Inicio ASP Ana Pérez (AstraZeneca): «EPOC ZERO pretende visibilizar la enfermedad para mejorar la...

Ana Pérez (AstraZeneca): «EPOC ZERO pretende visibilizar la enfermedad para mejorar la calidad de vida de los pacientes»

EPOC-ZERO

..Victoria Guillén.
Ana Pérez es directora médica y de asuntos regulatorios de AstraZeneca. En una entrevista con iSanidad, Pérez ha explicado el principal objetivo de EPOC ZERO, un movimiento que pretende dar a conocer la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) con el fin de actuar de manera temprana para mejorar el diagnóstico y el tratamiento de estos pacientes. En este sentido, la directora médica de la compañía ha manifestado que «nuestra obligación es contribuir a que esta patología se conozca más y mejor para aumentar las posibilidades de los pacientes».

Asimismo, ha destacado que «la enfermería tiene un papel fundamental en el seguimiento de los pacientes con EPOC. Ellos son los que enseñan a los pacientes a cambiar sus hábitos de vida y a mejorar su seguimiento a corto y largo plazo».

¿En qué consiste el movimiento EPOC ZERO?
El movimiento EPOC ZERO, de la mano de AstraZeneca, con las sociedades científicas y asociaciones de pacientes, pretende dar visibilidad a una enfermedad todavía muy desconocida como la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica. Esto es muy relevante porque es una enfermedad con un bajísimo diagnóstico, que acarrea una elevada falta de calidad de vida y mortalidad. Por eso, el objetivo de este movimiento es dar visibilidad a esta patología y, sobre todo, concienciar a los pacientes que sufren esta enfermedad.

Además, el proyecto pretende que, una vez conocida la enfermedad, se diagnostique mejor y se trate de forma más precoz. Con ello, seremos capaces de mejorar la calidad y alargar la vida de los pacientes. Como compañía que pone al paciente en el centro, nuestra obligación es contribuir a que la EPOC se conozca, ayudando al diagnóstico precoz y a mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Ana Pérez: «EPOC ZERO pretende que, una vez conocida la enfermedad, se diagnostique y se trate manera precoz para mejorar la calidad de vida de los pacientes»

¿Cuáles son los pilares sobre los que se sustenta el proyecto?
El movimiento EPOC ZERO tiene como objetivo fundamental dar a conocer la enfermedad con el fin de actuar pronto para tener un mejor diagnóstico y tratamiento. Así, son tres grandes compromisos lo que tenemos con las personas que sufren EPOC. En primer lugar, tolerancia cero a las exacerbaciones. Es decir, a esos ataques que realmente limitan la calidad de vida de los pacientes. En segundo lugar, tolerancia cero a la limitación en cuanto a la calidad de vida. Y, por último, tolerancia cero a que esta enfermedad siga siendo la cuarta causa de muerte en España.

Solamente tratando de forma precoz y diagnosticando de forma adecuada seremos capaces entre todos de hacer que la EPOC cambie su paradigma, la manera en la que se maneja la enfermedad. Además de ser capaces de disminuir su prevalencia y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

¿Qué proyectos se llevaron a cabo dentro del proyecto EPOC ZERO?
EPOC ZERO pretende conseguir un diagnóstico y un tratamiento temprano. Por ello, lo más importante es conocer cómo esta enfermedad se maneja hoy en día. Dentro de esta iniciativa se han desarrollado numerosos proyectos, pero me gustaría resaltar el proyecto Carabela porque es la base fundamental de todos los demás proyectos que se están poniendo en marcha. Así, Carabela busca conocer el manejo asistencial de los pacientes con EPOC, determinar dónde están áreas de mejora y en cuáles se puede actuar para introducir soluciones innovadoras que permitan a los pacientes vivir más y mejor.

«El proyecto Carabela busca conocer el manejo asistencial de los pacientes con EPOC y determinar cuáles son las áreas de mejora»

También, dentro de este proyecto hemos encontrado ya muchas soluciones que hemos implantado, como la necesidad de una formación integral de los profesionales sanitarios. En este sentido, estamos apoyando la formación de los profesionales a todos los niveles, desde neumología, medicina interna hasta atención primaria. Y sobre ello queremos trabajar en colaboración con Semergen Madrid. Para ello queremos elaborar un documento de coordinación entre atención primaria y especialidades. Esto es un punto fundamental, pero también es necesaria la formación de enfermería. Los enfermeros y enfermeras tienen un papel importantísimo a la hora de entender cómo tratar la patología y cómo apoyar el manejo de estos pacientes que sufren una enfermedad tan devastadora como es la EPOC. Por ello, estamos colaborando con la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) en un curso formativo para enfermería en EPOC.

Otro aspecto fundamental que el proyecto Carabela nos ha enseñado es la necesidad de un manejo integral del paciente con una interconexión clarísima entre atención primaria y especializada, con un flujo asistencial continuo centrando toda la asistencia en el paciente. Además, tenemos otros proyectos donde el paciente juega una misión esencial. Es fundamental que el paciente esté cada vez más empoderado, que conozca mejor su enfermedad y, por lo tanto, sea capaz de adoptar soluciones y tener un manejo integral de su enfermedad haciéndose dueño de ella. Eso para nosotros también supone un punto fundamental de todas las actividades que hace el proyecto EPOC ZERO y nuestra compañía. Es decir, el paciente en el centro y haciendo que todos nosotros juguemos el papel que tenemos en una enfermedad tan prevalente.

Según indica Ana Pérez, en España el 11,8% de la población mayor de 40 años padece EPOC

¿Cómo podemos actuar para evitar un infradiagnóstico en EPOC?
En España, la EPOC afecta al 11,8% de la población mayor de 40 años. Además, ocho de cada diez personas enfermas todavía no conocen que la padecen. Es muy dramático porque no se puede actuar temprano, tratar de una forma adecuada y modificar, por tanto, las condiciones de vida de estas personas. La EPOC afecta muchísimo a la calidad de vida y las personas que padecen esta patología están muy limitadas.

Así, hay dos aspectos fundamentales que hay que valorar y tratar. Primero, el diagnóstico temprano y, en segundo lugar, el tratamiento adecuado desde el primer momento. Sin embargo, también hay que dar especial relevancia a las exacerbaciones para evitar que los pacientes tengan un ataque. Tenemos que trabajar entre todos para identificar mejor a los pacientes y a aquellas personas que se pueden beneficiar de un tratamiento lo más adecuado y temprano posible.

«El papel de la enfermería en el tratamiento y seguimiento de los pacientes con EPOC es fundamental», destaca Pérez

¿Cómo puede ayudar la enfermería a mejorar la calidad de vida de estos pacientes?
El papel de enfermería es fundamental en todas las patologías. Sin embargo, me gustaría señalar su importancia en la EPOC. Ellos conocen de primera mano cuál es el sufrimiento de los pacientes. Además, son los que enseñan a cambiar sus hábitos y a mejorar su seguimiento a corto y largo plazo. Así, el papel de enfermería en la patología respiratoria es fundamental. En este sentido, creemos profundamente en la formación especializada y, como he dicho antes, estamos colaborando con la Separ en un proyecto formativo y acreditado para el reconocimiento de enfermería en EPOC.

Noticias complementarias: