmiendas la Junta Directiva presentará un nuevo texto reformado que es el que finalmente se someterá a votación en la Asamblea de Compromisarios.

Encuesta de iSanidad. Lo mejor de la Sanidad
La encuesta de iSanidad. Lo mejor de la Sanidad en la que participaron casi 10.000 médicos refleja donde está el verdadero interés de los colegiados, diferente de lo que el texto refleja, pero completamente diferente de los intereses particulares que la propia López Arribas ha querido expresar. Esta actitud “prepotente” y personal es la que aleja a los médicos del Colegio, que no les escucha ni atiende. La encuesta sacaba las siguientes líneas básicas:

¿Qué intereses personales tienen López Arribas y toda su “cohorte” para darle a espalda a los colegiados?, ¿hubiera sido más “justo” hacer una primera encuesta a los colegiados antes de lanzarse a hacer unos estatutos nuevos?, ¿a qué colegiados se ha dirigido la comisión de estatutos para poder preparar las líneas básicas de este nuevo texto?

..Alfonso González