Inicio ASP La especialidad de urgencias seguirá durmiendo

La especialidad de urgencias seguirá durmiendo

Especialidad de Urgencias

..Luis de Haro. Director general de iSanidad.
Los esfuerzos de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes) para que se reconozca la especialidad no paran. Se han mantenido reuniones, concentraciones y manifestaciones. Nada ha conseguido la efectividad deseada. El Ministro Salvador Illa lo prometió, pero se marchó sin cumplir su promesa. El nuevo equipo ministerial no se ha pronunciado. Dice la “maldición de urgencias” que el Ministro que promete la especialidad de urgencias se marcha. España es uno de los cuatro países europeos que no cuenta con especialidad de Medicina y Enfermería de Urgencias y Emergencias. Los otros son Portugal, Austria y Chipre.

La maldición de urgencias dice que el Ministro que promete reconocer la especialidad de urgencias se marcha

Los profesionales aseguran que la parálisis es política, no profesional. El Ministerio no termina de avanzar en este reconocimiento. Desde la OMC sí lo han hecho. Su presidente, el Dr. Tomás Cobo, ha apostado porque «esta especialidad sea una realidad inmediata, no para 2030, que armonice la situación con el resto de Europa«. El Dr. Luis García-Castrillo es presidente de la Sociedad Europea de Medicina de Emergencias. Para él los urgenciólogos españoles «han quedado rezagados y aislados del contexto sanitario europeo”. Entre otras muchas cosas el no reconocimiento de la especialidad desbaratas la transferencia de profesionales con otros países.

El coordinador de Urgencias y Unidad Hospitalización a Domicilio del Hospital Infanta Leonor de Madrid es el Dr. Carlos Bibiano. Sobre el reconocimiento de la especialidad urgencias ha dicho, «la única razón por la cual no tenemos una especialidad es por la vaguería de los dirigentes políticos”. Para él, «los pacientes se merecen la mejor asistencia sanitaria. Es una Medicina diferente que tiene un cuerpo doctrinal como cualquier especialidad. Aportaría mayor seguridad para los pacientes, que todo fuera homogéneo. Los pacientes se merecen que la formación sea reglada porque aumenta la calidad asistencial«, ha remachado.

La especialidad de urgencias aportaría mayor seguridad para los pacientes, que todo fuera homogéneo

Si son 30.000 los médicos y enfermeros que trabajan en urgencias en nuestro país se han formado a través del voluntarismo, ¿habría que escucharles? Hay que reconocer que con el problema de los MIR, de las vacunas, de las interinidades… de tantas cosas, el Ministerio no tiene tiempo para atender a los profesionales. La especialidad de urgencias tendrá que esperar hasta que haya un Ministro de Sanidad que la reconozca, sin más. Ya no hace falta que lo prometa, solo hace falta que dé un paso más.

Noticias complementarias