Inicio ASP Mujeres embarazadas y vacunas Covid-19: evidencias, seguridad y riesgo-beneficio

Mujeres embarazadas y vacunas Covid-19: evidencias, seguridad y riesgo-beneficio

vacunas-covid-19-embarazadas-gestacion

..Gema Maldonado.
Son varios los estudios que indican que el Covid-19 supone un claro aumento de riesgos de complicaciones en mujeres embarazadas, pero aún no hay evidencia científica sobre la seguridad de las vacunas frente al SARS-CoV-2 en este grupo poblacional. Hace unos días, The New England Journal of Medicine publicaba un artículo con algunos resultados preliminares sobre la seguridad de las vacunas de ARN mensajero (ARNm) del Covid-19 en mujeres embarazadas.

La investigación, basada en los reportes voluntarios de mujeres embarazadas y no embarazas a los sistemas de control de seguridad de las vacunas y de información de eventos adversos de vacunas en Estados Unidos. Los investigadores afirman que los resultados preliminares de los datos analizados no indican problemas de seguridad «obvios» entre las mujeres embarazadas que recibieron las vacunas de ARNm.

Un artículo concluye que los datos analizados a partir del reporte de efectos adversos en mujeres embarazadas con vacunas de ARNm frente al Covid-19 son seguras

La conclusión llega tras analizar la información facilitada por 827 mujeres vacunadas que tuvieron un embarazo completo. De ellas, el 13,9% (115) terminó en una pérdida del embarazo y el 86,1% llegó a término. De ellas, el 9,4% tuvo un parto prematuro y el 3,2% resulto en un tamaño pequeño del bebé para la edad gestacional. Según los investigadores, las proporciones de embarazos adversos y resultados neonatales en las mujeres embarazadas vacunadas del Covid-19 «fueron similares» a las incidencias informadas en estudios con mujeres embarazadas antes de la pandemia.

El evento adverso relacionado con el embarazo que más notificaron las vacunadas fue el aborto espontáneo. De las 221 notificaciones, 46 fueron abortos, la mayoría de ellos en el primer trimestre del embarazo (un total de 37), dos en el segundo trimestre y siete más en los que no se informó o no se sabía el trimestre de gestación. La muerte fetal, la ruptura prematura de membranas y el sangrado vaginal tuvo tres notificaciones cada uno.

De las 221 notificaciones, 46 fueron abortos, la mayoría de ellos (37) en el primer trimestre del embarazos

¿Puede tomarse como referencia este artículo para tomar decisiones en cuanto a la vacunación o no de las mujeres embarazadas? Para la Dra. Belén Santacruz, jefa de servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario de Torrejón, se trata de un paper «con enormes sesgos», ya que no es un estudio randomizado, sino que se basa en notificaciones voluntarias, lo que suele traducirse en que «reporta mucho más la gente que tiene complicaciones que quienes no las tiene». De esta forma, las tasas de aborto que aparecen, «algo más altas de lo habitual», apunta la doctora, tienen visos de no ser reales. Además, en estos casos, no hay información sobre riesgos según la edad o el tipo de embarazo, advierte la Dra. Santacruz, lo que supone otro sesgo.

dra-belen-santacruz-hospital-torrejonDra. Santacruz: «Con toda la prudencia, y pese a lo sesgado del artículo, estos resultados indican que a partir de las 12 semanas de gestación parece bastante seguro vacunarse»

Sin embargo, y pese a los sesgos que señala, el artículo «resulta tranquilizador». «Con toda la prudencia, y a falta de estudios randomizados de seguridad de las vacunas, que están en marcha, estos resultados indican que a partir de las 12 semanas de gestación parece bastante seguro vacunarse», afirma.

¿Deberían ya vacunarse las embarazadas?
Es un aspecto controvertido en que la Dra. Santacruz cree que sería importante el estudio de riesgo-beneficio de vacunar a una embarazada sin tener aún estudios de seguridad. Por una parte, los riesgos del Covid-19 con el embarazo están demostrados y son variados, lo que ha llevado a «muchos organismos a decir que debería ofertárseles las vacunas y que las mujeres embarazadas decidan o consensuen con su médico ponérsela o no».

«Entre las médicas embarazadas muchas ya se están planteando que quieren recibir las vacunas del Covid-19»

Para la ginecóloga todo va a depender del riesgo de contagio de la mujer. «No es lo mismo una mujer embarazada que trabaje en una UCI que otra que teletrabaje desde casa. En el segundo caso puedes esperar a tener estudios de seguridad. Sin embargo, en el primer caso, con un riesgo claro de poder contagiarse por su trabajo, puedes dar la baja laboral con todas las implicaciones sociales, mentales y económicas que conlleva o plantear, a partir de este artículo, que puedan vacunarse a partir de la semana 12».

El Ministerio de Sanidad no plantea esta opción, pero en otros países, como Alemania «ya se está ofertando». Según la especialista del Hospital de Torrejón «entre las médicas embarazadas muchas ya se están planteando que quieren ser también vacunadas». Esta opción nunca se plantearía, con los datos actuales, en el primer trimestre de embarazo, «el más sensible para todo». De hecho, actualmente, a las mujeres en edad de concebir que por su profesión están teniendo acceso a las vacunas, se les recomienda «que si se quieren quedar embarazadas se vacunen primero y luego intenten quedarse», apunta la Dra. Santacruz.

Noticias complementarias: