Inicio ASP Desarrollan una vacuna contra el cáncer basada en la tecnología de vectores...

Desarrollan una vacuna contra el cáncer basada en la tecnología de vectores virales de la vacuna Covid-19 de Oxford

vacuna-cáncer-Oxford
Foto: Universidad de Oxford

..P.M.S.
Investigadores de la Universidad de Oxford y el Instituto Ludwig han diseñado una vacuna terapéutica contra el cáncer de dos dosis utilizando la tecnología de vacunas de vectores virales de Oxford. Este trabajo ha demostrado que la tecnología detrás de la vacuna Covid-19 de Oxford y AstraZeneca tiene “potencial para tratar el cáncer“, aseguran los autores.

Cuando se probó en modelos de tumores de ratón, la vacuna contra el cáncer aumentó los niveles de células T antitumorales que se infiltraban en los tumores y mejoró la eficacia de la inmunoterapia contra el cáncer. En comparación con la inmunoterapia sola, la combinación con la vacuna mostró una mayor reducción en el tamaño del tumor y mejoró la supervivencia de los ratones.

Investigadores han diseñado una vacuna terapéutica contra el cáncer de dos dosis utilizando la tecnología de vacunas de vectores virales de Oxford

El estudio fue realizado por el grupo del profesor Benoit Van den Eynde en el Instituto Ludwig para la Investigación del Cáncer de la Universidad de Oxford en colaboración con los coautores, el profesor Adrian Hill y la Dra. Irina Redchenko en el Instituto Jenner de la Universidad. Recientemente, ha sido publicado en el ‘Journal for ImmunoTherapy of Cancer’.

La inmunoterapia contra el cáncer ha dado lugar a mejoras notables en los resultados de algunos pacientes con cáncer. La inmunoterapia anti-PD-1 actúa quitando los frenos de las células T antitumorales para permitirles matar las células cancerosas. Sin embargo, a pesar de este éxito, la terapia anti-PD-1 es ineficaz en la mayoría de los pacientes con cáncer.

La tecnología de vacunas de Oxford, utilizada en la creación de su vacuna Covid-19, genera fuertes respuestas de células T CD8+

Una razón de la escasa eficacia de la terapia contra el cáncer anti-PD-1 es que algunos pacientes tienen niveles bajos de células T antitumorales. La tecnología de vacunas de Oxford, utilizada en la creación de la vacuna Covid-19 de Oxford y AstraZeneca, genera fuertes respuestas de células T CD8+, que son necesarias para obtener buenos efectos antitumorales.

El equipo desarrolló una vacuna terapéutica contra el cáncer de dos dosis con diferentes vectores virales primarios y de refuerzo, siendo uno de ellos el mismo que el de la vacuna Covid-19 de Oxford y AstraZeneca. El objetivo es crear una vacuna que se dirija específicamente a las células cancerosas. Por ello, se diseñó para atacar dos proteínas de tipo MAGE que están presentes en la superficie de muchos tipos de células cancerosas. Estos dos objetivos (MAGE-A3 y NY-ESO-1) fueron validados previamente por el Instituto Ludwig.

La vacuna se diseñó para atacar dos proteínas de tipo MAGE que están presentes en la superficie de muchos tipos de células cancerosas

Las proteínas MAGE tienen una ventaja sobre otros antígenos del cáncer como dianas de las vacunas, ya que están presentes en una amplia gama de tipos de tumores. Esto amplía el beneficio potencial de este enfoque para las personas con muchos tipos diferentes de cáncer”, explica Benoit Van den Eynde, profesor de inmunología tumoral en la Universidad de Oxford y miembro del Instituto Ludwig para la Investigación del Cáncer.

Los experimentos preclínicos en modelos de tumores de ratón demostraron que la vacuna contra el cáncer aumentó los niveles de células T CD8+ que infiltran el tumor. También mejoró la respuesta a la inmunoterapia anti-PD-1. La vacuna combinada y el tratamiento anti-PD-1 dieron como resultado una mayor reducción del tamaño del tumor. Además, mejoraron la supervivencia de los ratones en comparación con la terapia anti-PD-1 sola.

Adrian Hill: “Esta nueva plataforma de vacunas tiene el potencial de revolucionar el tratamiento del cáncer

Un ensayo clínico de fase 1/2a de la vacuna contra el cáncer en combinación con inmunoterapia anti-PD-1 se iniciará a finales de este año. En concreto, se llevará a cabo en 80 pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas. “Esta nueva plataforma de vacunas tiene el potencial de revolucionar el tratamiento del cáncer“, asegura Adrian Hill, profesor de vacunología y director del Instituto Jenner.

El próximo ensayo en cáncer de pulmón de células no pequeñas sigue a un ensayo de fase 2a de una vacuna similar contra el cáncer de próstata realizado por la Universidad de Oxford que está mostrando resultados prometedores. “Nuestras vacunas contra el cáncer provocan fuertes respuestas de células T CD8+ que se infiltran en los tumores y muestran un gran potencial para mejorar la eficacia de la terapia de bloqueo de puntos de control inmunológico y mejorar los resultados para los pacientes con cáncer“, concluye el profesor Hill.

Noticias complementarias

Compartir