No se pierda

La OMS cifra en 3.000 los casos sospechosos de dengue en Yemen

25 de junio, 2015
Dengue Yemen

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa de la existencia de 3.000 casos sospechosos de dengue en Yemen, si bien algunas organizaciones no gubernamentales duplican esta cifra, y es que la elevan hasta los 6.000 casos.

El portavoz del organismo, Christian Lindmeier, indica que los casos han sido detectados desde el pasado 20 de marzo, en un momento en el que la OMS ha alertado de que el sistema sanitario del país está al borde del colapso.

En este sentido, ha destacado que la crisis que atraviesa el país ha provocado un duro impacto en el acceso al agua, la sanidad, los servicios clínicos y el alojamiento en muchas provincias, lo que ha llevado a un incremento de los brotes de enfermedades, especialmente entre los desplazados. Por otra parte, ha advertido de que el acceso a los servicios sanitarios se ha visto gravemente dañado, con una caída del 50% en el número de consultas desde el inicio del conflicto armado que ha costado la vida a más de 1.000 civiles y ha desplazado a más de un millón de personas.

El organismo internacional señaló que la epidemia más reciente de dengue en Yemen, con 1.500 casos confirmados, ocurrió en 2011 en la gobernación de Hodeida, en el oeste del país. “Se esperan cientos de casos únicamente en Adén en las próximas semanas”, alerta Lindmeier, quien ha explicado que el dengue sigue un patrón estacional, con un gran número de casos detectados cada año entre los meses de abril y agosto.

El dengue es una enfermedad infecciosa transmitida por el mosquito Aedes aegypti, el mismo que transmite el chikungunya. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 390 millones de personas son infectadas de dengue al año y 500.000 de ellos sufren la versión más grave, la hemorrágica, cuando apenas hace medio siglo tan solamente se registraban 15.000 casos en nueve países del sureste asiático.

La enfermedad causa estragos en América Latina y el sureste asiático y, según la máxima autoridad sanitaria, los casos aumentaron “de forma alarmante” en la última década “a causa del turismo y la urbanización descontrolada”, y es que la transmisión que, ha aumentado de manera predominante en zonas urbanas y semiurbanas, se ha convertido en un problema de salud pública, ya que el mosquito se ha empezado a adaptar cada día más a diferentes alturas y temperaturas. En América, el número de casos se ha multiplicado por cinco durante la última década, pasándose de 517.00 registrados en 2003 a los 2,3 millones detectados en 2013.
..Emilio Ramirez