Inicio ASP El coste de la meningitis B en España se sitúa entre los...

El coste de la meningitis B en España se sitúa entre los 4,74 y los 13,14 millones de euros

coste-meningitis-B

..J.P.R.
El coste directo e indirecto de la meningitis B en España se sitúan entre los 4,74 y los 13,14 millones de euros. Así consta en un artículo titulado Cost of illness of invasive meningococcal disease caused by serogroup B Neisseria meningitidis in Spain, que recoge las conclusiones de tres estudios diferentes. Dos de ellos medían el gasto derivado de la hospitalización, mientras que un tercero contabilizaba las secuelas producidas por la enfermedad meningocócica invasiva.

Esta cifra supone entre 33.484 y 92.768 euros por paciente. El primer cálculo corresponde al seguimiento del método de fricción (FCA, por sus siglas en inglés) y el segundo según el método de capital humano (HCA, por sus siglas en inglés). En los últimos años, la incidencia de la enfermedad meningocócica invasiva se han reducido. En España se registraron 1.625 casos en la temporada 1999-2000, mientras que en 2017-2018 se notificaron 346. Es decir, hemos pasado de una incidencia de 4,04 casos por 100.000 habitantes a 0,74.

El coste de la meningitis B en España supone 33.484 y 92.768 euros, según los métodos FCA y HCA, respectivamente

En la actualidad, el calendario  infantil del Sistema Nacional de Salud incluye la vacuna de la meningitis C a los 4 meses y otra dosis para los serogrupos A/C/Y/W a los 12 de años de edad. Solo se prevé la utilización de la vacuna contra el meningococo B en situaciones de riesgo. No obstante, este serogrupo es el causante tanto en España como en Europa de aproximadamente del 41% en 2017-2018 para una cohorte hipotética de 142 casos. Debido a su impacto, Canarias y Casyilla y León ya han incorporado esta vacuna al calendario, meintras que Andalucía y cataluña ya han anunciado su intención de seguir los mismos pasos.

Las secuelas suponen el mayor procentaje del gasto. Se estima que su coste ronda entre el 62,46% desde el punto de vista de la compañía o el empleador y del 77,63% según el empleado. En muchos casos, estos problemas se extienden a lo largo de la vida del paciente. Las más comunes son el trastorno por hiperactividad y déficit de atención, ambas incluídas dentro de las secuelas psicológicas, según ambos sistemas metodológicos.

En una segunda fase de la emfermedad el impacto estuvo de terminado por las muertes prematuras. Por tanto, el 81,9% de las pérdidas de productividad se produjeron en los padres, y no en los propios pacientes. Los mayores costes directos e indirectos se produjeron en niños menores de cuatro años, que representan alrededor del 45% según ambos métodos.

Noticias complementarias: