Inicio ASP Dr. Eduardo Anitua: «Hemos sido los primeros en el mundo en pensar...

Dr. Eduardo Anitua: «Hemos sido los primeros en el mundo en pensar que la implantología tiene que ser reversible»

implantología-reversible
Fotografia Rafa Gutierrez

..Juan Pablo Ramírez.
El director científico de la compañía BTI Biotechnology Institute, el Dr. Eduardo Anitua, repite este año como el español más influyente dentro del Ranking of the World Scientists: World’s Top 2% Scientists de la Universidad de Stanford. La aplicación del plasma rico en factores de crecimiento, la implantología reversible o la respiración son algunas de las áreas donde ha desarrollado su investigación este especialista en 43 años de carrera profesional.

¿Cómo fue el paso de la odontología a la investigación?
Di el paso de la medicina a la odontología o a la estomatología en su día porque mi primer foco fue la cirugía maxilofacial. Me surgieron muchas preguntas, muchas dudas. Me enfoqué en la cirugía oral, ya hace 43 años. En cuanto a la investigación, siempre me pareció apasionante la búsqueda de respuestas a todas las preguntas que surgían en la clínica.

implantología-reversible

Precisamente el resultado de esa investigación en odontología lo ha podido aplicar a otras áreas de la medicina, ¿cómo ha sido ese paso?
Todo comienza cuando observamos que tras una cirugía, como una extracción dental, los pacientes operados en una misma mañana evolucionaban diferente. ¿Por qué unos pacientes cicatrizan bien y hay otros pacientes que cicatrizan peor? ¿Por qué a las lagartijas les crece la cola y en cambio el ser humano no tiene esa capacidad regenerativa? Resulta que el ser humano sí tiene esa capacidad regenerativa, pero no se expresa siempre de la misma manera.

Siempre me pareció apasionante la búsqueda de respuestas a todas las preguntas que surgían en la clínica

Nos dimos cuenta de que la respuesta estaba en unas proteínas y empezamos a investigar con la aplicación de esta técnica que denominamos plasma rico en factores de crecimiento (PRGF). Utilizamos un plasma rico en plaquetas (PRP), con una técnica específica de obtención pero con una técnica específica de activación y de aplicación.

Lo empezamos a aplicar posteriormente en el campo de la ortopedia con un buen amigo que lo tenía con la boca abierta un día en la consulta. Seguimos en el área de la dermatología, la oftalmología, prácticamente casi todas las áreas quirúrgicas. Y en estos momentos, la verdad es que son innumerables las aplicaciones que tiene este procedimiento en el área de la medicina. Probablemente es la técnica de terapia regenerativa más aplicada en estos momentos de la medicina.

Es ya un debate que viene de lejos, ¿cree que se le está dando suficiente valor tanto en el ámbito público como en el privado a la investigación en España?
A nivel institucional creo que la respuesta es bastante clara. Siempre hay algunos políticos con visión, que se dan cuenta que la inversión en sanidad es inversión. Hay otros que todo lo ven como gasto. En política lo importante es la repercusión que tiene ese gasto en los votos y no se le da la importancia que tiene. Pienso que nuestro mayor patrimonio esencial es nuestra salud.

Son innumerables las aplicaciones del plasma rico en factores de crecimiento en el área de la medicina

Es muy importante no que vayamos poniendo en valor la investigación en sanidad, sino que pongamos en valor la salud. No se le da la importancia por ejemplo a la incorporación de hábitos saludables. Nos podemos fijar en la pandemia. Cuando no hay un rigor científico se van pegando bandazos. Y no me refiero a nivel nacional sino a nivel mundial. No ha habido una coordinación en averiguar las causas, en investigar conjuntamente, en empezar a hacer estudios globales. No hemos aprovechado esta enorme oportunidad.

Siempre se dice que las profesiones sanitarias tienen una triple vertiente: asistencial, de formación y de investigación. ¿Hasta qué punto es importante también que el profesional sanitario participe de manera frecuente en proyectos de investigación y cómo se beneficiaría así el paciente?
El paciente se va a beneficiar siempre porque investigamos pensando en él. Es determinante y por este motivo nunca hemos querido apartarnos de la parte asistencial. Queremos precisamente que nuestra investigación sea traslacional, que venga de la clínica, de los pacientes. Es ahí donde surgen las preguntas y debemos ir al laboratorio a encontrar respuestas y la implementemos.

implantología reversible

Es muy importante no que vayamos poniendo en valor la investigación en sanidad, sino que pongamos en valor la salud

Lógicamente, en la sanidad pública, no se debe pretender y además creo que no sería bueno, que el 100% de los sanitarios estén involucrados en la investigación. Hay profesionales que tienen que dedicarse también a la formación de otros sanitarios. No se puede pretender que todo el mundo pueda desarrollar todos esos trabajos, pero por supuesto que es esencial que todos los clínicos tengan esa curiosidad, así como la posibilidad, la oportunidad y las herramientas para poder investigar y compartir ese conocimiento. Pero lo importante, es que la investigación no tenga fecha de caducidad. Cuando un sanitario inicia su tesis doctoral, sabe que durará dos, tres o cuatro años ese trabajo. Pero eso al final tiene fecha de caducidad. Muchas de nuestras líneas de investigación comenzaron hace más de 30 años. Lo importante es que sigan y que otro profesional continué con todo este trabajo.

BTI fue la primera empresa que diseña un sistema de implantes que permitía personalizar las cirugías, ¿en qué están trabajando ahora en el área de implantología?
En el área de implantología estamos trabajando en muchas direcciones. Desde el principio, intuíamos que debía ser personalizada. Cuando empecé en implantología hace ya más de 30 años había tres modelos de implantes, con tres longitudes y diámetros. Desarrollamos un software que nos permitía saber la cantidad de hueso residual, la calidad y la cualidad de ese hueso, cómo podíamos aplicarlo, si íbamos a poder hacer lo que hoy en día llamamos carga inmediata, colocar a un paciente implantes y el mismo día colocarle la prótesis o si por el contrario y vamos a tener que hacer técnicas de regeneración.

Cuando empecé en implantología hace ya más de 30 años había tres modelos de implantes, con tres longitudes y diámetros

Todo esto comenzamos hace ya más de 20 años a hacerlo de una manera absolutamente personalizada. Pero de nuevo, con una base científica. Intentamos desarrollar algoritmos y protocolos para que luego el clínico que no tiene este conocimiento tan profundo ni en biología ni en biomecánica utilice al menos unos protocolos predecibles, estables y que les ayuden a mejorar sus tratamientos.

Hemos sido los primeros en el mundo en pensar que la implantología tiene que ser reversible. Es una maravilla desarrollar una técnica que tenga marcha atrás siempre. Si hubiera cualquier complicación, no hoy, dentro de 30 años, esos implantes se puedan retirar de una manera totalmente atraumática, regenerar y volver a empezar de nuevo. Colocamos las prótesis siempre atornilladas lo que nos permite desmontar la prótesis de forma rápida y de esta manera tener acceso a los implantes y poder desoseointegrar. Es un concepto que se ha desarrollado en Vitoria.

Aprendimos lo que era la oseointegración, que el hueso se suelde a un material aloplástico. Hoy sabemos que el mejor material aloplástico es el titanio. Hemos desarrollado una tecnología para conseguir desóseointegrarlo, con el fin de que el hueso quede en perfectas condiciones o para poner otro implante en el mismo acto quirúrgico o para regenerar ese alvéolo y volver a la situación previa.

Desarrollamos un software que nos permitía saber la cantidad de hueso residual, la calidad y la cualidad de ese hueso

¿Qué ventajas presenta para los pacientes y para profesionales sanitarios el Bio-Block?
Habitualmente se coloca un implante que es un material aloplástico dentro del hueso y encima un diente. Nosotros hemos desarrollado un implante que tiene una conexión muy particular con un componente protésico de tal manera que consigamos un perfecto hermetismo entre este componente intermedio que está unido al implante y que va a ir unido a la prótesis. Generamos así una barrera de protección para prevenir la patología más frecuente en el mundo de la implantología oral que es la periimplantitis.

implantología-reversible

Una de sus principales líneas de investigación en el área de la odontología es la regeneración de tejidos a través de factores de crecimiento autólogo. ¿Cuáles han sido los principales logros obtenidos en este campo?
Estamos terminando ahora un ensayo clínico sobre dolor crónico de espalda que es algo que una patología tremendamente predecible y que provoca un gran número de bajas laborales. Hemos desarrollado una técnica y un protocolo que en unas condiciones determinadas está dando resultados verdaderamente extraordinarios. Espero que pronto podamos publicar estos datos. Se han conseguido buenos resultados en la artrosis, especialmente en la rodilla; donde hemos conseguido revertir la degeneración artrósica en determinadas condiciones.

Estamos aplicando la regeneración de tejidos a través de factores de crecimiento autólogo en odontología, oftalmología, ginecología, cirugía…

Hemos desarrollado, quizás, el mejor colirio que existe en estos momentos para el tratamiento del ojo seco. Hemos desarrollado una aplicación del plasma en forma de crema que además la podemos almacenar en la nevera. De tal manera que a un paciente con una sola extracción le podemos preparar su plasma para los próximos seis meses para el tratamiento de úlceras, de pie diabético, para regenerar piel… Lo estamos utilizando también en ginecología. Estamos intentando conseguir revertir algunas patologías que favorezcan la implantación de embriones para el tratamiento de fecundación in vitro. Y estamos también trabajando, y próximamente aparecerá algún trabajo que hemos realizado en cirugía, por ejemplo, en cirugía de páncreas. Estamos haciendo numerosos trabajos en diferentes áreas.

Con los factores de crecimiento tienen investigaciones abiertas en traumatología, dermatología, oftalmología, ginecología, cirugía… ¿En qué otras áreas puede resultar útil?
En el área de la cirugía, estamos abiertos a que cualquier cirujano que lea esta entrevista se ponga en contacto con nosotros para ayudarle en la aplicación de esta técnica en cualquier ámbito. La ingeniería tisular no ha hecho nada más que comenzar.

En el área de respiración, ¿en qué fase se encuentran sus trabajos?
Hemos desarrollado un equipo electrónico que nos permite saber cómo respira el paciente durante la noche. Si respira por la nariz, por la boca, si está bien oxigenado, si tiene pequeñas o grandes interrupciones de la respiración… Podemos de una manera ambulatoria conseguir tener una información muy fiable. Y a partir de ahí, hemos desarrollado tratamientos que están soportados con numerosos estudios clínicos para ver la eficacia.

Hemos desarrollado un equipo electrónico que nos permite saber cómo respira el paciente durante la noche

Parce como el primer español del Ranking of the World Scientists: World´s Top 2% Scientists, elaborado por la Universidad de Stanford, ¿qué supone ese reconocimiento?
Ya estábamos el año pasado. Este año estamos en la posición 58 a nivel mundial. Que empiece a haber algún investigador español que ocupe alguna de estas posiciones, por primera vez en nuestra historia, creo que es una buena noticia para nuestra profesión.

Noticias complementarias: