Inicio ASP Lo que se sabe y lo que no de las causas de...

Lo que se sabe y lo que no de las causas de la esclerosis múltiple

esclerosis-múltiple-causas

..Gema Maldonado.
Cualquier evidencia que la comunidad científica encuentre sobre una enfermedad que actualmente no tiene cura es recibida con esperanza y con expectación y algo así es lo que ha ocurrido con el estudio longitudinal sobre más de 10 millones de militares estadounidenses que publicó la semana pasada la revista Science, en el que sus autores habían hallado un riesgo hasta 32 veces mayor de padecer esclerosis múltiple entre las personas que se habían infectado con el virus de Epstein-Barr.

Su autor principal, el epidemiólogo de la Universidad de Harvard Alberto Ascherio, es un reputado investigador con numerosos estudios sobre la esclerosis múltiple y otras enfermedades neurodegenerativas, como el párkinson. En declaraciones recogidas por la propia universidad se mostraba convencido de la causalidad entre el virus y el posterior desarrollo de la enfermedad. Pero lo cierto es que aún hay muchas preguntas que ni este estudio, ni ninguno publicado hasta ahora, resuelve.

Dra. Villar: «El virus de Epstein-Barr aumenta el riesgo de desarrollar esclerosis múltiple, pero tiene que haber algo más, no puede ser la única causa que esté mediando»

«Hay que ser prudente», reflexiona para iSanidad la Dra. Luisa María Villar, jefa del Servicio de Inmunología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, «este trabajo es interesante, está muy bien hecho y nos confirma datos que ya se habían publicado, pero no nos dice todo». «El virus de Epstein-Barr aumenta el riesgo de desarrollar esclerosis múltiple, pero tiene que haber algo más, no puede ser la única causa que esté mediando», explica.

dra-luisa-villar-esclerosis-multiple
Dra. Luisa María Villar

El 95% de la población se infecta con este virus que puede provocar mononucleosis infecciosa en algunas personas. Una enfermedad que no se considera grave. Pero en la mayoría la infección pasa sin pena ni gloria, aunque puede permanecer latente toda la vida. Si fuera una de las causas principales del desarrollo de esclerosis múltiple habría una proporción mucho mayor de casos de esta enfermedad. Pero actualmente la prevalencia es de uno por cada 1.000 habitantes. Según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), en España hay unas 55.000 personas diagnosticadas. Se estima que la sufren entre 2,5 y tres millones de pacientes en el mundo.

Dra. Guaza: De todos los virus sospechosos de ser factor de riesgo en el desarrollo de la enfermedad, sin duda el Epstein-Barr es el que tenía más papeletas. Este estudio lo confirma de una manera bastante sólida»

«El virus Epstein-Barr está en casi todos los pacientes con esclerosis múltiple, pero también en muchos otros que no la tienen. ¿Cuál es su papel en la esclerosis múltiple? Lo más importante es establecer una relación causal y esto en el trabajo publicado no queda claro», afirma la científica Carme Guaza en conversación telefónica. Es la directora del grupo de Neuroinmunología del Instituto Cajal, centro de investigación español especializado en neurobiología del CSIC, y coautora de un libro sobre la esclerosis múltiple.

«Nosotros hemos trabajado muchísimo con modelos preclínicos virales de esclerosis múltiple. De todos los virus sospechosos de ser factor de riesgo en el desarrollo de la enfermedad, sin duda el Epstein-Barr es el que tenía más papeletas y este estudio lo confirma de una manera bastante sólida», explica. Ya hacía años que los tiros de algunas de las múltiples investigaciones sobre esclerosis múltiple se dirigían a este virus como una de las posibles causas o, al menos, como un patógeno relacionado con la enfermedad.

«El estudio no hace una investigación mecanística para saber el mecanismo por el que virus de Epstein-Barr podría inducir una alteración de la respuesta inmunológica de manera que resultase atacada la mielina»

carmen-guaza-cientifica-neurobiologia-csic-esclerosis-multiple
Dra. Carmen Guaza

Dentro de la complejidad de esta patología, que muchos conocen como la enfermedad de las mil caras, el componente autoinmune juega un papel fundamental. «Realmente puede haber ciertos virus cuya infección puede llevar a desarrollar autoinmunidad. Pero esto tampoco está claro en el estudio, no hace una investigación mecanística para saber el mecanismo por el que virus de Epstein-Barr podría inducir una alteración de la respuesta inmunológica de manera que resultase atacada la mielina», explica la Dra. Guaza.

La propia SEN, ante la expectación que ha causado el estudio, ha publicado un comunicado en el que recuerda que «en la actualidad se desconoce la causa que produce la esclerosis múltiple». Hasta ahora, los estudios publicados hablan de múltiples factores ambientales que, unidos a predisposiciones genéticas, pueden generar autoinmunidad que provocan procesos inflamatorios y degenerativos en el sistema nervioso central. Por tanto, pueden ser un compendio de múltiples causas unidas las que terminen provocando la esclerosis múltiple.

Tampoco es sencillo determinar cuál es el factor genético que predispone a esta enfermedad. La SEN señala que hay más de 200 genes que se relacionan con un mayor riesgo de desarrollar esclerosis múltiple ante la exposición a numerosos y muy diversos factores ambientales. La obesidad en la adolescencia, diferentes virus, la falta de vitamina D y el tabaquismo, son algunos de ellos. Pero «no se ha podido establecer una relación definitivamente consistente con ninguno», apunta la SEN.

La SEN señala que en la actualidad se desconocen las causas que producen la esclerosis múltiple

Ser mujer es otro factor que eleva el riesgo de tener esclerosis múltiple. Por cada varón que desarrolla la enfermedad hay tres mujeres que la sufren. El estudio del Dr. Ascherio incluye un 17% de mujeres. Se basa en datos de más de 10 millones de militares recogidos durante 20 años. Pero la población estudiada es mayoritariamente masculina. «Esto es importante tenerlo en cuenta», apunta la Dra. Guaza. «Además de las hormonas que directamente afectan al sistema inmune, y que el sistema responda con diferente intensidad a determinados antígenos en hombres y en mujeres, también influye el modo de vida y otros factores».

Aunque tanto la Dra. Guaza como la Dra. Villar coinciden en que el estudio de Science «solo ha demostrado que el virus de Epstein-Barr es un agente que aumenta el riesgo de esclerosis múltiple», señalan que esta investigación puede impulsar nuevas líneas de estudio. «Quizá propicie el desarrollo de una vacuna», añade la Dra. Guaza. Ha habido intentos, pero hasta ahora no se ha conseguido.

Los estudios publicados hablan de múltiples factores ambientales que, unidos a predisposiciones genéticas, pueden ser causas del desarrollo de esclerosis múltiple

¿Una vacuna podría demostrar la relación causal entre el virus de la mononucleosis y la esclerosis múltiple? «Bueno, si se vacunase a una gran cohorte de jóvenes con importante riesgo de esclerosis múltiple, como por ejemplo, tener antecedentes familiares, podría generarse evidencia en cuanto a la causalidad del virus», explica la científica del CSIC.

Noticias complementarias: