Inicio ASP Acabar con las fake news en salud, el gran reto para que...

Acabar con las fake news en salud, el gran reto para que el paciente pueda confiar en internet

fake-news

..Redacción.
Internet ha abierto la posibilidad a que los pacientes tengan acceso a la información sanitaria de una manera rápida y sencilla. Algo que es muy positivo, ya que se ha democratizado el acceso a este tipo de información. Sin embargo, también es muy peligroso porque si no sabemos discernir entre las fake news y la información veraz, podríamos tener consecuencias muy graves para nuestra salud.

El diagnóstico de una enfermedad puede generar certidumbre, miedo y ansiedad, lo que puede llevar a las personas a aceptar cualquier contenido que les resulte conveniente o que pueda apelar a sus emociones. Según señala Pedro Soriano, enfermo experto en el paciente digital y conocido en redes como Enfermero en Red«las fake news pueden dañar nuestra mente y nuestra salud. Además, pueden impulsarnos a tomar decisiones equivocadas, provocando consecuencias graves en la vida de muchas personas como puede ser la recomendación de medicamentos no autorizados, la negación de recomendaciones basadas en evidencia científica o, incluso el cese de tratamientos. Asimismo, las fake news tienen la particularidad de apelar al lado más emocional de las personas. Tampoco podemos olvidar que el afrontamiento de una nueva condición de salud puede llegar a ser un proceso doloroso, tanto físico como emocionalmente». 

 Pedro Soriano: «El diagnóstico de una enfermedad puede llevar a aceptar cualquier contenido que les resulte conveniente o que pueda apelar a sus emociones»

Las fake news no tienen solo un impacto individual, también alejan a las personas del diálogo. Esto se debe a que » las personas se ven como enemigos cuando opinan entre ellas impidiendo empatizar y conectar con la otra persona. Podemos decir que este tipo de noticias generan un daño en las dinámicas sociales polarizado, no solo opiniones, sino perjudicando a la construcción de una verdadera comunidad capaz de tener pensamiento crítico y reflexivo», ha apuntado Soriano.

El acceso a internet es positivo si queremos una sociedad más participativa e implicada en la toma de decisiones sobre nuestra propia salud. Sin embargo, esto requiere asumir una responsabilidad y un uso consciente, seguro y crítico de cualquier información que veamos en RRSS.

Así, existen siete criterios para saber si una fuente de información digital en salud es fiable. En primer lugar, la veracidad. Según Soriano, «la cura definitiva y las recetas milagrosas no existen. Si te encuentras información con este tipo de titulares debes ponerla en cuarentena debido a que si existiera una cura definitiva para una enfermedad, ésta ya no existiría». 

En segundo criterio es la trasparencia. En este sentido, es recomendable evitar empresas con intereses comerciales. La publicidad debería estar señalizada dentro de la web con espacios propios para evitar confundir al lentor. Asimismo, la actualidad también cobra vital importancia. «Los conocimientos científicos avanzan y la información en internet caduca. Es importante que cuando leamos contenido de salud en internet revisemos la fecha de publicación. 

Las fake news pueden dañar nuestra mente y nuestra salud. Además, pueden impulsarnos a tomar decisiones equivocadas

El cuarto criterio es la identificación. Así, una información sanitaria nunca debe ser anónima. El autor deber estar identificado firmando el contenido que se publica. Por otra parte, está la accesibilidad. Los autores deben facilitar una vía de contacto para que podamos consultar dudas o pedir más información. Asimismo, debemos buscar siempre en sitios web avalado por sociedades científicas o incluso, el propio Ministerio de Sanidad. este tipo de avales generan confianza en el lector. Finalmente, Soriano ha destacado la necesidad de contrastar la información. «Pese a cualquiera de las anteriores recomendaciones, siempre debes contrastar la información con tu profesional de la salud. Los profesionales son tu sello de confianza», ha concluido Soriano.

Noticias complementarias