Inicio ASP Tecnología y evaluación, bases para un cambio de cultura en las organizaciones...

Tecnología y evaluación, bases para un cambio de cultura en las organizaciones sanitarias

cultura-organizaciones-sanitarias

..Juan Pablo Ramírez (Málaga).
La medición de resultados es una herramienta que aporta valor al sistema sanitario en un momento marcado por la necesidad de transformación. Sociedades científicas y centros sanitarios tratan de implementar la evaluación, aunque son conscientes de que queda un largo camino por recorrer. El director médico del Hospital Clínico San Carlos, el Dr. Julio Mayol, considera necesario un cambio de cultura en las organizaciones sanitarias. “Es difícil cambiar la forma de trabajar de los profesionales. Consiste en crear dinámicas, culturas, valores compartidos… Tenemos que asumir que transformarse duele”, subrayó en el experto durante la celebración del Congreso Nacional de Hospitales, que tuvo lugar la semana pasada en Málaga.

En esta misma línea, se expresó el Dr. Francisco de Paula Rodríguez, director asociado del Programa de Gestión Sanitaria de Esade Madrid y moderador de la mesa El valor como palanca para la transformación de la asistencia sanitaria. “Es difícil desde un servicio cambiar los incentivos y la cultura de las organizaciones sanitarias. Elijan una enfermedad prevalente y echen a andar. Si esperamos al cambio cósmico, no conseguiremos nada. La velocidad ya sabemos que es lenta. Se trata de empezar y no hay que ser perfecto”, destacó el experto.

El Dr. Julio Mayol considera necesario un cambio de cultura en las organizaciones sanitarias

Jennifer Clawson, partner y directora de Boston Consultin subrayó la existencia de cuatro crisis que dificultad este avance. “Existe una crisis de valor. Tenemos que buscar soluciones para hacer frente a una crisis de evidencias. De todas la intervenciones en los hospitales solo un 50% tiene evidencias, pero otras son cosas que se aprenden en los estudios o en las prácticas y se siguen haciendo aunque no haya evidencias. La Tercera crisis es de fragmentación. La vemos dentro todas las organizaciones y también en el hospital. Otra cuarta crisis de objetivos. Muchas veces los médicos no practican medicina y hacen tareas que no les corresponde”, advierte Clawson.

Como director médico del Hospital Clínico San Carlos, el Dr. Mayol, admitió que se enfrenta cada día a cinco grandes problemas. La primera consiste en “una enorme variabilidad en las intervenciones”. El segundo hace referencia a “la gran cantidad de efectos adversos que producen las intervenciones”. En tercer lugar, “una gran cantidad de cosas que se hacen y que no sirven de nada pero que siempre se han hecho así”. El cuarto problema es “las desigualdades e inequidades de acceso”. Por último, la falta de acciones de prevención. “El éxito no radica en que haya más cirugías o más pacientes en oncología médica. El éxito sería reducir el tamaño de nuestros hospitales porque la salud de la población es alta”.

Dr. Francisco de Paula Rodríguez: “Es difícil desde un servicio cambiar los incentivos y la cultura de las organizaciones sanitarias»

Ante estos problemas, Clawson propuso una serie de soluciones: “Medir resultados y transparencia, organización alrededor del paciente, incentivos por valor y no por volumen, el uso de datos, de tecnologías y de herramientas digitales, regulación y gobernanza y liderazgo”.

La consultora puso el énfasis en el dato para la medición de resultados y con transparencia. Clawson destacó la necesidad de compartir información entre centros. Una alianza de siete hospitales de Países Bajos permitió descubrir que existían importantes diferencias en la tasa de reintervenciones en cáncer de mama. Tras siete compartiendo experiencias se ha conseguido reducir esa diferencia un 17%. La evaluación va más allá del análisis del ensayo clínico, “sino con datos que se están produciendo en mi contexto con los profesionales y recursos y población que tengo”, añade Mayol.

Las sociedades científicas son un ejemplo a la hora de aportar al sistema sanitario. Pocos días después del inicio de la pandemia y de que se decretase el estado de alarma, la Asociación Española de Cirujanos (AEC) elaboró una guía para que los cirujanos pudieran realizar intervenciones de forma segura. “Una de las cosas que queremos es fomentar la calidad. Estamos viendo resultados. Con los sistemas de acreditación en unidades de subespecialización, el cirujano va a tener registros y va a poder compararse con la media del país. nosotros vamos a acreditar esto”, explicó su presidente, el Dr. Salvador Morales-Conde.

La sociedad ha puesto en marcha también la red AEC. “Una de los objetivos es fomentar la calidad. Estamos viendo resultados. Con los sistemas de acreditación en unidades de subespecialización, el cirujano va a tener registros y va a poder compararse con la media del país”, añadió.

Noticias complementarias: