Inicio ASP Cancer Innova: cinco millones de euros y un consorcio público-privado para acelerar...

Cancer Innova: cinco millones de euros y un consorcio público-privado para acelerar medicamentos oncológicos

Nace Cáncer Innova, un acelerador de medicamentos oncológicos en Galicia

..Redacción.
Ha arrancado de manera oficial el proyecto Cancer Innova, un consorcio que quiere ser un ejemplo de «ciencia disruptiva» para acelerar la llegada de medicamentos oncológicos a los pacientes. La puesta de largo oficial ha tenido lugar en Santiago de Compostela y sigue el modelo de la iniciativa I2D2 (Incubation Innovation in Drug Discovery) para abrir el camino del descubrimiento temprano de nuevos fármacos, es este caso enfocados al cáncer.

Está formado por un consorcio público-privado con un presupuesto cercano a los cinco millones de euros. Sus impulsores son la Fundación Kaertor y la Asociación Española Contra el Cáncer en colaboración con las compañías farmacéuticas Janssen y Lilly. Cuenta con el apoyo de la Xunta de Galicia a través de la Axencia Galega de Innovación, y arranca al amparo de la Business Factory Medicines gallega. Según sus impulsores, es una fórmula de colaboración público-privada «altamente innovadora» de emprendimiento y transferencia de conocimiento.

Cancer Innova busca identificar las necesidades clínicas no cubiertas por los actuales medicamentos oncológicos en el menor tiempo y coste posibles

Cancer Innova busca identificar las necesidades clínicas no cubiertas por los actuales medicamentos en el menor tiempo y coste posibles. La forma de trabajar es la captación de proyectos de gran alcance, para ejecutarlos de forma eficiente con la metodología de la Fundación Kaertor, acortando más de un 70% los plazos medios. Esperan crear «una poderosa red internacional contra el cáncer conectada a este proyecto».

El consorcio se centra especialmente en la parte de I+D de alto riesgo. Esta es la que presenta mayores carencias financieras en España. Para impulsarla, se ha constituido una Agrupación de Interés Económico (AIE) encargada de complementar los costes de financiación. Los proyectos que superen esta fase habrán disminuido su riesgo. Esto les permitirá ser objetivo de una inversión que garantice la llegada a las primeras pruebas clínicas de concepto.

La primera convocatoria de Cancer Innova está abierta y ya ha atraído proyectos de ocho países

En la primera convocatoria, que continúa abierta en la actualidad, Cancer Innova ha atraído proyectos de ocho países a través de las 110 expresiones de interés presentadas sólo durante el primer mes. La primera fase, llamada de incubación con un tiempo de un año y medio de duración, ha priorizado cinco propuestas por su alto impacto clínico e industrial. Estas propuestas son supervisadas y evaluadas por un comité científico formado por 60 expertos globales de cara a próximas fases de su desarrollo industrial y llegada al mercado.

Entre ellos, un nuevo tratamiento para el gliobastoma, una diana terapéutica de tumores impulsados por c-mycy un proyecto sobre glucósidos cardíacos para tratar el cáncer. Sus representantes participaron en una mesa de debate con motivo de la presentación de Cancer Innova. En el caso de Nuevos inhibidores selectivos de HDAC6 no hidroxámicos orales para el tratamiento del glioblastoma, una expresión de interés de la empresa vasca Quimatryx, explicaron su idea los investigadores Eneko Aldaba y Yosu Vara. Se han unido al equipo liderado desde la Fundación Kærtor por los doctores Cristina Val y Jose Ignacio Andrés. Quieren aumentar la supervivencia y mejorar la calidad de vida de los pacientes con este tumor.

Un nuevo tratamiento para el gliobastoma, una diana terapéutica de tumores impulsados por c-mycy y un proyecto sobre glucósidos cardíacos para tratar el cáncer, son proyectos de medicamentos oncológicos en los que trabaja Cancer Innova

El segundo proyecto seleccionado por Cancer Innova para esta fase de incubación es PARP2: una nueva diana terapéutica en tumores impulsados por c-myc. Presentado por el Hospital del Mar y su instituto de investigaciones médicas, sus desarrolladores espera obtener compuestos químicos inhibidores de la proteína PARP2. Estos inhibidores son susceptibles de convertirse en fármacos orales para el tratamiento de un amplio rango de pacientes oncológicos.

Por último, participaron los autores del proyecto Glucósidos cardíacos senolíticos para el tratamiento del cáncer presentado por el Dr. Manuel Collado desde el Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela (IDIS). Con este proyecto se pretenden identificar fármacos que eliminen de manera selectiva las células resistentes al tratamiento quimioterapéutico. De esta forma pueden reducir la agresividad, los efectos secundarios y la recidiva en pacientes oncológicos.

Noticias complementarias: