Inicio ASP La tecnología espacial en la vigilancia de lesiones cutáneas pigmentadas facilitará el...

La tecnología espacial en la vigilancia de lesiones cutáneas pigmentadas facilitará el diagnóstico precoz de melanomas

Tecnología-Espacial-Melanomas

..Redacción.
La multinacional tecnológica GMV y la Fundación de Investigación Biomédica del Hospital Universitario La Paz de Madrid (Fibhulp) han puesto en marcha el proyecto DALEM, colaborando en el desarrollo y aplicación de la transferencia de tecnología espacial a la vigilancia de lesiones cutáneas pigmentadas para mejorar el diagnóstico precoz de los melanomas.

Abrir nuevos mercados para estas tecnologías y aumentar el retorno de las inversiones en ellas es uno de los objetivos de la Agencia Espacial Europea. Para ello, recientemente ha abierto nuevas convocatorias destinadas a la transferencia de tecnologías espaciales a otros sectores. Una de ellas se ha materializado en el proyecto DALEM. Tal y como informa la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) y su Fundación Piel Sana, «el examen y cribado cutáneo de cada persona por parte de los dermatólogos son medidas estratégicas para detectar el melanoma en una fase temprana y realizar un tratamiento eficaz para mejorar la supervivencia de pacientes afectados por este cáncer de piel».

El proyecto DALEM es un ejemplo de transferencia tecnológica espacial a la dermatología y de colaboración público-privada

Numerosos estudios muestran que la mejor manera de facilitar el diagnóstico precoz del melanoma y reducir la morbi-mortalidad por esta causa es la autoexploración. A pesar de que los especialistas prescriben controles periódicos y recomiendan la autoexploración, ésta se complica si el número de lesiones aumenta. Además, la adherencia de los pacientes a la autoexploración aumentaría utilizando un dispositivo tan accesible, como es el propio teléfono móvil.

Actualmente, las cámaras de los teléfonos móviles tienen suficiente resolución y calidad como para registrar un mapa cutáneo a base de imágenes. De esta manera, se podrán identificar y rastrear lesiones pigmentadas. Esta aplicación permite que cualquier persona sin conocimientos clínicos ni dispositivos especiales, puedan localizar y registrar la evolución de sus lunares. Asimismo, obtendrán un historial de imágenes que el especialista podrá revisar en el momento de un chequeo médico. Por tanto, un cribado adecuado como medida de prevención en personas especialmente susceptibles de desarrollar un melanoma, ayudaría al diagnóstico precoz disminuyendo su morbi-mortalidad.

La autoexploración con el teléfono móvil posibilitará la detección de posibles melanomas en una fase temprana contribuyendo a reducir la morbi-mortalidad

Transferencia a la dermatología de la tecnología espacial de GMV
Los algoritmos de navegación espacial se basan ​​en la visión para el descenso y el aterrizaje preciso de los róveres espaciales. Es este sentido, se aplicarán a la vigilancia de lesiones cutáneas pigmentadas a través del móvil. En el contexto espacial, las denominadas estrategias de navegación son capaces de coincidir con puntos de interés como cráteres u otras características orográficas de una imagen previamente adquirida. Esto permite el seguimiento de la ubicación y la determinación de los parámetros de velocidad y alineación con el punto de aterrizaje deseado.

De esta forma, la transferencia de la tecnología de navegación a la dermatología implica fundamentalmente cuatro beneficios inmediatos: facilita el diagnóstico precoz del melanoma y reduce la mortalidad por esta causa, gracias al autoexamen realizado por el paciente con su móvil; cierra la brecha existente entre la labor del dermatólogo en consulta y lo que el paciente necesita para un seguimiento personalizado; permite al paciente rastrear los lunares sin necesidad de contar con conocimientos clínicos ni dispositivos específicos; y, por último, permite al paciente y al dermatólogo observar cuándo surgen nuevas lesiones pigmentadas y el ritmo de cambio de las mismas.

La aplicación permitirá registrar la evolución de los lunares cutáneos que el especialista podrá revisar en el momento de un chequeo médico

Por su parte, Carlos Illana, responsable de producto de Secure e-Solutions de GMV, ha señalado que el El Servicio de Radiología de Emergencia de La Paz de Madrid «tiene una gran experiencia en exploraciones guiadas basadas en imágenes, y ayudará a nuestro equipo de software e inteligencia artificial a lograr resultados clínicos relevantes. Esta nueva forma de interacción entre pacientes y dermatólogos mejorará el actual procedimiento de seguimiento, que solo se logra en consulta, y que a partir de ahora puede integrarse en la rutina diaria de los pacientes».

Asimismo, varios especialistas coinciden en que esta tecnología podría representar un avance «muy significativo» sobre sistemas existentes en la toma y seguimiento de imágenes de lesiones. «Es necesario una forma segura y automática de discriminar si hay cambios o no en la piel antes de la próxima cita de seguimiento. Además, el registro de imágenes en diferentes momentos y con un nivel aceptable de robustez, puede ser muy útil en el seguimiento necesario antes del diagnóstico de patologías como el melanoma», concluyen.

Noticias complementarias: