Inicio ASP El visado de medicamentos supone una traba administrativa en el acceso a...

El visado de medicamentos supone una traba administrativa en el acceso a los tratamientos

Jornada multidisciplinar "El visado ¿Efectivo? O un vestigio del pasado"

visado-tratamientos

..Pablo Malo Segura.
Durante el confinamiento domiciliario decretado el 15 de marzo de 2020, diversas comunidades autónomas decretaron exenciones temporales de los visados para facilitar el acceso de los pacientes a sus tratamientos y reducir la frecuentación de los centros de atención primaria. El visado supone una traba administrativa en el acceso a los tratamientos. Así se puso de manifiesto durante la jornada multidisciplinar «El visado ¿Efectivo? O un vestigio del pasado» con expertos en la materia, sociedades científicas y asociaciones de pacientes.

Visión por parte de las asociaciones de pacientes
Nicole Hass, portavoz de la Asociación de Pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (Apepoc), señaló que «el visado supone una clara limitación al acceso a los tratamientos más esenciales para los pacientes más vulnerables, aquellos con la EPOC más severa«. En cuanto a si se ha tratado de forma homogénea el visado, destacó que en Madrid hubo suerte porque se hizo de forma automática lo que supuso un gran beneficio para los pacientes. Para la portavoz de la Apepoc, el visado debe abordarse no solo desde las comunidades autónomas, sino desde el Ministerio.

Nicole Hass (Apepoc): «El visado supone una clara limitación al acceso a los tratamientos más esenciales para los pacientes más vulnerables»

Por su parte, Pilar Martínez, presidenta de la Asociación Diabetes Madrid indicó que el visado está ajustado a una normativa del año 2007. «Las asociaciones de diabetes estamos alineadas con la idea de que no es necesario tener visados en este momento«, resaltó. Asimismo, puso el ejemplo reciente de la Comunidad de Madrid, donde no se ha tenido que pasar por la autorización de los visados en los últimos meses. Sin embargo, indicó que todo ha funcionado correctamente y no ha habido gastos excesivos ni problemas para llegar a los tratamientos que necesitan los pacientes. Por ello, reclamó que este modelo se extienda al resto de España.

Respecto a los motivos para no modificarlo, según la presidenta de la Asociación Diabetes Madrid el criterio que ponen desde la Administración es el económico. «Se está priorizando el gasto a los resultados en salud de los pacientes. Tenemos que tener acceso a esos tratamientos innovadores«, lamentó. Además, señaló que su postura es que desaparezcan los visados y se renueven por la receta electrónica y la historia clínica.

En España la anticoagulación de los pacientes de ictus es incorrecta. Más del 50% de los pacientes anticoagulados están mal controlados, lo que significa un mayor riesgo en cuanto a recurrencia de ictus. «Gran parte de culpa de que en España no haya correctamente una anticoagulación tiene que ver con el visado», destacó Julio Agredano, presidente de la Fundación Freno al Ictus. Esto se debe, entre otros aspectos, a la inequidad entre comunidades y depende del nivel de flexibilidad del visado en ellas. Además, apuntó que está demostrado el coste-beneficio que representa el tener correctamente medicados a los pacientes.

Julio Agredano: «Gran parte de culpa de que en España no haya correctamente una anticoagulación tiene que ver con el visado»

En este sentido, Juan Carlos Julián, director general de la Federación Nacional Alcer, aseguró que el visado supone una barrera burocrática para el acceso a los tratamientos. «Hay herramientas más útiles y eficaces para medir la seguridad de los tratamientos que el visado, merece la pena explorarlas«, recalcó. Respecto a como han percibido los pacientes el visado durante la pandemia, apuntó que en un primer lugar hubo una situación de angustia y miedo. Después, la mayoría de comunidades autónomas lideraron herramientas para facilitar ese visado de forma electrónica o a través de la tarjeta sanitaria. Los diferentes representantes de las asociaciones de pacientes coincidieron en destacar la traba burocrática que supone el visado y que hay alternativas a este.

Visión clínica
«Suprimir una traba administrativa clara era muy necesario en un momento donde el confinamiento no permitía desplazarse a los pacientes«. Así lo explicó el Dr. José Polo García, presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen). Bajo su punto de vista, se ha demostrado la obsolescencia del visado y hoy en día el control debe hacerlo el médico de familia. Asimismo, afirmó que están a favor del uso racional del medicamento y afirmó que habrá que establecer alguna modificación de lo que es el visado.

Dr. José Polo (Semergen): «Suprimir una traba administrativa clara era muy necesario en un momento donde el confinamiento no permitía desplazarse a los pacientes»

El Dr. Julio Mayol, director médico del Hospital Clínico San Carlos (Madrid), indicó que entre los profesionales el visado se percibe como falta de confianza. Según indicó, normalmente la prescripción es correcta y el visado no está relacionado con un tema de seguridad. Hay que mejorar la autonomía de las personas para gestionar su salud, la experiencia y hacer cosas efectivas en menor tiempo, con recursos adecuados. «El Ministerio debería reflexionar que supone el visado para los pacientes«, apuntó.

El presidente de Semergen explicó qu el visado está automatizado en las comunidades autónomas. Sin embargo, la traba administrativa de necesitar un informe de atención primaria o de un compañero especialista de hospital hace que varíe de unas zonas a otras. Además, aseguró que pone en tela de juicio la formación y profesionalidad de los médicos de familia. «El sistema de control debe cambiar e involucrar a administración, pacientes y profesionales y entre todos buscar una mejora de este sistema«, recalcó.

Dr. Julio Mayol: «El Ministerio debería reflexionar que supone el visado para los pacientes»

Visión por parte de los gestores
La Comunidad de Madrid visó durante 2020 aproximadamente unas 600.000 recetas. La normativa relativa al visado «data de 2007 y no está adaptada a la situación socio-económica actual». Así lo puso de manifiesto Elena Mantilla, directora general de Inspección y Ordenación Sanitaria de la Comunidad de Madrid. Además, señaló que mientras la legislación no cambie no se puede realizar la eliminación total del visado a nivel autonómico. «Los gestores estamos para facilitar la vida del paciente«, subrayó.

La Comunidad de Madrid pionera en implantar el visado por autocontrol para pacientes crónicos

A nivel económico, destacó que la medida llevada a cabo por la Comunidad de Madrid de que todos los medicamentos estuviesen automatizados no ha incrementado el gasto. Elena Mantilla afirmó que van a lanzar un visado por autocontrol de forma indefinida que tardará en llegar entre tres y seis meses. En pacientes crónicos, la primera criba la hará la inspección médica y después se renovará de forma automática. «No tiene sentido que estos pacientes tengan trabas«, concluyó.

Noticias complementarias