Casi 90 empresas de 33 países tienen licencias para fabricar vacunas contra el Covid-19

plantas-industria-farmaceutica

..Redacción.
Farmaindustria señala que cerca de 90 empresas de diversos países tienen ya licencias para fabricar las vacunas contra la Covid-19 a través de los acuerdos de colaboración entre las compañías desarrolladoras y aquellas que tienen capacidad de participar en la producción. Hacen referencia así, a los datos que Unicef va actualizando, que indican que estos acuerdos han llevado a plantas de 33 países a fabricar las vacunas del Covid-19 aprobadas hasta ahora o están preparándose para producir las que están en la última etapa de investigación.

Entre la lista de países con compañías fabricantes, según los datos de la Organización de Naciones Unidas, se encuentran India, China, Brasil, Sudáfrica, Argelia, Pakistán, Indonesia, Egipto, Filipinas, Corea del Sur o Venezuela. Dentro de estos acuerdos se incluyen también los que han posibilitado que cuatro compañías en España estén participando también en la producción. También, según destaca Farmaindustria, aquellos firmados en países occidentales entre grandes compañías competidoras.

En los acuerdos se incluyen cuatro compañías en España con licencias para participar y fabricar las vacunas del Covid-19

Son datos de los que se hace eco la patronal de la industria farmacéutica dos días después de que Pedro Sánchez anunciara en la Cumbre Iberoamericana su intención de impulsar el debate sobre la liberalización de las patentes de estas vacunas en el seno de la Unión Europea y de la Organización Mundial del Comercio. Un debate que para Farmaindustria «no se sostiene», ya que señalan los 272 acuerdos entre compañías incluso competidoras para «movilizar toda la capacidad mundial posible de producción de vacunas contra la Covid-19».

Explican que la mayoría de estas colaboraciones implican transferencia de tecnología. Un aspecto que «no sería posible en ausencia de un sólido sistema mundial de propiedad industrial». “Este tipo de colaboración ha sido fundamental para ampliar la fabricación de vacunas. En tiempos anteriores a la Covid-19, la capacidad total para producir todo tipo de vacunas era de 5.000 millones de dosis para todas las vacunas. Ahora, sólo para las vacunas contra el coronavirus, los fabricantes han aumentado la nueva capacidad de cero a 10.000 millones de dosis. En cuestión de meses, no de años, buscamos multiplicar la capacidad mundial de vacunas”, señala Thomas Cueni, director general de Ifpma.

Farmaindustria señala que los acuerdos de licencias con 90 empresas para fabricar las vacunas de Covid-19 «no serían posible en ausencia de un sólido sistema mundial de propiedad industrial»

Estos acuerdos, recuerda Cueni, permiten la formación conjunta de trabajadores cualificados para conseguir que la calidad esté asegurada. «El 70% de la fabricación de vacunas tiene que ver con el control de la calidad. Eso es algo que no puede simplemente imponerse, porque la transferencia de tecnología implica a dos partes que construyen una mutua confianza”, defiende.

La patronal señala que estas vacunas son productos biológicos de alta complejidad, y en algunos casos. Además, algunas tienen tecnologías «completamente nuevas y condiciones de producción y conservación muy especiales». «Muy pocas plantas en el planeta están capacitadas para producirlas. Apenas una quincena de compañías farmacéuticas en el mundo se dedica a desarrollar vacunas«, apunta el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés.

Humberto Arnés: «Muy pocas plantas en el planeta están capacitadas para producirlas. Apenas una quincena de compañías farmacéuticas en el mundo se dedica a desarrollar vacunas»

La Ifpma asegura que la protección industrial a través de las patentes «es crítica» para garantizar que en el próximo futuro dispongamos de nuevos medicamentos. «Los derechos de propiedad garantizan que compañías farmacéuticas en todo el mundo se lancen a la incierta carrera de investigar medicamentos, que implica de media diez largos años, grandes costes (unos 2.500 millones de euros) y, sobre todo, alto riesgo, ya que de cada diez mil compuestos analizados en investigación básica apenas uno llegará un día a ser un medicamento disponible«, defienden.

Este lunes se celebra el Día Mundial de la Propiedad Intelectual. Un modelo que, según Arnés, «ha permitido precisamente el hito de que en menos de diez meses hayamos dispuesto de vacunas contra la Covid-19» y es «la gran impulsora del progreso terapéutico», concluye.

Noticias complementarias:

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en