Inicio ASP La eficacia de las vacunas contra el Covid-19 en fase III no...

La eficacia de las vacunas contra el Covid-19 en fase III no siempre predice la efectividad en la practica clínica

Según explica la Dra. Laura Javaloyes, especialista en la Fundación para la investigación biomédica del Hospital Puerta de Hierro

Eficacia-vacunas-Covid-19

..Cristina Cebrián.
En las últimas semanas, desde que se aprobaron algunas vacunas contra el Covid-19, como la de Pfizer y BioNtech y Moderna, se está debatiendo sobre su eficacia y seguridad. Mientras los países europeos continúan con sus planes de vacunación, los expertos advierten de que la eficacia de las vacunas contra el Covid-19 en fase III no siempre predicen la efectividad en la práctica clínica real.

Así lo indicó la Dra. Laura Javaloyes, médico especialista en la Fundación para la investigación biomédica del Hospital Puerta de Hierro de Madrid, durante el seminario Estado actual de las vacunas frente al Covid-19 que organizó la Sociedad Española de Farmacología Clínica (SEFC). El encuentro estuvo moderado por el Dr. Emilio Vargas, profesor del Departamento de Farmacología Clínica en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid y por la Dra. Mónica Saldaña.

Dra. Javaloyes: Para que las vacunas contra el Covid-19 resulten eficaces y efectivas también es conveniente “atender a las posibles mutaciones de este coronavirus y sus efectos en las vacunas”

En cuanto a la efectividad de las vacunas en la práctica clínica, la Dra. Javaloyes comentó que deben tenerse en cuenta aspectos como “la inmunidad de rebaño, las medidas higiénicas, las cepas circulantes y la duración de la protección que aporta la vacuna”. Para que las vacunas contra el Covid-19 resulten eficaces y efectivas también es conveniente “atender a las posibles mutaciones de este coronavirus y sus efectos en las vacunas”, añadió la especialista.

Ante la llegada de nuevas vacunas, además de las ya aprobadas, la especialista comentó que “podemos tener esperanza de que estas vacunas se traduzcan en una muy buena efectividad. Pero hay que despejar las incertidumbres existentes, atendiendo a estudios de post comercialización de las vacunas”. Por otro lado, la Dra. Javaloyes insistió en que la introducción de la vacuna “no puede ni debe eliminar las medidas de higiene y prevención” que se tomaron desde el inicio de la pandemia.

La introducción de la vacuna “no puede ni debe eliminar las medidas de higiene y prevención” que se tomaron desde el inicio de la pandemia

Diferentes plataformas vacunales en desarrollo
En la actualidad las vacunas que se han puesto en desarrollo para frenar esta pandemia se basan en cuatro plataformas. Por un lado, se encuentran las vacunas creadas a partir de proteínas, bien por subunidades o bien por partículas similares al virus. En segundo lugar, se encuentran las vacunas desarrolladas mediante el virus SARS-CoV-2, que puede estar atenuado o inactivado.

Vacuna-Moderna-fase-3La tercera plataforma vacuna en desarrollo se realiza a partir de otros virus,  replicativos o no replicativos. En este sentido, la Dra. Javaloyes detalló que una de las ventajas de utilizar otros virus vectores es la rapidez en la producción, una vez que se dispone de stock. Además, presenta una mayor escalabilidad. Sin embargo, con este tipo de vacunas “existe un riesgo de pobre inmunogenicidad por inmunidad previa al vector”.

Otra desventaja es que presentan mayor toxicidad. Un ejemplo de este tipo de vacunas es la desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, que utiliza un adenovirus de chimpancé como vehículo para llegar a las células.

Sobre la vacunación de los médicos contra el Covid-19 la Dra. Javaloyes abogó por “respetar la libertad de cada médico y asumir que existe una responsabilidad por parte de los profesionales sanitarios”

Por último, se encuentran las vacunas creadas a partir de material genético, ARN y ADN, como las producidas por Pfizer-BioNTech y Moderna, que son las más avanzadas. “Son mecanismos muy innovadores y hay poca experiencia, por lo que se desconocen sus efectos a largo plazo. Además, el ARN es muy inestable y la producción de las nanopartículas es muy difícil”, explicó la experta. En cambio, la ventaja de este tipo de vacunas es que se pueden producir con rapidez. Además, no presentan riesgo de infección ni de inserción mutagénica y el ARN actúa como adyuvante.

La Dra. Javaloyes insistió en atender a la duración de la protección que ofrecen. “También hay que observar el ritmo, la magnitud y el impacto de las dosis de recuerdo”, concluyó la experta.

¿Hay que obligar a los médicos a vacunarse?
El debate sobre la obligatoriedad de la vacuna contra el Covid-19 continúa sobre la mesa y se establece en torno a cuestiones de libertad, ética y deontología. Para la Dra. Javaloyes “un acto médico nunca puede ser obligatorio, ya que todos tienen sus riesgos y cada uno tiene que valorar el balance beneficio-riesgo”.

También abogó por “respetar la libertad de cada médico y asumir que existe una responsabilidad por parte de los profesionales sanitarios. Establecer la obligación de ponerse la vacuna seria traicionar la responsabilidad de los sanitarios”.

Noticias complementarias