Inicio Agresiones En atención primaria y a mujeres, así son la mayoría de agresiones...

En atención primaria y a mujeres, así son la mayoría de agresiones a médicos, que crecieron un 39% en 2021

Observatorio de Agresiones a médicos del Cgcom presenta los datos de 2021

..Gema Maldonado.
En todo el año pasado los colegios de médicos de España comunicaron 612 agresiones a facultativos, son 171 más que en 2020, lo que se traduce en un aumento del 39%, situándose en niveles previos a la pandemia. Las agresiones tienen un escenario principal y un tipo de víctimas: el 51% se producen en atención primaria, a lo que se suma el 7,9% que ocurren en las urgencias de este nivel asistencial, y el 62% de los médicos agredidos son mujeres.

Los colegios de médicos de España comunicaron 612 agresiones a médicos en 2021, son 171 más que en 2020

Es cierto que las médicas son más que los médicos, representan el 52% de los facultativos colegiados en España, pero la proporción de agresiones que reciben es significativamente más elevada. En 2021 se agredieron 141 mujeres más que en 2021, es un 68% más. Según el Cgcom las cifras de este año consolidan la tendencia de los últimos años en los que las mujeres sufren la mayor parte de las agresiones.

El fuerte aumento de agresiones a médicos en 2021 se explica por la caída que se registró en 2020, «con el Estado de Alarma estábamos en casa y solo se atendían urgencias y patología Covid», argumentó el Dr. José María Rodríguez, secretario general del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom), durante la presentación del informe de agresiones correspondiente a 2021 elaborado por el Observatorio de Agresiones a Médicos de la organización colegial.

El 62% de los médicos agredidos son mujeres. El 51% de las agresiones se producen en atención primaria, a lo que se suma el 7,9% que ocurren en las urgencias de este nivel asistencial

Además de en el ámbito de la atención primaria, las agresiones en hospitales alcanzan el 22%, cinco puntos más que en 2020 y en urgencias hospitalarias llegan al 7,7%. El 1,7% restante se da en atención hospitalaria «in itinere». «La atención primaria es la puerta de entrada del sistema; si el paciente ya va molesto con el tiempo de atención, es lógico que se produzcan más en el primer escenario que en el segundo«, explicó el Dr. Rodríguez. «La gestión de las bajas laborales también se hace en este nivel asistencial», apuntó el Dr. Tomás Cobo, presidente del Cgcom.

Entre las causas de la agresión, el tiempo de espera en ser atendido no es la principal. Esta se sitúa en el 12%. La discrepancia con la atención médica recibida está en el origen del 35% de las agresiones, mientras que las discrepancias personales representan el 14% y no recetar lo que ha propuesto el paciente o no hacer informes acordes a lo que exige el paciente genera el 10% de las agresiones. El Covid-19 también se ha convertido en causas del uso de la violencia en el 5% de los casos.

La discrepancia con la atención médica recibida está en el origen del 35% de las agresiones a médicos en 2021

Las amenazas representan el 48% de las agresiones, seguida de los insultos con el 19% y las lesiones en el 13% del total de las situaciones de violencia que han comunicado los sanitarios. De nuevo las mujeres salen perdiendo, porque los tres tipos de agresiones se cometen más contra ellas. Del total de las lesiones, el 67% son psíquicas con cuadros de ansiedad, depresión o estrés postraumáticos y el 33% son físicas. Sin embargo, cuando ocurre una agresión, del tipo que sea, solo el 13% se va de baja laboral. «El 87% de los médicos vuelve al trabajo después de ser agredido, ahí sí se demuestra la heroicidad», afirmó el Dr. Gaspar Garrote, miembro del Observatorio de Agresiones.

datos de agresiones a médicos por comunidades autónomas en 2021

A lo largo de 2021 los pacientes con consulta programa son los principales agresores con el 48% de los casos, seguidos de los pacientes no programados, que suponen el 27% y los acompañantes en el 22% de las ocasiones. Estos dos últimos grupos han amentado con respecto al año anterior. De nuevo, la razón tiene que ver con la pandemia. «En 2020 el paciente no programado no podía acudir a los centros y no se permitían acompañantes», apuntó el secretario general del Cgcom.

Dr. Gaspar: «Hay un número de médicos y médicas que no denuncian por miedo. Sobre todo en sitos rurales, en los que temen represalias»

Cataluña es la comunidad autónoma donde más agresiones se comunicaron, arrojando una tasa de 5,3 agresiones por cada 1.000 médicos colegiados, segunda de Cantabria con 4,1 y de Extremadura, con 3,6. Cataluña es la comunidad que presenta «un sistema de comunicación de agresiones más efectivo», según los ponentes. Y estas son las agresiones que comunican 52 colegios de médicos en España, pero «¿cuántas son las invisibles?», se preguntó el Dr. Rodríguez. «Hay un número de médicos y médicas que no denuncian por miedo. Sobre todo en sitos rurales, en los que temen represalias», apostilló el Dr. Gaspar.

Desde 2010, cuando recién creado el Observatorio de Agresiones empezaron a contabilizarse, son 5.649 las agresiones comunicadas. Con los años, los profesionales van recibiendo más apoyo en sus centros de trabajo. Solo en 2021, el 61% de los médicos agredidos tuvieron este apoyo, cuatro puntos más que en 2020.

El Observatorio de Agresiones a médicos del Cgcom pide que se refuercen la seguridad en los centros sanitarios y la unificación de criterios jurídicos cuando se juzgan estas agresiones

En estos años, los trabajos del Observatorio han conseguido apoyos internacionales, como la declaración del Día Europeo contra las Agresiones a médicos y profesionales sanitarios que se conmemora cada 12 de marzo. También han conseguido modificar el artículo 550 del Código Penal de forma que las amenazas e insultos a sanitarios sean consideradas agresiones y la creación, entre otras cosas, de la figura del interlocutor con la Policía, a partir de la Instrucción 3/2017 sobre medidas policiales a adoptar frente a agresiones a profesionales de la salud.

Pero Cgcom señala que queda un camino por recorrer «hasta que disminuyamos o erradiquemos esta lacra». Por eso, siguen solicitando reforzar las medidas preventivas con más seguridad en los centros sanitarios. «Suelen ser los centros sanitarios de la ciudad los que cuentan con cuerpos de vigilancia. Pero en el medio rural no tenemos esas posibilidades», explicó el Dr. Rodríguez.

La unificación de criterios jurídicos cuando estas agresiones son juzgadas, que los procedimientos sean rápidos, expeditivos y ejemplarizante, están entre las demandas del Observatorio. Además han pedido más campañas de concienciación y sensibilización en la sociedad y conseguir la consideración jurídica para el delito de agresiones en los ámbitos de la sanidad privada y concertada. Por último, reivindican la creación de un plan nacional contra agresiones a sanitarios en el que participen los ministerios de Sanidad, Justicia e Interior, así como la Fiscalía General del Estado, los cuerpos y fuerzas de seguridad, las comunidades autónomas, colegios profesionales y asociaciones de pacientes.

Noticias complementarias